¿Cómo cuidar un bonsái de jaboticaba?

El bonsai de jaboticaba es tropical

Los bonsáis, esos pequeños árboles que se cuidan de manera que puedan vivir bien en bandejas de poca altura, suelen, como mínimo, atraer las miradas de muchas personas. Algunas incluso acaban comprando uno, ya sea para regalar a alguien… o a sí mismas. Y es que todos tienen algo muy especial, como el bonsai de jaboticaba.

Si bien esa es una planta tropical que no resiste heladas, se puede tener dentro del hogar sin problemas. Por este motivo, a continuación te diré cuáles son los cuidados del bonsái de jaboticaba.

¿Cómo es la jaboticaba?

Antes de nada, vamos a ver cómo es la planta que se va a tener como bonsái. Este es un árbol perennifolio nativo de Brasil, Paraguay, Bolivia, nordeste de Argentina cuyo nombre científico es Plinia cauliflora (antes Myrciaria cauliflora). Popularmente se le conoce como chiquitano, jabuticaba, pauserna, guapurú e yvapuru. Alcanza una altura de 6-8 metros, creciendo a menudo bajo la sombra de árboles más grandes.

Su tronco y ramas tienen un aspecto tortuoso, y sus hojas son de color verde. Los frutos, a diferencia de muchas otras plantas, parecen brotar del mismo tronco. Estos son de color morado al madurar y son comestibles. Se pueden consumir frescos o bien preparar con ellos refrescos, mermeladas, licores o vinagres caseros. En primavera, los troncos de los árboles están llenos de flores, como cubiertos de nieve. El fruto crece directamente del tronco y presenta un aspecto característico muy inusual.

Es un árbol que crece en un clima tropical, pero con los cuidados necesarios, puede vivir en regiones templadas. No debe exponerse a temperaturas inferiores a -3 grados centígrados. Prefiere suelos húmedos con un pH entre 5,5 y 6,5, por lo que es una planta acidófila.

¿Cómo cuidar el bonsái de jaboticaba?

Ahora sí, veamos cuáles son los cuidados del bonsái de jabuticaba:

  • Ubicación: es importante que esté en una habitación en la que entre mucha luz natural. En el caso de tenerlo en el exterior, debe de estar en semisombra. Cuando la planta aún es joven, necesita algo de protección solar, por lo que buscaremos lugares a la sombra. Los ejemplares adultos pueden crecer perfectamente a plena luz del sol y pueden resistir mejor en zonas ventosas. No se recomienda cultivar en zonas costeras, ya que se ha comprobado que sufre. Una vez alcanza la madurez, podemos colocarlo en un lugar soleado y semi-sombreado.
  • Riego: frecuente. Hay que regarlo 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año. Usar agua de lluvia o sin cal. Son moderadamente tolerantes a la sequía, por lo que es necesario regarlas con frecuencia, especialmente en verano. Prefiere un suelo bien drenado, por lo que no es necesario colocar un plato o recipiente debajo de la maceta, ya que puede causar una pudrición parcial del sistema radicular. El drenaje del suelo es la capacidad para poder filtrar el agua lluvia o de riego.
  • Sustrato: 70% akadama mezclado con un 30% de kiryuzuna.
  • Abonado: desde primavera hasta otoño se ha de abonar con un abono líquido para bonsáis siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: en primavera, cada dos años.
  • Poda: a finales de invierno se han de quitar las ramas enfermas, débiles o secas, y se han de rectar aquellas que estén creciendo demasiado dejando crecer 6-8 pares de hojas y cortando 2-4 pares.
  • Multiplicación: por semillas a finales del verano.
  • Rusticidad: no soporta el frío. La temperatura mínima que resiste son los 18ºC.

Mantenimiento

El mantenimiento de este bonsái comienza con la poda del mismo. La poda sirve para dar la forma necesaria para que quede más bonito y pueda crecer en buenas condiciones. En la lista de otras especies, la atención se centra en cómo podar las ramas para no dañar la floración. En el caso del bonsái de jaboticaba, no importa porque florece directamente de ramas y troncos. En cualquier caso, la poda de formación debe hacerse en invierno cuando el flujo de savia es menor. En la etapa inicial de formación, no sujetaremos ni podaremos el árbol, debido a que el árbol es una especie de crecimiento lento, por lo que dificultará el proceso de fertilización del tronco.

El segundo paso de su mantenimiento es el trasplante. El crecimiento de las raíces es muy horizontal y la superficie es muy poco profunda, por lo que no debemos quitar más de la mitad de las raíces durante el trasplante. La mezcla debe estar escurrida, por lo que utilizaremos un sustrato con un tamaño de partícula bastante poroso, como akadama (en venta aquí), pomex, minileca, tejas, ladrillos rotos, grava … Dado que es una especie acidófila, es muy importante agregar una parte de turba rubia o fibra de coco (en venta aquí) a la mezcla.

Para que se pueda desarrollar bien, debemos aportarle un abonado extra. De esta forma, consiguen tener todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Le estamos ayudando de alguna manera a que pueda crecer de forma lenta pero segura. Dado que el sistema de raíces es muy poco profundo, no se recomienda usar fertilizantes químicos porque quemarán el sistema de raíces. A lo largo de la fase de crecimiento, utilizaremos fertilizantes orgánicos de liberación prolongada, y una vez que las partículas se descomponen, deben ser reemplazadas de inmediato.

Enfermedades y floración

El bonsai de jaboticaba es tropical

La floración del bonsái de jaboticaba es realmente impresionante y puede suceder hasta 3 veces al año, dependiendo de las condiciones ambientales y de los cuidados que le demos. A la fracción es mucho más abundante cuando el árbol pasa por un invierno frío y seco esto hace que no sea considerado como un árbol tropical, sino un árbol subtropical. Suelen pasar 30 días desde el inicio de la floración hasta el momento en que la fruta está lista para ser recolectada. Dependiendo de la variedad, la planta puede tardar de 4 a 8 años en florecer.

Esta variedad es una especie de hojas muy pequeñas, lo que favorece mucho su formación como bonsái. Puede crecer en una variedad de estilos, como forma vertical, literaria o de tallo múltiple. En definitiva, la especie no es muy famosa en Europa, pero con perseverancia y paciencia se pueden conseguir ejemplares asombrosos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el bonsái de jaboticaba y sus cuidados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.