Boletus comestibles y no comestibles

Boletos

Los Boletus son un género de hongos que comprende unas 300 especies. La mayoría de ellas es comestible, pero hay algunas con las que debemos ir con mucho cuidado pues nos pueden provocar molestias estomacales e incluso podríamos acabar necesitando ayuda médica. Afortunadamente, son muy fáciles de identificar, por lo que aunque hayas ido muy pocas veces a recolectar setas, no tendrás ningún problema.

Si quieres saber más sobre estos curiosos hongos, en este especial te voy a decir cuáles son los Boletus comestibles y no comestibles, y sus principales características.

Características generales de los Boletus

Estos hongos se caracterizan por tener un himenio con poros. ¿Qué es el himenio? Es el componente fértil de las setas, que en el caso de nuestros protagonistas es la parte inferior del ”sombrero”. Pertenecen a la familia Boletaceae, de la orden Boletales, por lo que todos los de la familia son Boletus, pero no todos los Boletales son del género Boletus; de hecho, hay otros géneros como Gyrodon o Scleroderma.

El término Boletus significa ”seta” en griego y ”bulto” en griego. Desde hace muchos siglos el ser humano los ha recogido para elaborar deliciosos platos. Hoy en día hay muchas familias que aprovechan un sábado o un domingo de verano y/u otoño para ir en busca de estos hongos.

¿Cuáles son los Boletus comestibles?

Aquí tienes una lista con las principales especies de Boletus comestibles:

Boletus aereus

Boletus aereus

El Boletus aereus se puede encontrar en España, como en la Sierra de Gata, en Extremadura. Tiene un sombrero de color marrón oscuro, en ocasiones negro de unos 15cm de diámetro. El pie es ancho, de hasta 1,5cm, de color marrón oscuro cuando madura.

Boletus badius

Boletus badius

A esta seta se puede encontrar en las regiones templadas de Europa y América del Norte. Se caracteriza por tener el sombrero casi aplanado, de color marrón oscuro, con el pie robusto y ancho, de entre 1 y 2cm de grosor, de un color marrón claro.

Boletus dupainii

Boletus dupainii

Esta seta tiene un sombrero que mide hasta 13cm de diámetro, aplanado y de color escarlata cuando madura. El pie es grueso, de tipo bulboso, amarillento en la parte superior y rojo en la inferior. Es muy difícil encontrar, pero a veces aparece en los bosques de robles y hayas.

Boletus edulis

Boletus edulis

Este es un hongo que encontrarás muy fácilmente en España. Se caracteriza por tener el sombrero de color pardo más o menos oscuro, con el borde de un tono mucho más claro, carnoso y con forma aplanada. El pie es robusto y grueso, de color blanco o marrón claro.

Boletus erythropus var. erythropus

Boletus erythropus

Este boleto crece en bosques de árboles de hoja caduca o de las coníferas en Europa. Tiene el sombrero marrón de forma hemisférica, con el pie marrón-anaranjado de hasta 2cm de grosor. A veces se puede confundir con el Boletus satanas que ahora veremos, pero el sombrero de este último es de un color más claro.

Boletus pinophilus

Boletus pinophilus

El boleto pinícola, como a veces es llamado, puedes encontrarlo en España, en los pinares. Tiene un sombrero de color marrón rojizo de hasta 30cm de diámetro, ligeramente aplanado. El pie es de color marrón claro, y muy grueso, de hasta 4cm.

Boletus appendiculatus

Boletus appendiculatus

Este boleto se encuentra fácilmente en los robledales. Se caracteriza por tener un sombrero hemiesférico, de color marrón de hasta 20cm de diámetro. El pie es muy grueso, de hasta 5cm, de color amarillo cuando madura.

Boletus chippewaensis

Boletus chippewaensis

Este boleto es difícil de encontrar, pero seguro que tienes suerte si vas de excursión a dar un paseo por los bosques de hayas (Fagus sylvatica) y robles. Se caracteriza por tener un sombrero de color marrón claro o marrón rojizo, con un pie marrón claro.

Boletus fechtneri

Boletus fechtneri

El Boletus fechtneri es muy parecido al B. appendiculatus, aunque tiene un sombrero aplanado de un color mucho más claro, como gris-plateado. El pie es blanquecino-amarillento, pudiéndose tornar de color rojo en las zonas agrietadas. No es común encontrarlo, pero puedes verlo en los bosques mixtos donde hay abetos blancos.

Boletus fragrans

Boletus fragrans

Este es un boleto que crece sobretodo en el norte de la península ibérica. Su sombrero puede medir hasta 15cm de diámetro, con forma hemiesférica al principio, y plano-convexo cuando termina de madurar, de color castaño oscuro. El pie es ancho, de hasta 2-3cm de grosor, de color amarillo-verdoso.

Boletus impolitus

Boletus impolitus

A esta seta la encontrarás en los bosques mixtos de las regiones templadas, también en el clima mediterráneo. El sombrero es de color ocre pálido amarillento, y mide unos 10cm de diámetro, pudiendo alcanzar los 20cm, semiesférico al principio y aplanándose a medida que va madurando. El pie es robusto, ancho, de hasta 5cm.

Boletus subtomentosus

Boletus subtomentosus

A este boleto lo podrás encontrar tanto en los bosques mixtos como en los de coníferas. Tiene un sombrero que mide hasta 12cm de diámetro, hemiesférico, de color amarillo intenso al principio y más verdoso al final. El pie mide unos 10cm de largo por 2cm de ancho, y es de color marrón claro.

Boletos no comestibles

Los boletos no comestibles se caracterizan por tener tonos rojos muy llamativos. Pero veamos cuáles son para evitar llevarnos un disgusto:

Boletus satanas

Boletus satanas

El Boletus satanas tiene un sombrero que mide hasta los 30cm de diámetro, de color blanquecino cuando madura. El pie es ancho, de hasta 10cm de grosor, de color rojo muy llamativo. Es venenoso.

Boletus sensibilis

Boletus sensibilis

Este boleto crece en América del Norte. Nada más surgir de la tierra, tienen el tallo y el sombrero rojos, pero cuando terminan de madurar, el sombrero adopta forma convexa, manteniendo su color. El pie en cambio se torna de color amarillo-blanquecino en la mitad superior, y rojizo por la inferior, de hasta 3cm de grosor. Es venenoso.

Boletus radicans

Boletus radicans

Este boleto crece en los bosques de árboles caducifolios, como los robles o las hayas (Fagus). Tiene un sombrero blanco que mide hasta 8cm de diámetro, aunque puede alcanzar los 20cm. El pie es ancho, de hasta 10cm, de color amarillo. No es venenoso, pero no es comestible ya que es amargo.

Esperamos que con esta guía sepas identificar mejor los boletus comestibles de los no comestibles. ¡Buena búsqueda! 🙂

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Un comentario

  1.   Alejandra dijo

    Hola, me ha encantado tu artículo. Los boletus son sin duda la seta que más me gusta recolectar y creo que a mucha gente le ocurre lo mismo. Recientemente escribí un post-infografía acerca de los boletus comestibles que me gustaría enseñarte:
    http://lacasadelassetas.com/blog/los-mejores-boletus-comestibles/
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *