¿Cómo se cuida la planta ave del paraíso en interior?

La planta ave del paraíso puede estar en interior

La planta ave del paraíso es una muy querida por todos aquellos a los que les gustan las flores, y sobre todo si estas son exóticas. Por este motivo, no nos ha de resultar extraño que haya quien se pregunte si es posible mantenerla dentro de una vivienda, ya que así la podríamos ver todos los días y, por lo tanto, disfrutar de su belleza en cuanto nos levantásemos todas las mañanas.

Entonces, ¿cómo se cuida la planta ave del paraíso en interior? ¿Hay algo que debamos tener en cuenta para que no surjan complicaciones? De todo esto hablaremos ahora.

Escoge la maceta adecuada

Las macetas han de tener agujeros para el acebo

Una de las cosas que tenemos que hacer cuando compramos una Strelitzia reginae -así es como los botánicos la llaman- es ver si la maceta en la que está se le ha quedado pequeña. Esto se puede hacer de dos maneras: una es viendo a ver si las raíces se salen de los agujeros de la misma; y la otra es cogiendo la planta por la base con una mano, y con la otra la maceta, y ahora simplemente has de tirar de la planta hacia afuera como si quisieras sacarla del recipiente. En el caso de que el cepellón se mantenga intacto, es decir, sin deshacerse, entonces es que sí tendrás que cambiarla de maceta.

Esta última forma se puede hacer cuando tenemos una planta a la que no le salen las raíces pero sospechamos que un trasplante no le vendría mal. A mí personalmente me gusta más, pienso que es la manera más segura de saber cierto si una planta, sea cual sea, necesita más espacio o no.

planta ave del paraíso en maceta
Artículo relacionado:
Cuidados de la planta ave del paraíso en maceta

Una vez que sabemos que sí, que tenemos que plantarla en una maceta de mayor tamaño, lo que haremos será elegir una que mida unos siete centímetros más de ancho y de alto que la que tiene, y miraremos que tenga agujeros en su base. La rellenaremos con sustrato universal, y plantaremos el ave del paraíso en el centro del recipiente, procurando que la superficie del cepellón se quede un poco por debajo del borde de la maceta. Y luego regaremos.

Ponla en una habitación con luz

Esto es muy importante. Cuando ya tenemos nuestra Strelitzia reginae lista, la tendremos que colocar en una habitación en la que haya mucha, mucha luz, ya que de lo contrario no va a florecer. Además de eso, es necesario que se ponga en un lugar donde no haya aire acondicionado, ventiladores, ni similares, porque las corrientes de aire generadas por esos aparatos resecan el ambiente y a las plantas.

Y hablando de humedad, no dudes en comprarte una estación meteorológica doméstica para saber qué porcentaje de humedad hay donde tienes tu ave del paraíso, pues si se mantiene baja (inferior al 50%) siempre, tendrás que pulverizar sus hojas. Ojo, insisto: solo si es baja. No vayas a rociarla con agua si vives como yo en una casa donde la humedad del aire es muy alta, o si no se pudrirán.

Riego de la ave del paraíso en interior

¿Cuándo hay que regar a la planta ave del paraíso si se tiene dentro de casa? Se ha de hacer con una menor frecuencia que si la tuviéramos fuera, pues la tierra tarda más en secarse. A ello hay que sumarle que como soporta mucho mejor la sequía que el exceso de agua en sus raíces, siempre será preferible regar cuando la tierra está seca y no cuando aún está húmeda. Para que no haya problemas, en caso de duda lo que haremos será comprobar la humedad con un palito, como se indica en este vídeo:

Ahora, para regarla correctamente, echaremos el agua a la tierra hasta que salga por el plato que le habremos puesto debajo de la maceta. Y luego, escurriremos este.

Abona a tu ave del paraíso

Es muy aconsejable abonarla desde mediados de primavera hasta finales del verano (incluso se podría hacer en otoño si el frío tarda en llegar y las temperaturas se mantienen por encima de los 15ºC). Para ello, le aplicaremos fertilizantes líquidos universales como este, o bien clavos como estos los cuales simplemente se han de introducir en la maceta.

Así conseguiremos que no solo crezca bien, sino que además florezca algún día, que al final es por lo que se abona. Pero eso sí, hay que seguir las instrucciones de uso que están en el mismo envase, de lo contrario las raíces se podrían quemar debido al exceso de producto.

Quítale las hojas secas

Cuando veas que alguna hoja se le ha secado, podrás cortarla con unas tijeras de yunque (en venta aquí) que habrás limpiado previamente con jabón lavavajillas y agua.

Haz un corte limpio, así la planta podrá recuperarse lo antes posible. No debes de cortarle ninguna hoja que esté verde, pues todas le son de utilidad para crecer.

¿Dónde comprar?

Si aún no tienes tu ave del paraíso, no te preocupes. Puedes conseguirla aquí:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.