Beleño

flores amarillas

El beleño es una de las plantas que se asocia desde la antigüedad con la magia y la brujería. El hecho de considerar este tipo de plantas con propiedades mágicas provocó su persecución al considerarlas aliadas del mismísimo demonio. Hoy día sabemos que el ser humano ha sabido sacar provecho de estas toxinas puesto que tiene elementos tóxicos. Sin embargo, se han aprovechado para utilizar las propiedades anestésicas y para provocar alteraciones del estado de conciencia. Existen dos principales especies de beleño: blanco y negro.

En este artículo vamos a contarte todas las características, propiedades y usos del beleño.

Características principales

beleño negro

Estamos hablando de una planta que en la antigüedad fue relacionada con la magia y la brujería. Esto es debido a sus propiedades tóxicas. Y es que cuenta con unos principios activos de elevada toxicidad que le sirven para protegerse de los herbívoros. La mayoría de las plantas que fueron relacionadas con la mafia pertenecen al grupo de las solanáceas. La gran mayoría de estas especies pertenecen a una familia que adoptó como una forma defensiva el tener complejos activos de elevada toxicidad. Muchos la relacionaban con mitos en las que se contaba que solamente surgían en cementerios y lugares misteriosos. También se decía que tenían propiedades mágicas.

Para la detección de muchos amantes del misterio, solamente que decir que estos son plantas normales. La diferencia con respecto a otras especies es que pertenecen a un grupo de plantas ruderales. Tienen una clara preferencia para crecer en lugares que están relacionados con las actividades humanas. En un lugar donde se acumulen gran cantidad de desperdicios, residuos, etc. Como por ejemplo en descampados, campos, áreas marginales, caminos y urbes, el beleño crecerá de forma fácil.

Tipos de beleño

Vamos hablar ahora de los diferentes tipos de beleño más conocidos que existen.

Beleño blanco

Hyoscyamus albus

Su nombre científico es Hyoscyamus albus L. y pertenece a la familia de las Solanáceas. El área de distribución del beleño blanco se encuentra en la región mediterránea. Como hemos mencionado antes, se trata de una especie con tendencia al crecimiento en lugares relacionados con actividad humana. Por ello, su hábitat se encuentra en zonas con muros, escombreras, caminos cerca de zonas de agricultura, etc. En resumen, se puede decir que el hábitat del beleño blanco se encuentra en lugares donde existe una abundancia alta en nitrógeno.

Se trata de una especie de bianual con tallos cubiertos de pelos largos y suaves. Si crecen buenas condiciones, puede llegar a alcanzar el medio metro de altura. Sus hojas son de tipo de pecioladas y tienen incisiones en los bordes. Las flores están colocadas en forma de grupos de inflorescencias densas. Estas flores cuentan con un color amarillo pálido con la parte interior con una tendencia purpúrea.

En el grupo de las solanáceas no solamente se encuentran plantas que ha sido relacionada con la mujer y la magia. Se encuentran también plantas que son inofensivas como son la patata y el tomate. Dentro de este grupo se encuentra otra mucho más peligrosa que es conocida con el nombre de beleño negro. Esta última especie se caracteriza por tener una concentración alta de tóxicos que puede llegar a originar trastornos en el sistema nervioso central. Las características del beleño negro las veremos a continuación.

El nombre de beleño deriva del latín Belenus. Belenus es un Dios galo al que se le consagró esta planta con la que los galos envenenaban sus flechas. No todo lo relacionado con esta planta es negativo, puesto que en antaño se descubrió un uso para adormecer a los pacientes que iban a ser intervenidos quirúrgicamente antes de ser descubierto el cloroformo.

Beleño negro

flores del beleño negro

El nombre científico de esta planta es Hyoscyamus niger y tiene flores de tipo irregulares. Si se desarrolla en buenas condiciones puede llegar a alcanzar alturas de entre los 90-100 centímetros. Cuenta con cinco pétalos que están unidos entre ellos. Tiene una corola de color marrón amarillento con nervios de un color púrpura. Generalmente está corola tiene forma de embudo con una garganta oscura. Dispone de cinco sépalos también unidos y el cáliz con una forma de campana. Dicho cáliz está más hinchado en el fruto con lóbulos endurecidos en forma de espinas.

En cuanto sus hojas, son de tipo alterna y están pecioladas en forma de roseta. Las hojas del tallo que no tienen pecíolo están abrazadas al mismo tallo. El fruto de esta planta es una cápsula qué está incluida dentro del cáliz de forma persistente. Como hemos mencionado antes, este tipo de plantas tienen un ecosistema y un hábitat relacionado con las actividades humanas. Por ello, vemos que el hábitat suele estar relacionado con terrenos baldíos, bordes de los caminos, jardines, campos, patios, ruinas, puertos, molinos, cementerio de iglesias, etc. Es decir, todo aquello donde se encuentren altos niveles de nitrógeno debido a la actividad humana.

El beleño negro es una planta bianual, pegajosa y densamente pilosa. Tiene un tallo directo y es algo fétida. Esto significa que huele mal. Sabemos que tiene gran cantidad de veneno puesto que en su interior radican alcaloides con efecto paralizante sobre el sistema muscular. Estas la razón de que, a lo largo del historia, esta planta se ha empleado para aliviar el dolor de muelas y de oído. Desde la edad media se utilizaba como narcótico en diversas operaciones.

Podemos encontrar a menudo el beleño negro cerca de residencias y fortalezas antiguas. La semilla puede permanecer viable durante mucho tiempo. Se trata de un mecanismo de adaptación para poder sobrevivir a diferentes entornos y crear nuevas adaptaciones a largo plazo. Cuando excavamos la tierra son capaces de germinar si encuentran las condiciones ideales. En el año de germinación la planta puede producir una roseta de hojas. Una vez ha creado todas sus hojas, el año siguiente ya es cuando comienza a crear flores. Para cuando las flores han crecido, las hojas en forma de roseta ya estarán marchitadas.

Como pueden ver, existen plantas con toda la historia por detrás relacionadas con la brujería y la magia. Sin embargo, con el avance de la ciencia se ha podido emplear las sustancias tóxicas de la misma para fines médicos. Espero que con esta información puedan conocer más sobre el beleño y sus principales especies.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.