Begonia rex

Hay plantas que destacan por su belleza y su capacidad para aumentar la decoración en cualquier sitio. Ya sea por su exótica forma o su colorido brillante y fuerte, son plantas que destacan nada más echarle el ojo. Ese es el caso de la Begonia rex. Es apodada como la planta de mil colores y se trata de una especie con una forma muy peculiar y con un color demasiado atractivo. Su nombre común es begonia de hoja pintada pero, en este caso, es más conocida por su nombre científico Begonia rex.

Acompáñanos a lo largo de este artículo porque podrás conocer todo sobre sus características y cuidados.

Características principales

Esta planta es caracterizada por sus enormes hojas pintadas en diversas tonalidades. Este es el motivo por el que se llama la planta de los mil colores. Las hojas tienen infinidad de formas. Nos las podemos encontrar con forma de caracola o de gota, con bordes dentados u ondulados y con un tono de color muy variado. Al tener una gran variedad tanto en los colores como en la forma, es una planta ideal para colocar en jardines, porches e incluso en interiores y darle un aumento increíble a la decoración.

En cuanto al color, la podemos encontrar entre colores que van desde el blanco, verde, rosados burdeos, plateados o púrpuras. Es toda una gama de colores que se puede elegir dependiendo el gusto de cada uno. Esta característica ofrece gran versatilidad porque se puede adaptar a más gustos.

Algunas veces podemos encontrarnos a las hojas con unas pequeñas flores tanto de color blanca como rosa. Aunque estas flores no son nada impresionantes si las comparamos con el tamaño y color de las hojas tan vistosas.

Con tanta variedad de colores y tipos que hay, es imposible que no encuentres una que te guste para tu jardín. Las hojas tienen tamaños que pueden variar, pero pueden crecer como máximo unos 22 cm de largo y 13 cm de ancho. Ahora sí, teniendo ese tamaño de hoja, la planta tiene que ser suficientemente grande como para albergarlas. El tamaño total suele ser de unos 45 cm de largo y anchos.

El tamaño es perfecto para lograr mayores combinaciones con otras plantas que sean anuales, tropicales y perennes. Por lo general, cuando se emplea la Begonia rex en una combinación se emplea como el centro para que llame más atención del resto.

Cuidados de la Begonia rex

Tanta belleza y versatilidad a la hora de decorar iba a necesitar de cuidados más complejos. Esta planta necesita diferentes cuidados en cada época del año en el que nos encontremos o si la vamos a colocar en interiores o exteriores.

Si las cultivamos en interiores, debemos tener en cuenta que la iluminación sea óptima al igual que si estuviera en los exteriores. Debe estar colocada en lugares iluminados pero a la sombra y con un ambiente fresco. Si por el contrario las colocamos fuera, necesitaremos protegerlas de los rayos directos del sol. Si estamos en una zona con un clima más frío, es capaz de adaptarse a los rayos de sol y generar un color rojo más intenso.

Suelo y luz

Necesita un suelo bastante nutritivo, que esté suelto y en el que no se acumule el agua, llegando a encharcarse. Necesita que tenga un buen drenaje cuando reguemos. Una buena idea es agregar un poco de perlita o arena a la turba para mejorar el drenaje y la aireación del suelo. Lo mejor es utilizar turbas que tengan un pH más ácido que varíe entre 4,5 y 5. Recordemos que para que la Begonia rex tenga estos colores tan brillantes necesitará de una tierra muy nutritiva.

En cuanto a la luz, si la vamos a ubicar en casa, lo mejor es colocarlas en una ventana que esté orientada al norte. De este modo, tendrá luz suficiente para desarrollarse pero no le dará nunca el sol directo sobre sus hojas, evitando que se quemen y se produzcan daños. Debemos tener en cuenta que si el sol directo incide sobre sus hojas, estaremos provocando que las mismas se sequen desde un principio. Dependiendo del tiempo que incide el sol sobre ellas, el daño a los tejidos será mayor o menor.

Riego y temperatura

La begonia de hoja pintada necesita de una gran cantidad de agua, por lo que necesitamos mantener húmedo el sustrato en todo momento. Si el suelo se seca, lo sabremos pronto porque las hojas perderán toda su textura y serán hojas caídas y flojas. En el caso en el que esto nos ocurra, aún podemos salvarla. Tan solo necesitamos sumergirla en agua a temperatura ambiente hasta que se recupere la textura habitual.

Las temperaturas óptimas para que se desarrolle bien no son muy altas. Alrededor de 20 grados en cuando experimenta mejores tasas de crecimiento. En verano, es mejor ponerlas en la terraza o balcón para que esté más aireada, pero siempre la pondremos donde le dé sombra. Si el sol puede acabar con ellas en invierno, imaginaos en verano.

Si durante el día y la noche el contraste de temperaturas es mayor, tendremos ventajas en su crecimiento. Por ello, es interesante colocarlas en patios donde no de mucho el sol para que las hojas crezcan con más color y textura.

En invierno debemos protegerla para evitar que sufra demasiado o acabe marchita. La temperatura no debe ser inferior a los 13 grados, de lo contrario morirá. En estos casos, dejaremos que el suelo no esté tan húmedo.

Poda y multiplicación

La Begonia rex no necesita de poda, por lo que no necesitamos preocuparnos. Tan solo requiere de ir eliminando las flores que están dañadas o marchitas para que la planta crezca fresca en su totalidad.

Se puede multiplicar fácilmente tanto por división de su rizoma como por esquejes de hojas y tallos.

Como pueden ver, es una planta con cuidados más delicados pero es que su colorido enriquecedor es demasiado bueno como para que fuera sencilla de cuidar. Os aseguro que podréis encontrar el color que más os guste para aumentar la ornamentación en tu jardín.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar