Caladio (Caladium)

Las hojas del caladio son de colores muy vistosos

Las plantas del género Caladium tienen la peculiaridad de poseer unas hojas de colores muy, muy vistosos y alegres. Además, si bien en estado silvestre pueden llegar a medir hasta 90 centímetros, en cultivo rara vez superan el medio metro.

El inconveniente principal es que debido a su origen son extremadamente sensibles al frío, motivo por el cual solo vivirán bien en el exterior en zonas donde la temperatura no baje de los 10 grados centígrados. Aunque por otra parte, durante el invierno podemos aprovechar para disfrutarlas en casa 😉 . Descúbrelas.

Origen y características

El Caladium es una planta tropical

El género está compuesto por doce especies nativas de las selvas tropicales de Brasil y Guayana. Son plantas herbáceas con raíces tuberculosas que crecen entre los 40 y los 90cm. Las hojas, que nacen desde el mismo tubérculo, aparecen en el extremo de los tallos y llegan a medir hasta 60cm de longitud. Sus colores varían mucho: la base es verde, pero se alternan los matices rosas, blancos, carmesíes, o rojos. La flor es un espádice verdoso que no tiene gran valor ornamental.

Toda la planta es tóxica. Si se consume causará problemas para respirar en menos de diez minutos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Caladium x hortulanum

Imagen – Wikimedia/Captain-tucker

Si quieres tener un ejemplar de Caladium, te recomendamos cuidarlo de la siguiente forma:

  • Ubicación:
    • Exterior: ha de estar en una zona con mucha luz pero protegido del sol directo.
    • Interior: en una habitación luminosa, con una alta humedad ambiental (se consigue con un humidificador, o poniendo vasos con agua alrededor).
  • Riego: unas 4-5 veces por semana en la época de más calor, algo menos el resto. Usar agua de lluvia o sin cal. No mojar las hojas ya que se pudrirían.
  • Abonado: en primavera y verano, con abonos ecológicos.
  • Multiplicación: por semillas y división de tubérculos en primavera.
  • Poda: quitar las hojas secas y las flores marchitas.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera. Si está en maceta, trasplantar cada dos años.
  • Rusticidad: no resiste el frío ni las heladas.

¿Qué te han parecido estas plantas?


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Miguel Antonio Montero Arguedas dijo

    Me han parecido muy concreto las orientaciones sobre estas plantas. Tengo una colección de alrededor de unas diez diferentes. En Costa Rica son muy apreciadas y las hay de muchas formas y colores diferentes. En Costa Rica tienen un período de dormancia durante el verano (diciembre a abril) y surgen espontáneamente con las primeras lluvias (alrededor del 15 de abril al 30 de mayo). Uds no se refirieron a ese periódo.
    Gracias por los consejos espero seguir consultándolos.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Miguel Antonio.

      Gracias por tu comentario. Seguro que es de utilidad para la gente que nos visite desde algún lugar tropical 🙂

      Nosotros estamos en España, donde el clima es templado, por lo que el caladio se cultiva en interior casi siempre, y ese periodo de reposo lo tiene en invierno cuando las temperaturas rondan los 10-15ºC.

      Saludos.