¿Cómo tener una buganvilla en jardinera?

La buganvilla puede estar en una jardinera

La buganvilla es una de las plantas trepadoras que mejor se adaptan a vivir en un recipiente. En esta ocasión vamos a hablarte de cómo conseguir que crezca bien en una jardinera, sea esta de obra, plástico u otro material.

Así que, sin más, a continuación voy a comentarte todo lo que tienes que saber sobre tener la buganvilla en una jardinera; es decir, cómo has de cuidarla, cuándo regarla, etcétera.

¿De qué tamaño debe ser la jardinera?

Jardinera para buganvilla

Antes de plantar la buganvilla en una jardinera, tenemos que ver si esta es del tamaño adecuado para la planta. Y es que si la pusiéramos por ejemplo en una que es demasiado grande, podríamos correr el riesgo de ahogarla, porque tendría mucha tierra húmeda y durante mucho tiempo en contacto con sus raíces.

Por este motivo, y dado que el exceso de agua o humedad es un problema muy serio que a las plantas les cuesta superar, lo que vamos a hacer será plantar la buganvilla en una jardinera adecuada para ella. Y, ¿cuál será esa? Bueno, para saberlo tendremos que ver qué tamaño tiene su cepellón de raíces o pan de tierra: si este mide, vamos a suponer, unos diez centímetros de alto y de ancho, la jardinera deberá medir no más del doble.

De hecho, si la planta es muy pequeña, con una altura de menos de medio metro, es mucho más recomendable mantenerla en una maceta hasta que su altura sea de, como mínimo, un metro, pues será cuando podremos ir guiándola hacia donde nos interesa.

¿Qué sustrato o tierra hay que ponerle?

La buganvilla es una planta que, como no es demasiado exigente, podremos ponerle por ejemplo sustrato universal. Ahora bien, es importante que sea de cierta calidad; es decir, ha de ser ligero y de textura esponjosa. Recomiendo comprar uno que sea de alguna marca conocida y popular, como por ejemplo la de Flower. Así, conseguiremos que las raíces crezcan bien, y que por lo tanto la planta se desarrolle con total normalidad.

De todas formas, hay que saber que como alternativa al sustrato universal podemos ponerle fibra de coco (en venta aquí). Esta es muy económica y, aunque no tiene muchos nutrientes, sí tiene otras cualidades que la convierten en un sustrato muy recomendable. Por ejemplo, permite que las raíces estén bien aireadas, absorbe y filtra el agua con rapidez, y además se mantiene húmeda bastante tiempo. Tienes más información en nuestro vídeo:

¿Cómo cuidar la buganvilla en una jardinera?

Los cuidados que le daremos serán los mismos que si estuviera en una maceta. Pero no te preocupes, que si tienes dudas, a continuación te vamos a explicar cuáles son:

La buganvilla es una planta fácil de cuidar
Artículo relacionado:
¿Se puede tener una buganvilla en maceta?

Riego

A la buganvilla hay que procurar regarla con regularidad. Es una planta que enseguida que la tierra se seca por completo, empieza a perder hojas. Por este motivo, es importante que se evite llegar a ese extremo, y echarle agua un promedio de dos veces por semana en verano (o más si hace mucho calor y vemos que la tierra está muy, muy seca), y menos durante el resto del año.

Abonado

Para que crezca bien y no le falte de nada, la abonaremos en primavera y en verano con abonos o fertilizantes líquidos. Por ejemplo, podemos echarle guano, o un fertilizante universal. Por supuesto, también podremos echarle de vez en cuando abonos de liberación lenta, como el estiércol de animales herbívoros o humus de lombriz; pero insisto: de vez en cuando, una vez cada dos meses o eso, ya que como tardan mucho más en descomponerse, la buganvilla tiene más tiempo para absorber esos nutrientes.

Además, otra cosa que no podemos olvidar nunca es que no se han de mezclar abonos ni fertilizantes, pues de lo contrario el riesgo de que se produjera una sobredosis es muy alta.

Poda

Tijeras de podar profesionales

¿Cuándo hay que podar a la buganvilla? Pues cuando tenga ramas demasiado largas o un aspecto desordenado. Lo haremos en otoño, y solo si no se registran heladas o estas son muy débiles (hasta -2ºC); en caso contrario, se hará en primavera.

poda buganvilla en maceta
Artículo relacionado:
Cómo se poda la buganvilla en maceta

La manera de proceder será simplemente esta: tendremos que eliminar lo que esté seco, y recortar aquellos tallos que hayan crecido en exceso. Y lo haremos con unas tijeras de podar de yunque, o bien con una sierra de mano si el tallo a podar mide más de un centímetro de grosor.

Entutorar/guiar

En el caso de que nos interese tener una buganvilla como trepadora, tendremos que ayudarle un poco poniéndole un tutor y atándola a él. Este tutor o guía es importante que sea de algún material resistente tanto a las lluvias, al sol, etcétera, y también al peso de la propia planta. Por eso es interesante el uso de tutores de acero que están recubiertos por una goma.

Se debe poner cuando la buganvilla mida al menos medio metro, ya que de lo contrario sus tallos se verán colgantes puesto que no pueden trepar por sí solos al no disponer de zarcillos.

Así que, como ves, es muy sencillo cuidar una buganvilla en una jardinera.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.