Palmera de la jalea (Butia capitata)

La Butia capitata es una de las palmeras de hoja pinnada más decorativa, adaptable y resistente que podemos encontrar. Además, no crece mucho, motivo por el cual es idónea para cultivar en casi cualquier tipo de jardín.

Por si fuera poco, es fácil de multiplicar por semillas y también de mantener sana. Así que sin lugar a dudas estamos hablando de una planta de lo más interesante.

Origen y características

Nuestra protagonista es una palmera originaria de Sudamérica, concretamente del noreste de Argentina, este de Uruguay. Es endémica del centro-este de Brasil. Su nombre científico es Butia capitata, aunque popularmente se la conoce como palmera capitata o palmera de la jalea. Crece hasta alcanzar una altura de hasta 5 metros, con tronco de 30 a 45cm de diámetro.

Su corona está compuesta por 11-20 hojas arqueadas y pinnadas de color glauco que miden hasta 3 metros. Las flores se agrupan en inflorescencias formada por 100 ramas floríferas de 8 a 30cm de longitud. El fruto es amarillo cuando madura, con forma oblonga, y en su interior contiene una única semilla redondeada.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Butia capitata tiene que estar en el exterior, a pleno sol.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. Puedes conseguir el primero aquí y la segunda aquí, aunque debes saber que por sus características no es una palmera que se pueda tener siempre en recipiente.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos, pero prefiere los que tienen buen drenaje. En el caso de que tengas un terreno al que le cueste un poco absorber el agua, haz un agujero de plantación de 1m x 1m, y mezcla la tierra con perlita a partes iguales. De esta manera, podrá crecer bien.

Riego

Es una palmera que resiste bastante bien la sequía. Pero para que no haya problemas es muy recomendable, sobretodo si se cultiva en maceta, comprobar la humedad de la tierra antes de regar. Para ello hay que hacer lo siguiente:

  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo te dirá al instante qué grado de húmedad tiene la porción de tierra que ha entrado en contacto con él. Pero para que sea más útil debes introducirlo en otras zonas (más cerca de la planta, más lejos), ya que la tierra no se seca por todas partes igual de rápido.
  • Escarbar un poco alrededor de la planta: la superficie de la tierra pierde humedad rápidamente al estar más expuesta, por lo que a menudo crea muchas dudas sobre cuándo hay que regar. Por esto, se puede escarbar unos 5-10cm alrededor de la palmera y ver cómo se encuentra realmente el suelo.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca, por lo que esta diferencia sirve como orientación.
    Esto lógicamente solo se puede hacer cuando la planta es joven, pues a medida que crece va pesando cada vez más 🙂 .

De todas maneras, para tener más o menos una idea, decir que se recomienda regar unas 3 veces por semana en verano, y cada 6-7 días el resto del año. En el caso de que esté en el jardín, a partir del segundo año se puede regar una o dos veces por semana.

Abonado

Guano en polvo.

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se ha de abonar con abonos orgánicos, como el guano por ejemplo (puedes encontrarlo en polvo aquí y líquido aquí). Eso sí, es importante que sigas las indicaciones especificadas en el envase del producto ya que es un abono muy concentrado, tanto que si te pasas con la dosis podrías ”quemar” la planta.

Multiplicación

La Butia capitata se multiplica por semillas en primavera. La manera de proceder es la siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es limpiarlas e introducirlas en un vaso con agua durante 24 horas. Así, podrás desechar las que no sirvan -serán las que se hundan-, y quedarte con las otras.
  2. Después, se debe rellenar una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal, y regar a consciencia.
  3. A continuación, se colocan un máximo de dos semillas en la maceta, y se cubren con una fina capa de sustrato para que no queden expuestas al sol de manera directa.
  4. Por último, se vuelve a regar y se coloca la maceta en el exterior, a pleno sol.

Si todo va bien, germinarán en dos-cuatro meses a una temperatura de 20-25ºC.

Plagas y enfermedades

Paysandisia archon

Es muy resistente, pero lamentablemente tanto el picudo rojo como la Paysandisia archon le pueden perjudicar. El primero es un gorgojo (una especie de escarabajo) cuyas larvas excavan galerías en el tronco mientras se alimentan de él; la primera es una polilla de aspecto muy similar a una mariposa cuyas larvas también excavan galerías pero en el cogollo, y además hacen agujeros en las hojas en desarrollo que todavía no han salido.

Si se vive en una zona donde ya han llegado, o donde están a punto de hacerlo, se ha de tratar la palmera durante todos los meses cálidos con Imidacloprid y con estos remedios.

Poda

No es necesaria. Solo se han de quitar las hojas secas a finales de invierno o a mediados/finales de otoño.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -12ºC. Se puede cultivar sin problemas también en climas tropicales cálidos.

¿Qué te ha parecido la Butia capitata?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.