Camelias: cuidados y reproducción

camelias

Las camelias son plantas utilizadas de forma ornamental tanto en interiores como exteriores. Se trata de una planta origen oriental que llegó a Europa de la mano de los jesuitas. Existen más de 80 especies diferentes de árboles y arbustos de infinita variedad de flores. Todas las flores tienen gran interés decorativo puesto que cuentan con gran belleza. Sin embargo, hay que conocer muy bien los cuidados y la reducción de las camelias para conseguir el máximo partido a ellas.

Por ello, vamos a contarte en este artículo todo lo que necesita saber sobre los cuidados y la reproducción de las camelias.

Características principales

variedades de flores rosas

Sus flores son grandes, aunque su forma depende de la variedad. La corola más simple tiene cinco pétalos y muchos grupos de estambres. Los dobles y semidobles tienen más pétalos, están más cerrados y pueden volverse como peonías y rosas. El color de las flores varía de blanco a morado, salmón, amarillo, rojo, rosa o bicolor. Las hojas son muy uniformes, elípticas, con bordes dentados y un punto al final, de color verde oscuro muy brillante, con un envés más claro. Esta planta es símbolo de longevidad, riqueza, felicidad.

En Galicia existe una larga tradición de cultivo de camelia, que se dice que es la flor de las Rías Bajas. En esta zona se pueden apreciar bellos ejemplares, desde 1965 se celebra todos los años la Exposición Internacional de Camelia, donde se exhiben ejemplares espectaculares.

Cuidados de las camelias

flor rosa de las camelias

La camelia es muy sensible al calor, por lo que se recomienda colocarlas en el lugar más fresco de la casa y en un ambiente bastante húmedo para que florezca sin problemas. Si tienes una terraza, llévala fuera ya que es muy resistente. Por supuesto, usa paja y corteza para proteger la tierra.

El suelo donde mejor crece debe tener un pH ácido. Puedes hacerlo agregando una capa de brezo, tierra de castaño o turba dorada. Por supuesto, los encontrarás en la tienda de jardinería sin ningún problema. Puedes elegir flores más grandes o más flores. Si prefieres lo primero, tendrás que dejar un brote para cada rama o brote y arrancar los otros brotes.

El momento ideal es después de la floración. La forma de hacerlo es inactivar todas las ramas, comenzando con la inserción de la yema, cortando por encima de la segunda o tercera yema. Por lo tanto, aparecerán nuevas ramas el próximo año y florecerán más flores.

Requerimientos

cuidados y reproduccion de las camelias

Vamos a ver cuáles sólo requerimientos más específicos y detallados que necesitan las camelias para sus cuidados y reproducción:

  • Para que una planta crezca normalmente, necesita mucha luz, pero ten cuidado de no exponerla a la luz solar directa. Una luz solar directa durante mucho tiempo puede llegar a quemar sus flores y no permitir que crezcan adecuadamente.
  • La dificultad de cultivar camelia en interiores es que no se puede tolerar en un lugar cerrado y calentado, por lo que es necesario mantener la humedad ambiental por encima del 60% y la temperatura entre 5-12 ° C.
  • En verano, regamos continuamente, y en invierno, el riego será más suave. Es importante destacar que durante el período de floración de tres meses, recibe muy poca agua, por lo que su pedúnculo se forma fuerte y soporta el peso de los botones florales. A la hora de regar se recomienda escurrir bien, utilizamos agua tibia, preferiblemente agua de lluvia o agua mineral, porque no tienen cal. Si no, agregaremos un poco de vinagre al agua del grifo.
  • Trataremos las camelias con quelato de hierro o algunos fertilizantes ácidos después de la floración. Puedes utilizar también algunos fertilizantes especializados en plantas acidófilas.

Estas plantas pueden dar algunos problemas en sus cuidados, por lo que hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La camelia pierde su capullo antes de abrirse. Esto es causado por un riego excesivo o cambios bruscos de temperatura. Para solucionar este problema, coloca las plantas en un lugar más brillante y fresco, y controla siempre el exceso de agua.
  • Las hojas de la planta se vuelven amarillas y el botón no se enciende. Lo más probable es que no tenga el suelo adecuado y que el suelo no sea lo suficientemente ácido.
  • Hay muchas manchas plateadas en las hojas. Esto sucede cuando la planta tiene un hongo llamado Pestalozia guepini. Para eliminarlo, retire las hojas afectadas y use un fungicida.
  • Aparecen pequeñas protuberancias en las hojas. Esto se debe a que la camelia se ha oxidado. Para eliminarlo, rocía un fungicida específico. Puedes comprarlos en tiendas especializadas.

Algunos trucos para protegerlas

Debemos tener en cuenta que son plantas sensibles al frío, por lo que algunos trucos para evitar que la planta se pueda degradar por las bajas temperaturas. Vamos a ver cuáles son estos tipos:

  1. Retira las plantas de la ventana por la noche. Si está muy cerca de la ventana puede llegar a causar problemas en el desarrollo de las flores.
  2. Si las dejas afuera, cubre los frascos en los que están con plástico de burbujas para protegerlos de las heladas. Además, colócalos sobre tablas de madera o cualquier otro material para aislarlos del suelo.
  3. Cubre el sustrato con paja, mantillo y corteza. De esta forma, el sustrato estará más protegido ante los cambios bruscos de temperatura.
  4. No riegues ni fertilices los días de heladas. Esto hará que no pueda aprovechar bien los nutrientes.
  5. Si tiene plantas con brotes, usa periódicos o campanillas de vidrio para protegerlas por la noche.

Reproducción de las camelias

A la hora de trasplantar o plantar camelia, utilizaremos un sustrato especial de plantas de suelo ácido, como hortensias o rododendros, que requieren turba especial y tienen un pH muy bajo. Usaremos fertilizante ácido para plantas de suelo para mejorar la turba. Además, tendremos cuidado con el agua de riego. Si tenemos agua dura y mucha cal, no debemos utilizarlos sin dejarlos reposar durante dos días.

Para asegurar el éxito de la camelia, agregaremos fertilizantes específicos para esta planta al agua de riego, una vez en primavera y otra en otoño. Los pondremos en un lugar fresco para evitar el sol del verano y asegurarnos de que la tierra nunca se seque.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cuidados y la reproducción de las camelias.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Celene dijo

    Hola, quisiera saber porque mis Camelias no me dan flores , Yo las tengo hace mas de 6 años y jamás han florecido.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Celene.

      ¿Las tienes en maceta o en el suelo? Si es lo primero, ¿las has plantado en macetas más grandes alguna vez? Es que puede ser que necesiten más espacio.

      También pueden necesitar abono. Este se aplica en primavera y en verano, siguiendo las indicaciones del envase del producto. Cualquier abono para plantas ácidas servirá.

      Saludos.