Cómo cambiar el pH del suelo

Suelo arcilloso

El suelo es de vital importancia para las plantas, no en vano, en él se encuentran los minerales que tanto necesitan para crecer. Pero a veces nos encontramos con una tierra muy ácida o muy alcalina, que más que permitir que las raíces los absorban hace que se debiliten, poniendo en peligro la vida de los vegetales. ¿Se puede evitar de alguna manera que esto ocurra?

Afortunadamente sí. Hay una cosa que podemos hacer para que en esa tierra pueda haber un precioso jardín o huerto. Para eso, sólo tienes que saber cómo cambiar el pH del suelo, algo que te vamos a explicar a continuación.

¿Qué diferencias hay entre un suelo alcalino y uno ácido?

Suelos ácidos

Antes de saber cómo cambiar el pH, es necesario descubrir por qué tenemos necesidad de cambiarlo.

Suelo alcalino

Si tenemos un suelo alcalino, es decir, un terreno cuyo pH es 7 o superior, algunas plantas van a tener deficiencias de minerales tan importantes como el hierro, el cobre, el manganeso y el zinc. Además, este tipo de tierra tiene tendencia a compactarse mucho, lo que impide que el agua se drene con la rapidez deseada.

Suelo ácido

Si tenemos un suelo ácido, es decir, un terreno cuyo pH sea inferior a 7, el problema con el que se encuentran algunas plantas es que no encuentran -o no pueden absorber- fósforo, calcio, boro, molibdeno ni magnesio, que son minerales esenciales para su crecimiento.

¿Cómo cambiar el pH del suelo?

Suelo alcalino

Azufre en polvo

Cuando queremos cambiar el pH del suelo alcalino para volverlo un poco más ácido, podemos usar lo siguiente:

  • Azufre en polvo: el efecto es lento (de 6 a 8 meses), pero al ser muy económico es lo que más se suele utilizar. Tenemos que aportar de 150 a 250g/m2 y mezclar con la tierra, e ir midiendo en pH de tanto en cuando.
  • Sulfato de hierro: tiene un efecto más rápido que el azufre, pero es preciso ir midiendo el pH ya que podríamos bajarlo más de lo necesario. La dosis para bajar 1 grado el pH es de 4 gramos de hierro sulfatado por litro de agua.
  • Turba rubia: tiene un pH muy ácido (de 3.5). Tenemos que echar 10.000-30.000kg/ha.

Suelo ácido

Cal

Imagen – B2BLUE

Cuando por el contrario queremos subir el pH de un suelo ácido, podemos usar lo siguiente:

  • Caliza molida: tenemos que extenderla y mezclarla con la tierra.
  • Agua calcárea: muy recomendable para subir el pH sólo de pequeños rincones.

En cualquiera de los dos casos tenemos que ir midiendo el pH, ya que si estamos cultivando plantas ácidas (arces japoneses, camelias, etc.) y subimos el pH a más de 6, enseguida mostrarán síntomas de clorosis por la falta de hierro.

Así podrás cultivar las plantas que desees en tu jardín o huerto 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *