6 tipos de cactus grandes y sus cuidados

El saguaro es un cactus grande

Los cactus grandes son plantas que llaman tanto la atención por su tamaño como por las flores que muchos llegan a producir. Y eso por no hablar de que las condiciones en las que se encuentran no son precisamente las más fáciles para sobrevivir, a saber: temperaturas extremas superiores en varios puntos a los 40ºC, suelo con muy pocos nutrientes, lluvias que solo se registran unas semanas al año…

Pero lo cierto es que, tras 30 o 40 millones de años de evolución, han conseguido adaptarse excepcionalmente bien. Gracias a ello, hoy día los humanos podemos disfrutarlos en nuestros jardines, siempre y cuando les proporcionemos los cuidados necesarios. Estos son los cactus grandes más populares que te encuentras en viveros y tiendas de jardinería.

Selección de cactus grandes

Los cactus grandes son una maravilla. Su ritmo de crecimiento suele ser lento, pero eso no importa: decoran el jardín desde muy jóvenes, así que si quieres tener uno pero no sabes cuál, echa un vistazo:

Carnegiea gigantea

El saguaro es un cactus muy grande

Imagen – Wikimedia/Burley Packwood

Conocido como saguaro o saguario, es con diferencia el más popular. Es el típico cactus que aparece en las fotos tomadas en las regiones desérticas de América, en concreto de Sonora. Tiene porte columnar, poco o nada ramificado, con tallos que llegan a medir unos 65cm de diámetro y más de 12 metros de altura (se han encontrado ejemplares de 23,8m). Este tiene de 12 a 24 costillas, de las que brotan 12 espinas radiales y entre 3 y 6 centrales de hasta 7cm de largo. Las flores son blancas, de 12cm de diámetro.

En cultivo es una planta interesante, pudiendo resistir heladas de hasta los -9ºC si el ejemplar es adulto, si bien lo ideal es que no baje de los 0 grados. Además, su fruto es comestible. Pero es muy, muy lento: necesita 30 años para llegar a medir 1 metro de altura.

Cephalocereus senilis

El Cephalocereus senilis es un cactus grande

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Se le conoce popularmente como cabeza de viejo o cactus viejito, y es un cactus columnar sin ramificaciones que llega a medir hasta 15 metros de altura. Tiene muy pocas espinas, finas, de unos 2-4cm de largo. Aunque su mayor atractivo es su aspecto lanoso, cuyos pelos le sirven para evitar las quemaduras solares. Las flores son rojas, amarillas o blancas, y solo brotan cuando el cactus tiene más de diez años de edad y una altura media de 2m.

Precisa suelos con excelente drenaje, riegos muy escasos y estar en una zona con clima cálido o templado-cálido.

Echinopsis terschekki

El Echinopsis terschekkii crece rápido

Imagen – Wikimedia/Antoine Taveneaux

Antes conocido como Trichocereus pasacana, en la actualidad a veces se le llama popularmente ‘pasacana’. Se trata de una especie con porte arborescente, bastante ramificado, que llega a medir hasta 12 metros de altura. Los tallos miden de 10 a 20cm de diámetro, y poseen unas 8 a 14 costillas. Las espinas miden 2 a 8cm de largo, y tienen 8 a 15 radiales y 1 central. Las flores son blancas, de 15 a 20cm.

En cultivo es sencillo: solo precisa sol directo, tierra con buen drenaje, y riegos escasos. Puede resistir el frío y las heladas de hasta los -3ºC si son puntuales y de corta duración.

Pachycereus pringlei

El Pachycereus pringlei supera los diez metros de altura

Se le conoce como cardón, y es un cactus columnar con tallos normalmente ramificados que llegan a medir unos 19 metros de altura. El tronco es de hasta 1 metro de diámetro. Posee entre 10 y 16 costillas, con 20 espinas de entre 2 y 3cm de longitud, excepto las 1 a 3 centrales que son más largas. Las flores miden de 5 a 8,5cm de longitud y son blancas.

En apariencia es bastante similar al saguaro, pero es más rápido (crece a un ritmo de unos diez centímetros por año), y es capaz de resistir heladas débiles desde joven, pero es recomendable que no baje de los 0 grados.

Artículo relacionado:
Cardón (Pachycereus pringlei)

Pilosocereus pachycladus (antes Pilosocereus azureus)

El Pachycereus azureus es un cactus azulado

De todos los del género, el Pilosocereus pachycladus es uno de los pocos que se cultivan con frecuencia. El motivo es el color azulado de sus tallos, los cuales crecen rectos en posición vertical y miden entre 5,5 y 11cm de grosor y hasta 10 metros de altura. Tienen de 5 a 19 costillas, y areolas de las que surgen de 1 a 12 espinas centrales de 1 a 30mm de largo, y entre 8 y 18 espinas radiales de 5 a 15mm. Las flores son blancas y miden de a 4 a 7cm de largo por 2 a 5cm de diámetro.

Es sensible a las heladas, aunque por experiencia te diré que resiste las débiles (hasta los -2ºC) si la tierra está seca.

Stenocereus thurberi

El Stenocereus thurberi es una cactácea

Quizás sea de los cactus de esta lista menos conocidos, pero créeme si te digo que es de los más fáciles de cuidar. Se trata de un arbusto de hasta 8 metros de altura, muy ramificado, con tallos que poseen de 12 a 19 costillas. Posee de 1 a 3 espinas centrales de 2 a 5cm de largo, y de 7 a 9 espinas radiales de 1cm. Las flores son blancas o de color pálido de unos 10cm de diámetro.

Crece unos 5 a 10cm de altura por año si está plantado en el suelo, resiste heladas débiles de hasta los -4ºC y, en caso de inundación puntual (como las causadas por las lluvias torrenciales en la región mediterránea durante el otoño) no sufre daños.

¿Cuáles son los cuidados de los cactus grandes?

Ahora que hemos visto los cactus grandes más populares, toca saber cómo cuidarlos, ¿verdad? Así que vamos allá:

Ubicación

Son plantas que han de estar en una zona muy luminosa, a pleno sol si es posible. A menos que vivamos en una zona donde el invierno es muy frío, lo ideal será tenerlos en el exterior, en caso contrario tocará protegerlos en un invernadero o dentro de casa.

Tierra

  • Jardín: insisto, suelo con excelente drenaje. Estos cactus son muy sensibles al exceso de agua, y aunque hay algunas especies que pueden tolerar inundaciones puntuales (ocurridas una vez al año o menos), no se deben de correr riesgos.
    En cuanto al pH, crecen en los neutros o en los ligeramente alcalinos.
  • Maceta: aconsejo plantarlos en pómice (en venta aquí), o si no en una mezcla de sustrato universal (en venta aquí) con perlita (en venta aquí) a partes iguales.

Riego

Vista del Pachycereus weberi

Imagen – Wikimedia/Amante Darmanin de Malta // Pachycereus weberi

Escaso. Hay que dejar secar la tierra entre riegos. En caso de tenerlos en maceta, no les pongas plato debajo.

Abonado

Durante la primavera y el verano es aconsejable abonarlos con un abono para cactus (en venta aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Los cactus grandes se multiplican por semillas principalmente, y algunos por esquejes en primavera o verano. Sepamos cómo se hace:

Semillas

Las semillas se han de sembrar en semilleros (macetas, bandejas de semillero,…) con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, y enterrándolas con una muy fina capa de tierra o de arena de río previamente lavada. Luego, se coloca el semillero cerca de una fuente de calor, en semisombra, y se mantiene húmedo pero no encharcado.

Así germinarán en unos 10 días.

Esquejes

Es más difícil, aunque no imposible. Corta un tallo que veas que esté sano, creciendo con fuerza, deja secar la herida en semisombra unos 7 a 10 días, y luego plántalo en una maceta con pómice. Ponlo en una zona resguardada, protegida del sol, y mantén el sustrato ligeramente húmedo.

Si todo va bien, emitirá sus propias raíces en 20 días. Puedes ayudarle regando de vez en cuando con hormonas de enraizamiento líquidas (en venta aquí).

Plagas y enfermedades

Son sensibles al ataque de cochinillas, que se han de combatir con un insecticida anti-cochinillas, o con productos naturales como la tierra de diatomeas. Asimismo, hay que controlar mucho los riegos pues de lo contrario los hongos podrían perjudicarles, en cuyo caso habría que tratarlos con fungicidas.

Artículo relacionado:
Cómo eliminar las cochinillas de las plantas

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Como son plantas grandes, recomiendo muchísimo plantarlas en el jardín en cuanto tengan un tamaño de unos 40 centímetros o así, pero no mucho más. Piensa que a medida cuanto más crezcan, más pesarán y más complicado será su plantación en el suelo (no por el cactus en sí, sino más bien por nosotros, ya que las espinas son peligrosas).

Rusticidad

Depende de la especie, pero en general no soportan las heladas fuertes.

Vista del cactus saguaro en su hábitat

Que disfrutes de tus cactus grandes 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.