¿Cuáles son los bonsáis fáciles de cuidar?

¿Te gustaría tener un bonsái pero no tienes ni idea de cómo cuidarlo para que no se muera? Si es así, lo mejor que puedes hacer es adquirir una especie resistente, pero claro, si no sabes cuáles son las más interesantes pueden surgirte muchas dudas al respecto. Pero, ¡tranquilo/a! Tiene solución.

Yo te voy a decir ahora mismo cuáles son los bonsáis fáciles de cuidar; es decir, aquellos con los que, ubicados en el exterior y dándoles unos mínimos conocimientos que te proporcionaré, podrás disfrutar mucho de este mundo.

Lista de bonsáis para principiantes

Hoja perenne

Buxus o Boj

Imagen – Wikimedia/AlbertHerring

El boj es una planta originaria de Europa, norte de África y oeste de Asia que tiene un crecimiento bastante lento, lo cual es perfecto para controlar su desarrollo. Además, al tener hojas pequeñas resulta ideal para formar bonsáis con estilos verticales, aunque se adapta a prácticamente todos.

Resiste hasta los -5ºC.

Cotoneaster

El Cotoneaster es un arbusto originario de las regiones templadas de Europa, África y Asia que tiene un ritmo de crecimiento y desarrollo fácilmente controlable. Tiene las hojas pequeñas, y además produce unas florecillas muy decorativas de color blanco o rosado y unos frutos de color rojo, amarillo anaranjado o negro que también llaman mucho la atención.

Resiste hasta los -7ºC, pero es recomendable protegerlo un poco de las heladas.

Ficus

Los Ficus son árboles y trepadoras originarias de Asia. Tiene un crecimiento lento pero son plantas muy resistentes; de hecho, son los más indicados para empezar. Hay de muchas variedades, siendo la F. retusa la que más se aconseja tener ya que posee hojas pequeñas y un tronco que engrosa con facilidad.

La rusticidad dependerá de la especie. Por ejemplo, el F. retusa aguanta hasta los -3ºC, pero el F. benghalensis o el F. ginseng no soportan heladas.

Ligustrum

El Ligustrum es un árbol o arbusto originario de China, Japón y Europa que posee hojas de un color verde muy bonito. Se suele comercializar como bonsái de interior, pero la realidad es que no se adapta demasiado bien a esas condiciones, por eso lo he incluido en esta lista.

Resiste hasta los -2ºC.

Hoja caduca

Acer

Los arces son árboles o arbolitos originarios de las regiones templadas del mundo, tanto de América del Norte, como Europa y también Asia. Poseen hojas palmeadas muy bonitas que se vuelven de color rojo, amarillo o anaranjado durante el otoño, lo cual hace que tener un bonsái de ellos sea un placer.

Resisten heladas de hasta los -7ºC.

Carpinus

Imagen – Flickr/Cliff

El carpe es un árbol originario principalmente del este de Asia que posee hojas muy ornamentales de color verde que se transforma en tonos amarillentos durante el otoño. Es una planta muy bonita e interesante para los principiantes, ya que no es nada difícil de cuidar.

Resiste hasta los -5ºC.

Punica granatum

El granado es un arbolito originario de la región irano-turania que posee hojas lanceoladas muy pequeñas y unos frutos de unos 5cm de color rojizo cuando maduran. Durante el otoño se viste con su traje otoñal amarillo antes de entrar en su reposo hivernal.

Resiste hasta los -4ºC.

Ulmus y Zelkova

Imagen – Flickr/Cliff

Los olmos y los Zelkova son originarios de las regiones templadas del globo. Poseen hojas de unos 2-3cm, de un color verde muy bonito. Su ritmo de crecimiento es bastante rápido, y además te puedo decir que son casi indestructibles. Durante el otoño se vuelven amarillos o rojizos dependiendo de la especie.

Resisten las heladas de hasta los -5ºC.

¿Qué cuidados necesitan?

Hemos visto cuáles son los bonsáis más fáciles de cuidar, pero… ¿qué cuidados tenemos que proporcionarles para que estén realmente bien? Pues si quieres saberlo, sigue leyendo 🙂 :

  • Ubicación: exterior. Dependiendo de la especie, habrá que colocarlo en semisombra (Ficus, Acer, Carpinus) o a pleno sol (todas las demás).
  • Sustrato: hay una mezcla que te irá bien para todas ellas y es 70% de akadama con 30% de kiryuzuna. Puedes comprar la primera aquí y la segunda aquí.
  • Riego: hay que regarlos muy seguido, ya que el sustrato pierde la humedad rápido, sobretodo en verano. Por eso, se deben regar cada 1-2 días en verano y cada 4-5 días el resto del año. Para ello, puedes utilizar una botella cuyo tapón hayas perforado previamente, o con una regadera específica para bonsáis que puedes conseguir aquí.
  • Abonado: desde primavera hasta verano se deben abonar con un abono líquido para bonsáis siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Se puede conseguir aquí.
  • Poda: los de hoja perenne se podan a finales de invierno, mientras que los de hoja caduca pueden podarse también en otoño cuando hayan perdido la hoja. Hay que quitar las ramas secas, enfermas o débiles, las que se entrecrucen, las que crezcan hacia nosotros, y además se han de recortar aquellas que estén creciendo demasiado.
  • Pinzado: consiste en recortar un poquito las ramas -por la parte verde-. Se puede hacer a lo largo de todo el año.
  • Alambrado: solo si es necesario. En primavera se pondrá el alambre y se irá revisando semanalmente a fin de que no se incruste en la rama. Se aconseja quitar en invierno, o cuando ya se haya conseguido lo que se quería 🙂 .
  • Trasplante: hay que trasplantarlos cada 2-3 años, en primavera.

¿Te ha sido de utilidad? Espero que a partir de ahora puedas disfrutar del mundo del bonsái.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.