Begonias arbustivas

Las begonias arbustivas pueden plantarse en el maceta

Imagen – Wikimedia/James St. John

Las begonias que estamos acostumbrados a ver son casi siempre herbáceas que no crecen mucho, pero ¿sabías que existen especies arbustivas? Estas no se cultivan tanto y por consiguiente son más difíciles de encontrar en los viveros salvo que se especialicen en plantas exóticas.

Pero si tienes curiosidad por conocer sus nombres y cómo se cuidan, en Jardinería On vamos a contarte todo para que puedas disfrutarlas al máximo. Apunta.

¿Cómo son las begonias arbustivas?

Las flores de las begonias son pequeñas

Imagen – Wikimedia/The Titou

Las begonias que se conocen como arbustivas son aquellas que tienen tallos de caña y un sistema radicular fibroso; además, pueden medir de 1 a 2 metros, a diferencia de otras begonias que son herbáceas que rara vez superan los 30 centímetros de altura.

Sus hojas son grandes, de aproximadamente 20 centímetros de largo, y de color verde o con algunos puntos o manchas blanquecinas. Y las flores se agrupan en inflorescencias que brotan en la parte superior de algunos tallos, durante la primavera y el verano.

¿Cuáles son los cuidados que necesitan?

Las begonias arbustivas son plantas que requieren de una serie de cuidados para estar bien. Por eso, te aconsejamos que tengas en cuenta lo que vamos a contarte a continuación:

Ubicación

Necesitan luz (natural), aunque no les debe dar el sol directo durante las horas centrales del día ya que no son plantas que lo toleren bien. Por ello, lo más recomendable es ponerlas en semisombra si se tienen en el exterior, o en una habitación en la que haya mucha claridad en caso de tenerlas en interior.

Asimismo, si van a estar en casa, es muy importante que se alejen de las corrientes de aire, ya que de lo contrario las hojas se secarían, empezando por las puntas.

Tierra o sustrato

Estas plantas necesitan una tierra de calidad, ligera y que facilite el drenaje del agua. Por ello, si van a estar en el suelo, hay que evitar plantarlas en tierras que se encharcan con facilidad, pues de lo contrario las raíces se pudrirían.

Si van a estar en macetas, hay que plantarlas en unas que tengan orificios en su base, con sustratos de calidad como el universal de Flower o el de BioBizz.

Riego y abonado

Las hojas de la Begonia coccinea son alargadas

Imagen – Wikimedia/Yercaud-elango

Como no resisten el exceso de agua pero tampoco la sequía, aconsejamos regarlas unas dos o tres veces a la semana mientras dure el buen tiempo y las temperaturas se mantengan por encima de los 20ºC. Pero en otoño y en invierno regaremos menos, ya que requieren menos agua.

En cuanto al abonado, se deben abonar en primavera y en verano, usando un fertilizante líquido para plantas con flor como el que puedes comprar aquí. En caso de querer abonarlas con productos naturales, aconsejamos usar el guano, también líquido. Eso sí, independientemente de lo que vayas a usar, has de seguir las instrucciones de uso.

Trasplante

Las begonias arbustivas se han de plantar en macetas más grandes cada 3 o 4 años, a lo largo de la primavera. También en esa estación se deben plantar en el suelo siempre que el clima sea cálido durante todo el año y no se registren heladas en ningún momento. Y es que estas plantas son muy, muy sensibles al frío.

Rusticidad

La temperatura más baja que soportan es la de 10ºC. Algunas otras begonias no arbustivas, como la B. semperflorens, aguanta un poco más, hasta los 5ºC, pero así y todo no es bueno tenerlas en la intemperie si hace frío.

Tipos de begonias arbustivas

El género de las begonias comprende unas 1500 especies, además de unas diez mil variedades e híbridos. La gran mayoría de ellas son plantas herbáceas de poca altura, pero hay algunas que crecen algo más, como por ejemplo las siguientes:

Begonia aconitifolia

La begonia aconitifolia es grande

La Begonia aconitifolia es una planta perenne de crecimiento rápido que alcanza una altura de entre 1 y 1,5 metros. Tiene hojas verdes con puntitos blancos, y produce flores agrupadas en racimos de color rosa. Es una especie rara que se adapta bien a vivir en maceta.

Begonia grandis

La begonia grandis es una planta

Imagen – Flickr/James St. John

La Begonia grandis es una hierba que alcanza una altura aproximada de 60 centímetros, si bien puede llegar al metro si el clima es cálido durante todo el año y no le falta ni agua ni nutrientes. Las hojas son de color verde, y si bien son perennes pueden caer si en invierno las temperaturas bajan de los 15ºC. Sus flores son rosas o blancas, y brotan en primavera.

Begonia maculata

Las begonias arbustivas son altas

Imagen – Wikimedia/GCornelis

La Begonia maculata es una planta que recibe varios nombres, como begonia tamaya, begonia alas de ángel o begonia de lunares. Puede alcanzar una altura aproximada de 1 metro, y tiene hojas suculentas de color verde brillante con manchitas blancas. Las flores se agrupan en racimos de color rosa o rosa-rojizo los cuales son colgantes.

¿Qué te han parecido las begonias arbustivas? Espero que ahora sepas cuidarlas de la mejor manera que sea posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)