Bignonia capreolata

Bignonia capreolata

Plantas trepadoras hay de muchos tipos. Pero sin duda una que, cuando se ve, se adora, es la Bignonia capreolata. ¿Has oído hablar de ella?

En este artículo vamos a hablarte de cómo es esta planta, cuáles son sus cuidados y algunas curiosidades sobre ella. Así que presta atención. Quién sabe, podría ser tu próxima planta trepadora.

Cómo es la Bignonia capreolata

Cómo es la bignonia capreolata

Lo primero de todo es hablarte de la Bignonia capreolata. Más conocida como bignonia trepadora, es en realidad un arbusto que tiene características de trepador. Es semiperenne, pero en realidad es perenne. ¿Por qué te decimos dos cosas contradictorias? Porque va a depender del clima y de dónde lo ubiques. Hay ocasiones en las que puede mantener las hojas todo el año, pero otras veces, por la temperatura, estará unos meses sin ellas (o más pelado).

La forma en que se «engancha» es a través de unos zarcillos que son lo que usa esta planta para agarrarse verticalmente a la estructura que pueda, ya sea en la pared, en los ladrillos o en alambre. De esta forma crece de manera vertical. Ahora bien, si no se le proporcionara ese enganche lo más seguro es que la planta dejara caer sus ramas hacia abajo, cubriendo un manto de suelo. Por eso muchos optan por colocarla en lugares donde pueda enrollarse, o bien ponerle una guía o tutor para que crezca a su alrededor.

En total, puede alcanzar los 6-8 metros de largo junto con un follaje muy frondoso, con hojas color verde ovaladas (habrá más oscuro y más claro, ya que conforme pasan los días las hojas se vuelven un verde más oscuro).

Pero lo que más caracteriza a la Bignonia capreolata es, sin duda, sus flores. Estas tienen forma de trompeta y son rojas por dentro y por fuera pero el borde es en naranja (y se abre hacia afuera como si quisiera darse la vuelta). Estas miden entre 4-5 cm y aparecen siempre en grupos de entre una y cinco flores, todas ellas con cinco pétalos. Tras pasar estas en primavera, dan lugar a un fruto, una cápsula plana que alcanzará los 15 cm.

Es originaria de Norteamérica y su principal uso es el ornamental ya que, entre las hojas y las flores que echa, es muy llamativa en los jardines. Pero, para que se desarrolle correctamente, es necesario proporcionarle unos cuidados. Te los contamos a continuación.

Cuidados de la Bignonia capreolata

Cuidados de la Bignonia capreolata

Como te decíamos antes, vamos a comentarte cuáles son los cuidados que tienes que proporcionarle para que esté sana:

Ubicación y temperatura

La Bignonia capreolata es una planta a la que le encanta el sol, pero su exposición dependerá de la ubicación. Por ejemplo, si estás en el norte de España te recomendamos ponerla en sol directo todo el tiempo; si vives en el sur, mejor buscar un lugar donde disfrute del sol pero también tenga semisombra.

Esto no es porque no tolere las temperaturas altas, sino porque al ser más intenso el sol, puede dañarla un poco. De hecho, es bastante resistente con las temperaturas, al tiempo que tolera fríos de hasta -10 grados y calor intenso.

Las heladas las tolera si son suaves, pero si estas son habituales es mejor entonces protegerla para evitar el frío (no solo las ramas y hojas, sino también el suelo).

Tierra

Esta planta necesita un sustrato que mantenga la humedad, pero al mismo tiempo que sea drenante. Así que te aconsejamos que hagas una mezcla ente tierra orgánica y un drenante como vermiculita, perlita o akadama, dependiendo de dónde la vayas a colocar).

Ten en cuenta que si tiene encharcamientos de agua las raíces se van a pudrir muy rápido, por lo que hay que cuidar el riego y el tipo de sustrato que le eches.

Riego y humedad

El riego que te pedirá es abundante ya que le gusta tener la tierra húmeda, pero no encharcada, cuidado. Lo mejor es basarte en la ubicación y temperatura, además de tocar la tierra para ver si requiere agua o no.

Lo que sí te va a requerir es una humedad constante. Al ser originaria de Norteamérica, necesita humedad en el ambiente para nutrirse. Esto puedes conseguirlo pulverizándole agua todos los días en verano (en invierno si la humedad está en el ambiente no será necesario).

la época de floración es en primavera

Abonado

En los meses de primavera, que son también los meses de floración de la Bignonia capreolata es necesario darle un poco de abonado. Esta se le puede dar con un fertilizante orgánico pero hay que tener en cuenta que se debe echar alrededor del tronco, no justo en él porque entonces sería contraproducente.

Poda

Como trepadora, y planta de rápido crecimiento, la poda va a ser una de tus tareas. Y es que tienes que intentar eliminar las partes que estén secas o dañadas, que se salgan de la forma que quieres que tenga y para conseguir que se airee entre las ramas.

Por eso, es una poda de mantenimiento porque tendrás que hacerla durante todo el año.

Eso sí, también se puede llevar una drástica, cortando desde la base para que rejuvenezca toda la planta.

Reproducción

La multiplicación de la Bignonia capreolata se puede realizar de dos formas diferentes: mediante semillas o frutos o mediante esquejes. Es esta segunda la más utilizada y la que da mejores resultados.

La forma de reproducirla con esquejes es muy fácil. Solo hay que ver la parte de la planta que sea más fuerte y que además no sea leñosa (cuanto más leñoso es el tallo más viejo es y menos probabilidades de que salga adelante. Por eso, es mejor uno semimaduro.

Corta siempre dejando al menos dos hojas en el ápice. Esta debes colocarla en una maceta con la tierra humedecida, humedad y una temperatura constante. En cuestión de unas semanas debería salir adelante y empezar a echar raíces y a que la veas crecer.

Ahora que conoces a la Bignonia capreolata es hora de pensar si es la trepadora que te gustaría tener en el jardín. Como te hemos dicho, suele ser utilizada de modo decorativo, pero también puedes usarla en vallas para cubrir y que no se vea el interior de tu casa desde fuera (a no ser que aparten las ramas). ¿Te animas a cultivarla?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.