Boletus impolitus

Características del Boletus impolitus

Hoy vamos a hablar de una seta que pertenece al género Boletus y que es comestible. Se trata del Boletus impolitus. También se le conoce por el nombre científico Hemileccinum impolitum y por los nombres comunes boleto amarillo y boleto dulzón. Es un buen comestible desechando la parte del pie. Puede dar lugar a confusiones con otro tipo de boletos. Por ello, vamos a dedicar este artículo completo a describir las características, comestibilidad  y ecología de esta seta.

Si quieres saber más sobre el Boletus impolitus, éste es tu post.

Características principales

Boleto amarillento

Posee un sombrero cuyas dimensiones son de entre 5 y 12 centímetros de diámetro aunque puede superar ampliamente estas dimensiones. Hay ejemplares con mucho más tamaño. Cuando es joven este sombrero posee una forma hemisférica y se va a planeando de forma progresiva conforme se desarrolla y alcanza la madurez. Presenta algunas irregularidades en su superficie. La cutícula está adherida a la carne y tiene un aspecto seco y tormentoso cuando los ejemplares son jóvenes. Conforme se desarrollan, está la cutícula va adquiriendo un aspecto mucho más liso.

En cuanto al color, dependiendo de las condiciones en las que esté desarrollándose podremos ver que puede variar desde el color crema hasta el pardo oscuro. Su himenio tiene tubos muy finos de tan sólo 5 a 15 mm de longitud y están pegados al pie. Se le ha llamado adnatos. Son fácilmente separables de la carne y con un color amarillo limón. Sus poros son redondos y se va deformando conforme crecen. Estos poros no se inmutan cuando los rozas o presionas.

El pie del Boletus impolitus tiene formas variables y dimensiones diferentes. No hay varios ejemplares que tengan el pie exactamente igual. Su color es amarillo limón en la parte más superior y, conforme te acercas a la base, puede tener unas tonalidades más tirando a rojizo. La superficie del pie presenta gránulos de forma que puede parecer que se asemejan a los pies de los ejemplares del género Leccinum.

En cuanto a su carne, tiene un color amarillo claro y es más acusado en la zona donde se encuentran los tubos. De ahí a que tenga el nombre común de boleto amarillo o boleto amarillento. El color de la carne no cambia ni cuando se rozaba o presiona ni cuando se corta. Desprende un ligero olor a fenol y tiene un sabor dulce, ligeramente ácido.

 Ecología y área de distribución del Boletus impolitus

Crecimiento del Boletus impolitus

Esta especie de seta suele crecer bajo algunas especies de árboles frondosos como lo son los robles, los castaños, y las encinas. En estos árboles nos lo encontramos de una forma más frecuente y abundante. También podemos encontrarlo, aunque menos cantidades, bajo algunas hayas.

Se trata de una especie termófila. Esto es, prefiere desarrollarse y crecer en ambientes con temperaturas más altas. Por ello, esta especie tiene su fructificación al final del verano y principios de otoño. Esta etapa de fructificación depende bastante de la altitud y latitud en la que nos encontremos. Con los árboles que hemos mencionado anteriormente forma asociaciones micorrícicas.

Es un buen comestible siempre que desechemos al menos la parte inferior del pie. Esto se hace dado que tiene un olor bastante desagradable que puede provocar que no queramos consumirlo. Es una especie bastante fácil de reconocer sobre el terreno. Su característica principal es el color del sombrero que hace un contraste con el amarillo oro de los poros. Su pie granuloso y su carne amarillenta que no cambia de color son indicativos para poder diferenciar esta especie de otras del mismo género.

Podemos encontrarlo en la zona de Extremadura de una forma bastante abundante.

Recolección y posibles confusiones del Boletus impolitus

Boletus impolitus

A la hora de recolectar este tipo de seta debemos de realizar primero un examen detenido. Es cierto que es bastante fácil de reconocer a simple vista, pero también tiene algunos aspectos muy semejantes a otras especies parecidas. Por ejemplo, es bastante parecido al Boletus fragans Vittadini. La principal diferencia entre estos dos es que este último se vuelve azul cuando se corta.

También se puede confundir con el faisán, de nombre científico Leccinum lepidum, que también es un buen comestible y cuya carne adquiere al principio algunas tonalidades rojizas. Para reconocerlo, debemos ver que conforme crecen se tornan de un color gris rosáceo.

Si lo miramos desde una forma macroscópica, también tiene un cierto o parecido al Boletus appendiculatus. La diferencia es que este boleto presenta un pliegue más reticulado y su carne también azulea cuando se corta. Esta característica de volverse la carne de color azul al corte es propia de muchas especies de setas pertenecientes al género Boletus. Sin embargo, hay otras, como por ejemplo, el Boletus impolitus que no azulea en el corte. Tampoco si lo presionamos o rozamos de ninguna manera.

No se aconseja demasiado su recolección para el consumo ya que no es una especie demasiado frecuente. Salvo en lugares como en Extremadura, no es una especie que podamos encontrar en grandes cantidades. Si vamos a hacer una recolecta de diferentes especies de setas comestibles para hacer un mix, si puede ser una buena idea su consumo. No olvidemos que el pliegue debemos desecharlo a causa de su desagradable olor.

Lo que no es para nada recomendable es realizar una recolección únicamente del Boletus impolitus.

Pequeña receta

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta receta no lo vamos a poder hacer siempre que queramos. Esto es debido a que este tipo de seta no se vende en ningún lado. Tan sólo se puede obtener recolectando lo del campo y, tal y como hemos mencionado antes, es muy poco frecuente.

Los ingredientes que utilizaremos para esta pequeña receta es la cantidad que queramos del Boletus impolitus, aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Vamos analizar paso por paso qué debemos hacer:

  1. Limpiamos muy bien con un poco de agua y un cuchillo para raspar todas las partes de las setas que tenga más tierra.
  2. Nos deshacemos del pie.
  3. Preparamos la sartén con un poco de aceite y daca entramos a fuego lento. Cuando el aceite esté listo, ponemos a calentar los boletos los freímos sin prisas.
  4. Después añadimos algo de sal al gusto y lo terminamos de pochar.

Como pueden ver, esta especie de seta es bastante interesante como comestible pero muy poco abundantes. Espero que con esta información puedan conocer más sobre el Boletus impolitus.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior