Hortensia de invierno (Bergenia crassifolia)

preciosas flores de color rosa que parecen trompetas

La Bergenia crassifolia u Hortensia de invierno como también se conoce, es un tipo de planta herbácea perenne originaria de las regiones  del Asia central, donde se les puede ver en estado silvestre desde China hasta la fría Siberia, lo indica su resistencia y fortaleza a las condiciones climáticas extremas.

Pertenece a la familia Sassifragacee que incluye más de 500 especies de plantas con flores. Debe su nombre al famoso botánico alemán Karl August Von Bergen. Es una planta ornamental muy versátil que no requiere cuidados especiales.

Características

La Bergenia crassifolia es una especie perenne, de hojas grandes y anchas, de aspecto coriáceo, de color verde, sus bordes irregulares pueden ser ondulados o serrados, las hojas también muestran venas llamativas en las que el verde se intensifica, hasta asumir una especie de oscurecimiento en su tonalidad. Durante el período de invierno asumen un color rojizo, siendo esta una planta pequeña que alcanza una talla promedio de 40 cm y un ancho de unos 45 cm.

En plena floración, la hortensia presenta brotes pequeños y similares a campanas pequeñas,  se recogen en panojas y durante el período de florescencia se hacen espacio entre las hojas; al final del invierno y desde el centro de los racimos comienzan algunos tallos delgados de los que florecen con varios colores que van del blanco al púrpura y que al pasar el tiempo se tornan  más oscuros. Su floración se produce en el período de primavera.

Parásitos y enfermedades

Entre los parásitos que amenazan a la planta, se cuenta el gorgojo rojo, peligroso insecto que puede acabar con la vida de la Bergenia, por lo que debe ser eliminado rápidamente. También está el oziorrinco, que se alimenta de las hojas de la planta y los temibles caracoles. Otro peligro es el estancamiento de agua o humedad excesiva, que pone en riesgo la planta de adquirir moho y hongos.

A diferencia de otras plantas, no se recomienda su reproducción por medio de esquejes, debido a que sus tallos son demasiado carnosos y resulta difícil que la planta pueda emitir raíces.

La Bergenia crassifolia es una planta fácil de plantar, con relación al sol no requiere de mayores cuidados. En consecuencia, puedes exponerla más o menos a la intemperie de acuerdo a tus requerimientos, debido a que resiste hasta los inviernos más inclementes. Ahora y si prefieres colocarla en una zona muy soleada en época de verano, te recomendamos que sea en un lugar con un poco de sombra, para evitar que sus hojas puedan quemarse con las temperaturas elevadas.

Plantación y cuidados

pequenos racimos de flores de color rosa

Esta especie se adapta muy bien a los diferentes tipos de suelo, al punto que puede desarrollarse fácilmente en cualquier suelo. No obstante, se recomienda que elijas uno que sea lo suficientemente húmedo, bien drenado y con un pH alcalino. Si en tu casa no cuentas con un suelo con estas características, o prefieres plantarla en maceta, puedes hacerlo en suelo genérico y solo tendrás que agregar arena y turba.

Por lo general, la Bergenia crassifolia al igual que la mayoría de su especie debe estar en suelo muy húmedo. Por lo que, para evitar que el suelo se reseque, requiere de abundante riego durante la primavera y el verano, por el contrario debe permanecer bien húmedo.

Durante estos períodos del año, dependiendo del estado de la tierra, se debe realizar al menos un riego semanal. Pero siempre cuidando que no se produzca estancamiento de humedad, para así evitar que las raíces de esta planta puedan pudrirse y exponer la planta a posibles parásitos y enfermedades.

Durante los meses más fríos, la planta requiere poco riego, incluso puedes suspender el mismo, pero sin descuidar el estado de hidratación del suelo, principalmente en aquellos períodos de sequía. Ahora y si esta plantada en tu jardín, puede que no sea preciso el riego, porque las lluvias generalmente resultan suficientes para la absorción necesaria.

Aunque se trata de una planta muy resistente a las variaciones climáticas, tipo de suelos y no requiere cuidados especiales, si anhelas una mejor y más hermosa floración, puedes hacer uso de fertilizantes. Con relación a la poda, la hortensia no requiere de poda, su cuidado se reduce a eliminar las flores y hojas secas, cortando desde la base con tijeras limpias especiales.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.