Bonsái de Portulacaria afra

Bonsái de Portulacaria afra

Dentro del mundo de los bonsáis, hay muchos ejemplares que no son conocidos, y sin embargo, son perfectos para los principiantes (aún más que los que encuentras en las tiendas baratos). Uno de ellos es el bonsái de Portulacaria afra, ¿lo conoces?

Te hablamos de cómo es, sus características y los cuidados que necesita. Así verás lo fácil que sería tener este bonsái (tanto dentro como fuera de casa).

Portulacaria afra

hojas portulacaria afra

Un Portulacaria afra es un árbol pequeño, o también considerado arbusto, que puede crecer hasta los 3 metros. Tiene una madera muy suave y carnosa, con un tronco al principio verde y casi como si fuera blando pero, conforme va cumpliendo años, se torna entre marrón y rojo.

Se le llama también jade Enano, arbusto de elefante, porcelana africana o bonsái de la abundancia. Este último calificativo es porque se dice que si tienes uno entonces este árbol atraerá la riqueza y la fortuna a la casa, razón por la que es de los más apreciados.

Es originaria de África del sur y de las zonas desérticas, con unas hojas que simulan pequeñas moneditas. Habitualmente no echa flores, salvo que en algún momento haya experimentado sequía (sí, todo lo contrario a otros bonsáis). Estas suelen salir en otoño y son de color blanco o bien rosa pálido.

Cuidados del bonsái Portulacaria afra

Cuidados del bonsái Portulacaria afra

Fuente: Cuidatucactus

Ahora que conoces un poquito más a esta especie, nos queda hablarte de los cuidados que tiene. Antes de nada, debemos decirte que es un bonsái muy fácil de cuidar, y muy difícil de perder. De hecho, puede darte la sensación de que estás cuidando a una suculenta, y ya sabemos lo fácil que es cuidar de estas. Eso sí, tiene algunas peculiaridades que hay que tener en cuenta.

Ubicación

El bonsái de Portulacaria afra se adapta tanto al exterior (su ideal) como al interior. En el exterior le gusta está a pleno sol, aun con temperaturas muy altas, porque las disfruta. Las heladas las pasa regular, pero aún así las soporta bien.

En el caso de tenerlo en el interior, es conveniente que lo pongas en un lugar muy luminoso y a ser posible lejos de la calefacción.

Te recomendamos que de vez en cuando lo gires para que así todas las partes del bonsái puedan recibir la luz. También porque así te aseguras de que no tenga un crecimiento más rápido por un lado y por el otro no (para darle forma es importante hacer esto).

Trasplante y tierra

El bonsái de Portulacaria afra necesitará un trasplante cada dos años. Ha de hacerse en primavera y es necesario que la tierra que utilices sea un suelo con nutrientes mezclado con drenante. De esta forma evitarás que se formen cúmulos de agua en el interior que pueden pudrir sus raíces.

Cuando se hace el trasplante, hay que revisar bien las raíces y cortar aquellas que se vean podridas, negras o en mal estado. Después de colocarlo en la nueva maceta es importante no regarlo. Al contrario que otras plantas, el bonsái de Portulacaria afra no precisa regarlo nada más cambiarlo de tiesto, sino que es conveniente dejarlo así por una semana para que las raíces se asienten y, si has cortado alguna, que se cicatrice más rápido.

Riego

Esta es la parte importante de los cuidados del bonsái de Portulacaria afra. Y donde más puedes fallar. Para empezar, es un árbol que no debe tener un platito de agua por abajo, ni siquiera para que pueda beber un poco si tiene calor.

Las hojas de este bonsái mantiene cierta cantidad de agua, de tal forma que no va a sufrir de sequía y, aun así, es conveniente que, entre los riegos, pase por esta (está preparado para ello sin que se muera).

Para que te hagas una idea: en invierno apenas hay que regarlo (quizás una vez cada 3-4 semanas); mientras que en verano es mejor esperar varios días (y ver que la tierra está seca) para regarlo.

De lo contrario, te puedes enfrentar a la pudrición de las raíces, el único problema que podría hacer que perdieras este bonsái.

Si lo que quieres es que florezca, entonces, en otoño, deberías dejarlo entre 1 y 2 semanas sin regar. Pero cuidado, porque hablamos de someter a este pequeño árbol a un estrés hídrico que puede salir bien o que, si estaba debilitado, terminar con él. Tras esos días, debes empezar a regar de manera moderada al principio, y después de forma más abundante.

Bonsái de la abundancia

Abonado

Ten en cuenta que si lo has trasplantado en primavera, no sería conveniente abonarlo al menos hasta la siguiente primavera. El motivo es porque al cambiarle la tierra ya le estás aportando esos nutrientes que tiene el abono, y si le das de más puedes hacer que se estrese (mayor crecimiento, más intensidad y se desgasta).

Así que, si no lo has trasplantado, puedes echarle abono una vez al mes de primavera a otoño. En invierno siempre descansa.

Poda

La poda de este bonsái es muy fácil y la necesita porque hablamos de un ejemplar de rápido crecimiento, así que tendrás que ir recortando las ramas para que tenga una forma de árbol (sobre todo de la parte baja del tronco).

Eso sí, aun cortando, no debes usar pasta cicatrizante porque provocará que se pudra ese área. Es mejor vigilarlo y mantenerlo bien cuidado con la herida «al aire». En nada la cerrará.

Multiplicación

¿Quieres reproducir tu bonsái de Portulacaria afra? Pues que sepas que puedes hacerlo muy, muy fácilmente. Lo único que necesitas es cortarle algunos esquejes en el verano para ello.

Una vez los tengas, debes plantarlos en una maceta con la tierra algo humedecida y esperar a que desarrolle raíces. Normalmente todos los esquejes salen adelante, y tendrás un nuevo bonsái para cuidar.

Cuánto cuesta un bonsái de esta especie

No te vamos a decir que vas a encontrar bonsáis de Portulacaria afra a 5,7, 8 o 10 euros porque no es verdad. Pero sí que puedes encontrarlos entre 30 y 50 euros. Sabemos que es un desembolso más importante, pero también que es una especie mucho más fácil de cuidar que los que te encuentras por esos precios bajos (y más complicado de que se te muera). Así que merece la pena.

Eso sí, tienes que ir a viveros especializados en bonsáis o a tiendas online de bonsáis que es donde podrás encontrar mucho más fácilmente este ejemplar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.