Todo lo que hay que saber sobre el Bambú

El bambú conocido también por su nombre científico Bambusoideae, es una planta de larga duración que tiene su origen en China, perteneciente a la familia de las gramíneas y puede llegar a medir aproximadamente unos 25 metros, siempre y cuando se encuentre en las mejores condiciones.

En lugares con suficiente humedad, esta planta tiene preferencia por la luz del sol directa y a su vez tiene la capacidad de aguantar muy bien la sombra.

Características del Bambú

La raíz del bambú toma la forma de un rizoma y del cual surgen los tallos, tallos que se encuentran constituidos por unos nudos y entrenudos que son bastante marcados.

Su etapa de floración sucede después de un tiempo bastante largo y su florecimiento consume una gran cantidad de recursos, lo que por lo general provoca que la planta no se pueda recuperar completamente, llegando incluso hasta morir.

El bambú también puede ser una planta pequeña que puede medir incluso menos de un metro de altura y los tallos pueden tener hasta medio centímetro de diámetro. De igual manera los podemos encontrar gigantes con una medida de 25 metros de altura y unos 30 cm de diámetro aproximadamente, sin embargo son algo inusuales, siendo lo más común es que lleguen a medir entre uno y diez metros de alto.

Principales especies del bambú

En el mundo podemos encontrar una gran variedad de bambú, sin embargo todos estos forman parte de uno de las dos especies principales de bambú, que es bastante conveniente conocer si queremos controlar su expansión, sobre todo si lo cultivamos en el jardín.

El bambú estolonífero

Este es un bambú que se desarrolla mediante unos rizomas que son finos y alargados que se encuentran unidos por cañas o también llamados estolones subterráneos.

Este tipo de bambú tiene la capacidad de formar una estructura de mucha fuerza que se puede expandir hasta unos 50 cm de profundidad y a muchos metros de distancia bajo el suelo, provocando que nazcan brotes en otras áreas del jardín o incluso en el jardín vecino.

Si queremos controlar la expansión del bambú estolonífero y evitar inconvenientes con esta clase de especie, tenemos que plantarlos rodeados de un bloqueador de rizomas que pueda impedir que los estolones se extiendan. El bloqueador de rizomas lo tenemos que colocar rodeando la zona o el conjunto de bambú y no por separado.

El bambú de crecimiento cespitoso

Este tipo de bambú no tiene la capacidad de formar estolones, por el contrario, su desarrollo se basa en rizomas que son cortos y gruesos formando una gran cantidad de yemas que se distribuyen como ramas bajo el suelo. Por lo tanto no necesitamos colocar bloqueadores de rizomas subterráneos.

El bambú cespitoso produce una gran cantidad de cañas que son finas y se encuentran bastante juntas. Llegan a medir entre uno a tres metros  de alto y por lo general prefieren un clima tropical, sin embargo son ideales para cultivarlos en el invierno.

Cuidados del bambú

El suelo tiene que ser bastante suelto y tener la capacidad de retener bastante bien el agua, que esté preparado y a la vez rico, con un excelente drenaje y al mismo tiempo que tenga mucha materia orgánica, aparte, tenemos que regar con mucha frecuencia y con abundante agua.

La etapa de floración del bambú ocurre después de 80 años, después de esto la planta muere.

El abono es algo que no tenemos que olvidar ya que es de gran ayuda para que nuevos brotes puedan nacer y a su vez para la expansión de la planta, así que el abono ideal para el bambú es el de materia orgánica ya que por ser un rizoma, la gran cantidad de nutrientes que tiene un abono químico puede causar daños de gravedad en la planta.

Por otro lado, las plagas que atacan con mayor frecuencia a esta planta son el pulgón, la roya, la araña roja y el oídio.

Multiplicación del bambú

La multiplicación del bambú la podemos realizar de dos maneras diferentes, las cuales son las sientes:

Por divisiones de agrupación:

Se trata de tener que separar los propágulos de los macollos, ya que dichos propágulos son o tienen que ser en cada uno se los aspectos, plantas completas.

A partir de cortes de las cañas

Por parte de las fracciones vegetativas a partir de cortes de cañas que son completas hasta el corte de ramas maduras, con arreglos de yemas que son más grandes o más pequeños que provienen de las partes aéreas de la planta.

La multiplicación la tenemos que realizar antes de que comience la etapa anual de crecimiento activo de las yemas en el eje que se encuentra involucrado, esto sucede en los meses de marzo y abril. El tamaño del propágulo tiene que mantener el sistema radicular del propágulo o vareta madura con un mínimo de tres yemas activas.

Las varetas tienen que tener menos de tres años de edad, pero si  son propágulos de divisiones de grupos, la edad que puede tener el rizoma no es de gran importancia.

Para la multiplicación de este tenemos que cortar las varetas de bambú, las matas o los macollos, para después sumergir las varetas en una solución acuosa de Radix 10.000 a razón de 1 kg por 200 litros de agua.

Mezclamos el sustrato en proporciones de 40:40:20; con tierra negra, tierra de hoja y también humus de lombriz respectivamente, llenamos el envase, colocamos las plantas divididas o las varetas, acomodamos los envases en platabandas y por último, lo más recomendable es que utilicemos riegos programados.

¿Cómo evitar que el bambú invada el jardín?

El bambú es una planta maravillosa que podemos cultivar bien sea en una maceta o en el suelo de nuestro jardín. Su crecimiento es bastante acelerado y puede llegar a medir varios metros  de alto en un corto tiempo. Es una planta bastante resistente y no necesita de muchos cuidados.

El bambú aparte de ser flexible es bastante duro, la caña de esta planta tiene una gran cantidad de usos, que pueden sustituir o hasta incluso mejorar los clásicos de la madera. Toda esta fuerza y flexibilidad proviene de sus raíces, ya que dichas raíces son tan fuertes que pueden pasar a través de los ladrillos y también por el material de la mampostería, sin embargo en la actualidad existe un material que puede ser más veloz, sencillo de colocar y es de bajo coste.

Con esto nos referimos a las barreras anti raíz que se encuentran fabricadas con plástico de polipropileno de un grosos de un milímetro, barreras que son bastante rígidas y utilizarlas es algo bastante simple, ya que a la hora de preparar el agujero donde queremos sembrar nuestro bambú tenemos que cubrir toda la zona que no queremos que la planta llegue a superar con esta lámina de plástico resistente.

Es importante recordad que debemos instalar la barrera correctamente, de igual manera debemos tener en cuenta que las raíces del bambú tienen la capacidad de poder expandirse hasta llegar al ras del suelo.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Lurdes sarmiento

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.