Calamondín, un naranjo en miniatura

Frutos del calamondín

Imagen – Wikimedia/high limitzz

¿Te gustaría tener un naranjo pero no tienes suficiente espacio? No te preocupes: tenemos la solución. Hazte con un calamondín. Este es un árbol frutal que se puede tener en maceta durante toda su vida, ya que no suele superar los 2m y no necesita de mucho espacio para poder crecer. Además, tiene hojas perennes, por lo que se puede utilizar como planta ornamental durante todo el año.

Descubre qué cuidados requiere para poder dar frutos de un exquisito sabor.

Origen y características del calamondín

Citrofortunella microcarpa

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

El calamondín, conocido también como naranjo chino o naranjo enano, es un árbol frutal híbrido entre Citrus reticulata y Fortunella margarita. Su nombre científico es Citrofortunella x microcarpa, y crece en climas cálidos, con heladas suaves y de corta duración (hasta -3ºC). Su ritmo de crecimiento es rápido, y puede vivir alrededor de un siglo, siempre y cuando se le dé una serie de cuidados.

Es un arbolito o arbusto perennifolio que alcanza una altura máxima de 2 metros, con una copa densa, con pocas o ninguna espina. Las hojas son elípticas, con una longitud de 5 a 10 centímetros, de color verde brillante. Produce flores axilares blancas y pequeñas, y unos frutos esféricos u ovales de unos 3cm de diámetro de color naranja-rojizo, con la pulpa dulce y ácida, pero comestible.

¿Cuáles son los cuidados del naranjo en miniatura?

Si te animas tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Es una planta que, al resistir bien el frío y las heladas, lo ideal es que se cultive en el exterior todo el año, a pleno sol. Como es relativamente pequeña y no tiene raíces invasivas, puede cultivarse en cualquier rincón, incluso en macetas.

Pero eso sí, si quieres ponerla cerca de la piscina, es preferible que esté a, al menos 1 o 2 metros de la misma, o más si tienes niños a los que les encanta zambullirse a la misma, ya que el cloro daña las hojas.

Riego

El riego ha de ser frecuente, especialmente en verano. Riega entre 3 y 4 veces por semana en los meses más calurosos, y 1-2 por semana el resto del año.

Si tienes dudas, espera unos días antes de volver a regar o comprueba la humedad de la tierra o del sustrato, por ejemplo con un medidor de humedad digital o con un palo delgado de madera.

En caso de tenerlo en maceta, no es aconsejable que le pongas un plato debajo ni tampoco que lo metas en un macetero sin agujeros, pues el agua estancada pudrirá las raíces.

Abonado

El calamondín es un arbusto

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Al ser una planta cuyos frutos son comestibles, se tiene que abonar con abonos orgánicos, ya sean en polvo (estiércol de caballo, humus de lombriz) como líquidos (guano).

Suele tener problemas de clorosis por falta de calcio y de magnesio, por lo que si ves que las hojas amarillean dejando los nervios más visibles también es aconsejable echarle por alrededor del tronco las cáscaras de huevo troceadas, y echar un poco de magnesio en polvo.

Tierra

  • Jardín: es importante que la tierra tenga buen drenaje, mezclando si es necesario la tierra con un 20% de perlita.
  • Maceta: rellenar con sustrato universal, o con mantillo.

Poda

Se han de hacer pequeñas podas, eliminando las ramas que estén enfermas o débiles. La mejor época para hacerlo es en primavera, después de que el riesgo de heladas haya pasado.

Utiliza herramientas de podar previamente desinfectadas con algún producto desinfectante. De esta manera, se reducirá el riesgo de infección y mantendrás tu calamondín protegido.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando las heladas hayan pasado. Tanto si quieres plantarlo en el jardín como cambiarlo de maceta, es necesario que tengas cuidado con las raíces, evitando manipularlas en exceso.

Para que el cepellón o pan de tierra no se desmorone, lo ideal es, primero, esperar a que las raíces hayan ocupado toda la maceta algo que sabrás cuando veas que se le salen por los agujeros de drenaje, y segundo, regar un día antes de proceder a plantarlo o trasplantarlo.

Cosecha

La planta está produciendo frutos desde finales del verano hasta el otoño. Se pueden coger cuando alcancen su tamaño y color definitivo, y cuando se note que empiezan a estar un poco blandos al tacto.

Plagas y enfermedades

El calamondin es un frutal pequeño

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Es bastante resistente, pero en primavera y sobretodo verano puede verse afectada por cochinillas las cuales se quitan bien con un pincel empapado en alcohol de farmacia, o incluso con una toallita húmeda para bebés.

Propagación

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera:

Semillas

Las semillas se pueden sembrar en bandejas de semillero con sustrato para huerto o mantillo, poniendo un máximo de 2 unidades en cada alvéolo. Luego, se riega y se coloca en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en unos dos meses.

Esquejes

Para conseguir nuevos ejemplares, se suele proceder más a multiplicarlo por esquejes de rama, cortando una que mida al menos 20 centímetros. Luego, se procede a impregnar la base con enraizantes caseros u hormonas de enraizamiento, y se plantan en una maceta con, por ejemplo, vermiculita previamente humedecida. Para terminar, se coloca en el exterior, en semisombra, y se cubre todo con plástico transparente al que se le harán algunos agujeritos con la punta de unas tijeras con el fin de que el aire pueda circular.

En un mes, si todo ha ido bien, emitirá sus propias raíces.

Rusticidad

El calamondín resiste bien el frío y las heladas de hasta los -12ºC. Además, tampoco le perjudican las altas temperaturas (30-35ºC) siempre que tenga el sustrato o la tierra húmeda.

¿Qué usos se le da?

Tiene varios:

  • Ornamental: sin duda es el más extendido. Es un arbolito precioso, fácil de cuidar, que hasta se puede trabajar como bonsái.
  • Culinario: sus frutos son como naranjas pero en miniatura, y como ellas, se pueden consumir como postre o tentempié. Además, también se prepara una bebida conocida como licor de calamondín. Eso sí, si tuviera que compararlas diría que las del calamondín son algo más ácidas y puede que eso no guste a los paladares sensibles.

¿Dónde comprar?

Puedes conseguirlo desde aquí:

Que tengas una feliz cosecha 🙂 .

4 comentarios, deja el tuyo

  1.   Nancy dijo

    Hola buenas tardes,quiero saber donde lo consigo en medellin,el calamonddin miniatura. Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Nancy.
      Siento no poder ayudarte en esto 🙁 . Quizás en viveros lo encuentres, o en tiendas online.
      Un saludo.

  2.   Edgar Agustin Vargas dijo

    A mi me gustaría saber donde puedo conseguir semillas en Costa Rica?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Edgar.

      Mira en ebay o amazon. A veces se encuentran cosas interesantes ahí.

      Saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior