Calathea roseopicta: todo lo que debes saber para cuidarla en casa

Calathea roseopicta

Si te gustan las plantas calatheas entonces seguro que, o tienes, o has visto la Calathea roseopicta. ¿Sabes cómo es? ¿Y los cuidados que necesita?

Aunque puedan parecer plantas fáciles de cuidar y que se pueden tener en el interior de los hogares, son algo complicadas de mantener. Por eso, aquí te dejamos la ficha de la Calathea roseopicta para que no tengas problema y sepas todo lo que precisa para mantenerla. ¿Empezamos?

Cómo es la Calathea roseopicta

Detalles de las hojas

La Calathea roseopicta también es conocida como calatea rosa o calatea rosae. Es originaria de Sudamérica, concretamente del norte de Brasil. Viven los bosques tropicales, por lo que eso ya te puede indicar que, a la hora de tenerla en casa, necesitará de mucha humedad y de un suelo húmedo, pero muy poco sol.

Esta calatea puede alcanzar los 50 centímetros de altura. Pero quizá eso no sea lo importante, sino las enormes horas que te puede echar. Estas serán de color verde con una franja en rosa alrededor de la hoja y una línea a la mitad de ellas. Por detrás será completamente rosa. Ahora bien, cuando la hoja es joven y está creciendo tendrá una tonalidad verde que se irá oscureciendo, hasta parecer las hojas negras, en su época adulta.

Es cierto que, en su hábitat natural, podría florecer, aunque no es tan fácil como pueda parecer. El problema es que, en interiores, esto es completamente imposible de que suceda. Aun así, que sepas que es una planta cuya flor no es para nada llamativa, y sí le quita mucha energía, con lo que algunos prefieren que no florezca para que no se deteriore la salud. O incluso se la cortan antes de que llegue a crecer mucho la vara floral.

Cuidados de la Calathea roseopicta

planta de interior

Ahora que conoces mejor la Calathea roseopicta, ¿qué tal si te hablamos de los cuidados especiales que vas a tener que proporcionarle? No son muchos, y casi serán iguales que con otras plantas. Pero conocerlos, y aplicarlos marcará la diferencia entre que la planta esté sana o que no lo esté.

Ubicación y temperatura

Empezamos por el mejor lugar donde tenerla y, sin duda, será dentro de casa. No queremos decir que no puedas tenerla fuera, sí que se puede, pero tendrás que proporcionarle unas condiciones similares a las de su hábitat natural. Es decir, mucha humedad, sombra, riego constante, temperatura…

Por eso, dentro de casa es más fácil que le mantengas todos esos condicionantes. Eso sí, en casa, ¿dónde? Pues debes empezar poniéndola en un lugar que reciba iluminación y pero no sol directo. En su hábitat natural nunca recibe sol porque los grandes árboles la tapan, así que aquí deberás hacer lo mismo (no ponerla al sol).

De hecho, si lo haces notarás que las hojas se le queman fácilmente (a pesar de ser casi negras).

Con respecto a la temperatura, la Calathea roseopicta no puede estar a menos de 16ºC porque sufre. De hecho, es habitual que, si pasa eso, la planta empiece a tener las hojas enrolladas y quemadas, que detenga su crecimiento y que vaya secando las hojas. Si eso pasa, procura buscar la causa pronto o acabarás por perderla.

Aunque ya te avisamos que, si eso pasa, y le encuentras una zona adecuada, lo mejor que puedes hacer es dejarla quieta y esperar, porque a veces puede volver a brotar (siempre que no la hayas ahogado con el riego).

Sustrato

La mejor tierra para la Calathea roseopicta es aquella que le proporcione algo de humedad. Por eso, puedes hacer una mezcla con sustrato universal, turba o fibra de coco y perlita para darle todos los nutrientes y condiciones que precisa. Ten en cuenta que, si al regar la saca por los agujeros de drenaje muy rápido, entonces lo mejor es que la riegues más a menudo (pero sin pasarte, por supuesto).

Riego

El riego es uno de los cuidados más «peculiares» de la Calathea roseopicta. Y es que es donde más puedes fallar, y con ello perder la planta. Verás, a esta planta le encanta estar húmeda. Pero no le gusta nada estar encharcada o con demasiado agua.

Así que, a la hora de regar, tienes que mirar antes cómo tiene la tierra para saber si va bien o no. Es preferible un poquito de sed que pasarte porque es muy delicada y la perderás.

Los expertos recomiendan que solo cuando la mitad del sustrato esté seco, riegues. Y lo hagas hasta que empiece a salir agua por los agujeros de la maceta. En ese momento para y espera unos cinco minutos a que la planta termine de tirar el agua y/o de absorber la del plato. Después, quítasela.

Humedad

plantas de interior

Casi más importante que el riego es la humedad. Y es que esta planta necesita mantener una humedad constante en las hojas para que tengan ese aspecto tan bonito. En general, la humedad que precisa estará en torno al 60%.

Abonado

Durante la primavera y el verano es aconsejable que, al menos una vez al mes, le eches un fertilizante mezclado en el agua de riego. Eso sí, no le eches la dosis completa sino solo la mitad de ella.

Poda

Si bien la Calathea roseopicta no es una planta que necesite una poda, sí que tendrás que estar pendiente para retirar las hojas marchitas, enfermas o débiles antes de que estas puedan ser atractivas para las plagas o bien afeen el aspecto de tu planta.

Plagas y enfermedades

La Calathea roseopicta, como otras calateas, sí que puede tener problemas con las plagas, sobre todo con los pulgones, la araña roja o las cochinillas. Estas la atacarán si la humedad ambiental no es la adecuada. Por eso, aumentando esta deberían eliminarse.

En cuanto a las enfermedades, la más importante está con el exceso de agua, que acabará pudriendo la planta.

Multiplicación

La propagación de la Calathea roseopicta se hace casi siempre a través de la división de la planta, es decir, separando varios grupos para que salgan con raíces y se planten de manera individual.

Poco más podemos decirte de la Calathea roseopicta. Si la cuidas bien disfrutarás de esas peculiares hojas y además te irá creciendo poco a poco. ¿Te animas a tenerla?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.