Cómo cultivar boniato

Boniato

El boniato es una hortaliza originaria de América tropical cuyo fácil cultivo y exquisito sabor lo están convirtiendo en uno de los alimentos cada vez más importantes que tenemos en la cocina. Para saborearlo, podemos ir al supermercado y comprarlo, o bien cultivarlo en el huerto.

Yo te recomiendo la segunda opción, ya que así sabrás en todo momento los productos que utilizas para cuidarlo, asegurándote así poder degustar un boniato de exquisita calidad. Si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes. Te ayudaré 🙂 .

Características del boniato

Hojas del boniato

El boniato, conocido también como Patata de Málaga, Patata dulce, Batata azucarada, Camote o Batata, es una planta vivaz que se cultiva como anual que pertenece a la familia botánica Convolvulaceae. Su nombre científico es Ipomoea batata, se caracteriza por tener hojas grandes, con los nervios visibles a simple vista, de color verde oliva. Los tallos son largos, pudiendo llegar a medir hasta 6m, y delgados, de color verde jaspeado con púrpura. 

Las flores son normalmente solitarias, con 5 pétalos, de color rosa a azul. Una vez que son polinizadas, comienza a madurar el fruto, el cual terminará siendo una cápsula globosa, castaña, en cuyo interior se encontrarán las semillas que son planas por un lado y convexas por el otro.

Junto con las raíces, crecen los falsos tubérculos, que son los boniatos propiamente dichos. Tienen un sabor dulzón, y son tiernas.

Variedades más cultivadas en España

De batatas hay muchos cultivares, tanto de boniatos blancos como amarillos, pero en España las más cultivadas y, por lo tanto, las más fáciles de conseguir, son:

  • Amarilla de Málaga
  • Batatillas de Nerja
  • Californiana
  • Centennial
  • Eland
  • Lisa de Tucumán
  • Roja
  • Violeta

¿Cómo se cultiva?

Para tener una buena cosecha es necesario cuidar de las plantas regularmente. Así tendrán energía suficiente para desarrollar unas raíces tuberosas (los falsos tubérculos) fuertes y grandes. Así, si quieres preparar una deliciosas recetas con boniatos, sigue nuestros consejos:

Siembra

  1. Lo primero que hay que hacer es adquirir las semillas a finales de primavera.
  2. Una vez las tengas, siémbralas en bandejas de semillero o en macetas con sustrato de cultivo universal o uno específico para semilleros. Ambos los encontrarás a la venta en viveros y tiendas de jardinería.
  3. A continuación, riega a consciencia, dejando la tierra bien empapada.
  4. Finalmente, coloca el semillero en una zona donde le dé la luz del sol durante todo el día.

Germinarán al cabo de dos semanas.

Trasplante

  1. Cuando las plántulas midan al menos 10 cm de altura, hay que extraerlas de la maceta.
  2. Luego, se separan las plántulas, quitando un poco de sustrato de las raíces, el suficiente para que se puedan desenredar.
  3. A continuación, planta cada una en una maceta individual de al menos 20cm de diámetro con los mismos sustratos mencionados antes (universal o para semilleros).
  4. Riega.

Plantar en el huerto

  1. Si te apetece cultivar en tu huerto, una vez que veas que se le salen raíces por los agujeros de drenaje tienes que hacer un agujero de plantación en él.
  2. Después, extrae la plántula de la maceta.
  3. A continuación, plántala en el suelo.
  4. Riega.

Si tienes dos o más ejemplares, es importante que dejes una distancia de unos 25cm entre ellos para que puedan crecer y desarrollarse bien.

Mantenimiento del boniato

Flor del boniato

Tienes tu planta de boniato, pero ¿cómo se cuida? Si tienes dudas acerca de su mantenimiento, no dejes de leer:

  • Exposición: a pleno sol.
  • Riego: frecuente, especialmente en los meses más calurosos. Se recomienda regar cada 2 días en verano y cada 3 el resto del año.
  • Abonado: durante la primavera y el verano se debe abonar con abonos orgánicos líquidos, como el guano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Recolección: cuando sus hojas empiezan a secarse, será el momento de recolectar sus raíces.
  • Multiplicación: por esquejes de raíz normal a finales de invierno/comienzos de primavera. Éstos se plantan en macetas con sustrato arenoso (vermiculita, fibra de coco o akadama) o en turba y se riegan evitando que el sustrato se seque del todo.

Plagas y enfermedades del boniato

Si bien es una planta bastante resistente, lamentablemente también puede tener una serie de problemas, que son:

Plagas

  • Gusano de alambre: la larva son de color dorado y los anillos los tiene muy marcados. Se alimenta de raíces, pero se puede combatir fácilmente con Clorpirifos.
  • Rosquilla negra: se trata de una oruga que se alimenta de hojas y frutos. Se puede combatir con Bacillus thuriengensis, que es un insecticida ecológico; o bien con Clorpirifos.

Enfermedades

  • Fusarium: es un hongo que ataca al cuello de la raíz, necrosándola. Los primeros síntomas son amarilleamiento y posterior marchitamiento de las hojas. El tratamiento consiste en espaciar los riegos y/o mejorar el drenaje, y en tratar las plantas con fungicida sistémico.
  • Mosaico: es un virus que provoca síntomas como necrosis en algunas partes de las hojas, encrespamiento de las hojas, y por supuesto mosaico. El único tratamiento eficaz es eliminar las plantas afectadas para evitar que las demás se contagien.
  • Virosis: son muchos los virus que afectan a las plantas en general y a los boniatos en particular, produciéndoles síntomas como raquitismo, pétalos variegados, deformaciones en las hojas, o mosaicos. Es difícil saber con seguridad si una planta ha sido infectada, por lo que en caso de duda lo mejor es llevar una muestra a un laboratorio. Si finalmente se confirma el diagnóstico, lamentablemente sólo se pueden eliminar las plantas infectadas.

Propiedades

flores_ipomoea_batatas

El boniato es una excelente hortaliza que ayudará a cuidar de tu salud casi sin que te des cuenta. Es rica en vitamina C, y contiene además minerales que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo, como magnesio, fósforo y fibra. Y por si fuera poco, 200 gramos de boniatos te aportan tan sólo 195 calorías, por lo que te ayuda a adelgazar al no tener grasas.

Pero no sólo eso, sino que también debes saber que tiene propiedades antioxidantes y te ayudará a prevenir cataratas y problemas cardiovasculares.

¿Cómo se cocina el boniato?

Si nunca lo has cocinado, no le tengas miedo: puedes preparar las mismas recetas que con las patatas. Se asa o se cuece entero, se retira después la piel, y se acompaña con, por ejemplo, un poco de ensalada y sepia a la plancha. Delicioso 😉 .

Eso sí, no lo conserves en bolsas de plástico ni en la nevera, ya que se estropearía enseguida. Lo ideal es guardarlo en un sitio un poco húmedo, ventilado y fresco, donde podrán estar hasta una semana.

Así pues, ¿te animas a cultivarlo?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *