Esto es lo que todo el mundo debería saber sobre los bonsáis de interior

Bonsái de Cupressus

Bonsái de Cupressus

En los últimos años hemos empezado a ver en los viveros y tiendas de jardinería unos arbolitos plantados en bandejas muy bonitas que habían puesto dentro de una especie de caja con una etiqueta que pone: Bonsáis de interior, lo cual a menudo crea confusión, por que… ¿qué es un bonsái?, y … ¿por qué hay plantas que se les considera de interior?

De todo esto y mucho más vamos a hablar en este especial, con el fin de poder proporcionarles a estos árboles en miniatura los mejores cuidados.

¿Qué es un bonsái?

Bonsái de Acer palmatum

Bonsái de Acer palmatum (arce japonés)

Y vamos a empezar, por supuesto, por el principio. Si te acabas de introducir en este fantástico mundo es completamente normal tener muchas dudas, pues nadie nace sabiendo. Poco a poco te vas dando cuenta de que lo que se ve en las etiquetas de algunas plantas a veces no se corresponde con la realidad, como es el caso de los bonsáis de interior.

Un bonsái es un árbol o arbusto, procedente de semilla, de esqueje o acodo, que ha sido trabajado para darle un estilo determinado y mantenérselo año tras año. Este estilo no ha sido creado por el ser humano, sino que es una imitación de los estilos que adoptan las plantas en su hábitat natural (tienes más información sobre este tema aquí).

Por ejemplo: aquellas que crecen en zonas donde sopla el viento fuerte y/o de manera regular, producirán abundantes ramas que crecerán en una sola dirección, mientras que su tronco también se desarrolla en pos del viento ya que éste no le deja hacerlo de otro modo. Esto, en el mundo del bonsái, se le conoce como el estilo Fukinagashi (azotado por el viento).

Así, no todas las plantas llamadas ”bonsái” son bonsái, sobretodo si se venden en centros de jardinería o en viveros (excepto, por supuesto, los especializados).

Otro tema importante es la edad. ¿Podemos fiarnos de la edad que nos dicen que tienen? Lo cierto es que es prácticamente imposible conocer la edad, ya que ni siquiera los maestros se ponen de acuerdo. ¿Se empieza a contar desde el momento en el que se cortó el esqueje o el acodo? ¿Se espera a que enraíce? O, ¿se debe contar cuando se planta por primera vez en una bandeja de bonsái? No se sabe. La edad de los ”bonsáis de interior” se utiliza más que nada para encarecer la propia planta: cuanto más alta digan los vendedores que sea, más cara será.

¿Qué es un bonsái de interior?

Bonsái de Eurya

Bonsái de Eurya

Cuando hablamos de bonsái de interior lo hacemos de plantas tropicales, que no pueden sobrevivir en el interior si están en una zona donde los inviernos son fríos (temperatura por debajo de los 0ºC). Pero hay que saber que todas las plantas deben ser cultivadas en el exterior siempre que sea posible. Necesitan sentir el aire, el sol, la lluvia,… todo. Las condiciones que se encuentra un bonsái dentro del hogar a veces no son las que él desearía.

De hecho, la probabilidad de que lo perdamos es muy alta. Las corrientes de aire, tanto frías como cálidas, le perjudican seriamente, debilitándolo. Pero, además, el sustrato que lleva ya ha cumplido con su función, es decir, ya ha conseguido que la planta enraíce y crezca un poco. Cuando nos lo llevamos a casa, hay que tener mucho cuidado con el riego pues de lo contrario las raíces se pudrirán fácilmente debido al sustrato que tiene.

Por todo ello, vamos a darte una serie de consejos y trucos para que puedas disfrutar de tu arbolito durante muchos, muchos años 🙂 .

¿Qué cuidados necesita?

Si te animas a tener un bonsái (o proyecto de bonsái), toma nota:

Ubicación

Tienes que colocarlo en una habitación en la que entre mucha luz natural, pero que a su vez esté protegido de las corrientes de aire, como por ejemplo en el salón.

Riego

El riego tiene que ser moderado. Hay que dejar que se seque un poco antes de volver a regar. Así, por lo general se regará 3 veces por semana en verano y 1-2 semanalmente el resto del año. Usa para ello agua de lluvia o agua dulce.

Trasplante

Akadama

Akadama

Depende de la especie. Suele ser cada 2 años, pero puede ser cada 3, o incluso cada año. Para saber cuándo le toca a tu árbol, bastará con que lo observes: si le ves raíces sobre la superficie y/o saliendo por los agujeros de drenaje, entonces será el momento de trasplantarlo.

La época para ello será a finales de invierno-comienzos de primavera.

¿Cómo se hace?

Lo primero que hay que hacer es preparar el sustrato. Hay una mezcla que resulta ser muy buena para todas las especies y es la siguiente: 70% akadama + 30% kiryuzuna, pero también se puede optar por cambiar la kiryuzuna por la kanuma si se trata de plantas acidófilas (Camelias, Gardenias) o coníferas.

Una vez lo tengas, sigue este paso a paso:

  1. Deja secar bien el sustrato del bonsái.
  2. Extráelo con cuidado.
  3. Limpia la bandeja a consciencia, con un trapo humedecido en agua, y sécala.
  4. Coloca dos trozos de rejilla (uno en cada agujero) y sujétalos con alambre.
  5. Echa una capa de sustrato.
  6. Con la ayuda de un gancho de bonsái y con sumo cuidado, ve retirando el sustrato de las raíces. Al terminar, introdúcelas (sólo las raíces) en un recipiente con agua para poder quitarle la tierra que haya podido quedar.
  7. Corta con unas tijeras previamente desinfectadas aquellas raíces que se vean negras.
  8. Colócalo en la bandeja. Ha de quedar un poco por encima del borde de la bandeja (0,5cm o menos), y un poquito alejado del centro (0,3cm o menos).
  9. Sujeta al árbol con el alambre que has usado para las rejillas de drenaje.
  10. Rellena la bandeja con sustrato.
  11. Riega.

Para que te sea más sencillo, te adjuntamos un vídeo en el que se muestra cómo se hace:

Poda

La poda del bonsái de interior se hará con el objetivo de mantenerle el estilo. Así, lo que se se debe de hacer es observar al árbol desde una cierta distancia, y ver qué ramas han crecido demasiado. Una vez que las hayas identificado, las tienes que recortar con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol.

El momento ideal para hacerlo es a finales de invierno, cuando la temperatura empieza a mantenerse por encima de los 15ºC.

Alambrado

No suele ser necesario. La planta que se vende como bonsái ya tiene un estilo definido, de modo que sus ramas ya están en la posición que toca. De no ser así, se pueden alambrar en primavera y dejarles el alambre hasta otoño. Pero es conveniente que lo vayas revisando regularmente para evitar que el alambre deje marca en el árbol.

Abonado

Durante toda la temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano, debes abonar con un abono específico para bonsáis siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También puedes abonar en otoño si vives en una zona donde no se producen heladas, o éstas son débiles (de hasta 2ºC) y de corta duración.

Bonsái de Azalea

Bonsái de Azalea

Y con esto terminamos. Esperamos que te haya sido de utilidad y puedas disfrutar de tu planta 🙂 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *