Cómo comprar un banco de madera de calidad

banco madera

Si tienes una terraza o un jardín, uno de los elementos más atractivos que puedes colocar en ella es, sin duda, un banco de madera.

Pero, a la hora de comprarlo, es muy importante conocer cuáles son las mejores opciones y en qué te debes fijar para hacerlo. Nosotros hemos elaborado una guía de compra. ¿Quieres saber cuáles son los factores que importan a la hora de comprar?

Top 1. El mejor banco de madera

Pros

  • Hecho de madera de acacia.
  • Tiene para meter cosas debajo del asiento (zapatos u otras cosas).
  • Se puede usar en exterior.

Contras

  • No es muy estable. Cruje.
  • Hay que montarlo y a veces da problemas.

Selección de bancos de madera

Encuentra otros bancos de madera que pueden servirte para lo que tú quieres.

Inter Link Banco de Madera Maciza de Pino Blanco Sepia marrón Lacado

Se trata de un banco de madera de pino de estilo rústico. Combina el blanco con el marrón y su tamaño es de 110 x 45 x 37 cm.

RELAX4LIFE Banco de maletero 3 en 1 transformable de madera con caja de almacenamiento

Es un banco hecho de madera lacada en blanca pequeño, de unos 60 x 57 x 44 cm. Se puede convertir en mesa y silla y en un banco plegado. Es ideal para los más pequeños de la casa.

Relaxdays Banco, Natural Bambú

Este banco de madera de 33 x 120 x 47 centímetros está hecho de bambú natural y tiene espacio para 3-4 personas. Es de montaje rápido y puedes ponerlo en interior o en exterior.

greemotion Banco de Jardín Borkum

Con unas medidas de 109 x 86 x 58 cm, este banco de madera es clásico y elegante. Dispone de respaldo y reposabrazos y la madera es de acacia. Necesita de un mantenimiento regular para que esta no se deteriore.

Dehner – Banco de jardín

En color blanco, este banco tiene un tamaño de 120 x 89 x 61 centímetros. La altura del asiento es de 44cm mientras que la del respaldo es de 45 centímetros. Está hecho en madera de acacia.

Guía de compra de un banco de madera

Los bancos de madera pueden tener múltiples usos. No solo te servirán para sentarte; también pueden ser decorativos o incluso servirte para almacenar cosas. Por eso, saber elegir uno de forma adecuada es tan importante. Más aún, hablamos de un elemento que, si lo dejas a la intemperie, necesita de un mantenimiento y cuidado. Pero, ¿cómo saber cuál escoger cuando vas de compra?

Color

Empecemos por el color. En general no es que haya mucho donde elegir (si te ciñes directamente a la madera). Sí habrá tonalidades diferentes de la madera y ahí es donde sí debes fijarte.

Y es que, si tu decoración es clara y pones un banco de madera oscura, va a desentonar. O no, todo depende del resultado de todo el estilo. Sin embargo, lo normal es que si lo pones casi negro sí que parezca que no forma parte de esa decoración.

Tipo

Por tipos nos estamos refiriendo a que en el mercado te vas a encontrar muchos diferentes. Por ejemplo, los hay de madera que tienen, bajo el asiento, un compartimento para poder guardar mantas, cojines y lo que te ocurra, de tal manera que hace función de asiento y, al mismo tiempo, de almacenamiento.

Luego, tenemos los bancos más elegantes que normalmente se colocan en los jardines, entradas, etc. y que llaman la atención porque en la zona de la espalda tienen diseños intrincados y llamativos.

Otra opción son los bancos común y corrientes, como sillas en las que puedes sentarte sin más, y no tiene ni respaldo ni tampoco para los brazos.

Dependiendo de lo que busques, puedes elegir un tipo u otro.

Tamaño

¿Cuántas personas van a usar el banco de madera? ¿Cuánto espacio tienes? Estas dos preguntas son clave a la hora de elegir uno en la tienda. Dependiendo del espacio que tengas en la zona donde vayas a comprarlo podrás escoger entre uno u otro. Pero además, si quieres que sea para dos o más personas, eso ya empieza a limitarte en cuanto a lo que puedes encontrar en el mercado, ya sea para más número (en este caso los mejores son los que van sin respaldo y son solo un trozo de madera de asiento con sus patas) o menos.

Precio

Y llegamos al precio. Porque este podemos decir que es el factor más determinante y por el que puedes guiarte a la hora de adquirir uno. En general, el precio varía dependiendo del tipo de madera que se haya usado, el diseño o tipo de banco y si tiene características principales.

Por precios, lo cierto es que te hablamos de una horquilla muy amplia. Unos pequeños pueden costarte entre 50 y 200 euros. Pero cuando son de alta calidad, incluso hechos de manera personalizada, podrían costar en torno a 1000-3000 euros fácilmente. Obviamente en el mercado no se encuentran a esos precios; estos son más artesanales o bien limitados y por eso alcanzan esas cifras.

¿Dónde comprar?

comprar banco madera

Ya conoces puntos clave en los que debes centrarte a la hora de comprar un banco de madera. Pero el siguiente paso es el de encontrar las tiendas más adecuadas para hacerlo.

Hemos querido echar un vistazo a las posibilidades que te dan las tiendas más buscadas en Internet y esto es lo que nos hemos encontrado.

Amazon

Tiene variedad, sí, pero lo cierto es que no hay tanto como con otros productos. También hay que tener en cuenta que a veces el precio es alto y que en la mayoría de ocasiones vas a tener que montarlo tú. No tienen servicio de montaje incluido.

Ikea

En Ikea tienen una sección específica para los bancos de madera, dentro de las sillas. En ella puedes decidir qué tipo de banco quieres, si con almacenaje, para jardín, de comedor, dormitorio…

Si bajas un poco más, verás que te aparecen todos y puedes filtrar por tipo de material. Escogiendo solo los de madera tendrás casi 50 productos donde elegir, a precios asequibles en la mayoría de los casos.

Leroy Merlin

En Leroy Merlin al buscar directamente banco de madera nos lleva sobre todo a los de trabajo, pudiendo limitar la búsqueda solo a los de jardín. Aquí sí vas a ver mucha variedad, y diseños para todos los gustos. En cuanto a los precios, no son caros y algunos están incluso en oferta.

Profesionales de la madera

Más concretamente, los carpinteros. Ahora ya no hay tantos (es un trabajo que se está perdiendo) pero lo cierto es que tienen múltiples ventajas porque hacen diseños únicos. No habrá dos iguales, y eso, junto con la diferenciación, es un plus. Tener algo original y creado personalmente para tu jardín o el lugar donde quieras ponerlo es algo que habría que apreciar.

Sí, es más caro que comprar uno «en serie», pero el efecto «wow» es mucho mayor.

¿Ya te has decidido sobre qué banco de madera vas a comprarte?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.