¿Cómo cuidar un bonsái de jaboticaba?

Imagen – Idealbonsai.com.br

Los bonsáis, esos pequeños árboles que se cuidan de manera que puedan vivir bien en bandejas de poca altura, suelen, como mínimo, atraer las miradas de muchas personas. Algunas incluso acaban comprando uno, ya sea para regalar a alguien… o a sí mismas. Y es que todos tienen algo muy especial, como el jabuticaba.

Si bien esa es una planta tropical que no resiste heladas, se puede tener dentro del hogar sin problemas. Por este motivo, a continuación te diré cuáles son los cuidados del bonsái de jabuticaba.

¿Cómo es la jaboticaba?

Antes de nada, vamos a ver cómo es la planta que se va a tener como bonsái. Este es un árbol perennifolio nativo de Brasil, Paraguay, Bolivia, nordeste de Argentina cuyo nombre científico es Plinia cauliflora (antes Myrciaria cauliflora). Popularmente se le conoce como chiquitano, jabuticaba, pauserna, guapurú e yvapuru. Alcanza una altura de 6-8 metros, creciendo a menudo bajo la sombra de árboles más grandes.

Su tronco y ramas tienen un aspecto tortuoso, y sus hojas son de color verde. Los frutos, a diferencia de muchas otras plantas, parecen brotar del mismo tronco. Estos son de color morado al madurar y son comestibles. Se pueden consumir frescos o bien preparar con ellos refrescos, mermeladas, licores o vinagres caseros.

¿Cómo se cuida el bonsái?

Ahora sí, veamos cuáles son los cuidados del bonsái de jabuticaba:

  • Ubicación: es importante que esté en una habitación en la que entre mucha luz natural. En el caso de tenerlo en el exterior, debe de estar en semisombra.
  • Riego: frecuente. Hay que regarlo 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año. Usar agua de lluvia o sin cal.
  • Sustrato: 70% akadama mezclado con un 30% de kiryuzuna.
  • Abonado: desde primavera hasta otoño se ha de abonar con un abono líquido para bonsáis siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: en primavera, cada dos años.
  • Poda: a finales de invierno se han de quitar las ramas enfermas, débiles o secas, y se han de rectar aquellas que estén creciendo demasiado dejando crecer 6-8 pares de hojas y cortando 2-4 pares.
  • Multiplicación: por semillas a finales del verano.
  • Rusticidad: no soporta el frío. La temperatura mínima que resiste son los 18ºC.

¿Qué te ha parecido?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *