Características, cultivo y cuidados de las orquídeas

orquídeas

Hoy venimos a hablar de una planta con gran belleza peculiar e impresionante para el ser humano. Se trata de las orquídeas. Su nombre científico es Orchidaceae por la familia a la que pertenecen. Son agrupaciones de plantas monocotiledóneas que se distinguen por tener unas hojas con formaciones bastante complejas. Gracias a las orquídeas existen numerosas interacciones en la naturaleza y los ecosistemas, y en este post veremos la importancia de las mismas.

¿Quieres conocer a fondo todas las características, cuidados, tipos y cultivo de las orquídeas? Pues sigue leyendo porque éste es tu post 🙂

Características principales

riego de las orquídeas

Dentro de la familia de las orquídeas se encuentran alrededor de 25.000 especies de plantas. Son fácilmente reconocidas cuando se ven a distancia dado que presentan flores con una buena simetría bilateral. Es como si estuvieran perfectamente modificadas por el ser humano. Los estambres los tienen fusionados en la base al estilo.

Entre las diversas especies de orquídeas nos podemos encontrar muchas diferencias. Una de ellas es el tamaño. Es capaz de variar entre tan sólo algunos milímetros y en otros ejemplares encontrarnos un tamaño gigantesco. En cuanto al tamaño de las flores, también tiene alta diversidad dependiendo de la especie que estemos viendo. Hay orquídeas con flores muy pequeñas que llegan a uno o dos milímetros de tamaño, mientras que otras pueden ser de hasta 20 centímetros. Se han encontrado algunas especies de orquídeas gigantes de hasta 76 cm.

El aroma también es muy variado dependiendo del ejemplar que estemos tratando. Podemos encontrar aromas desde lo más delicados, suaves y otros que tengan un olor bastante desagradable.

Como has podido comprobar, dependiendo del tipo de ejemplar que estemos analizando, podemos ver grandes diferencias. Y es que hay orquídeas que aparecen de forma espontánea en numerosos ecosistemas con características diferentes. Todo ello hace que cada especie sufra distintas adaptaciones y tomen características diferentes. La única excepción de ello son las orquídeas que aparecen en los climas desérticos y polares. En este caso nos encontramos con orquídeas parecidas. Las mejores del mundo se encuentran en las zonas intertropicales.

Cuidados necesarios

flores de las orquídeas

Para poder disfrutar de nuestras orquídeas tanto de las flores como del aroma, debemos respetar ciertos requisitos y otorgarles algunos cuidados especiales. Estas flores maravillosas capaces de decorar cualquier jardín o sala interior de una casa debe ser atendida.

Lo primero a tener en cuenta es que los cuidados que tienen las orquídeas de interior y de exterior es muy similar. Por ello, con aprenderte el cuidado general, podrás darle una vida saludable a tu planta.

Luz

lores bonitas de las orquídeas

La luz del sol es necesaria para que las orquídeas puedan crecer fuertes y sanas. Sin embargo, no es bueno dejarlas a la luz directa, puesto que son sensibles a ellas. Lo mejor es ponerlas a semisombra en lugares bastante iluminados. Si la luz directa le da durante mucho tiempo puede hacer que se marchite completamente, perdiendo todo su colorido y su aroma. Si tenemos la orquídea en casa, lo mejor es colocarlas cerca de las ventana donde no les de la luz directa pero sí esté iluminada. Si la colocamos en una oficina donde la luz no abunda mucho, podemos colocar una luz artificial de mercurio para suplantar la luz del sol y garantizar su dosis de luz.

Si por el contrario la tenemos en el jardín al exterior, el mejor sitio para ubicarlas es aquel donde haya una planta más grande o unos cuantos árboles que le puedan proporcionar algo de sombra y que no le de la luz directa del sol. Así estaremos evitando posibles daños a la planta.

Agua

detalle de una orquídea

Otro aspecto a tener en cuenta es el agua. Este elemento es igual de importante que la luz del sol para que nuestras plantas tenga un buen desarrollo. Pero la orquídea quizá es un poco más exigente para el riego de lo que pueden ser otras plantas. Si acostumbramos a regarlas con agua del grifo, estaremos exponiéndolas a una cantidad de cloro que puede ser peligroso para ellas. El pH elevado también puede dañarla.

Para evitar esta situación, lo más recomendable es utilizar el agua embotellada si tenemos pocas plantas. Si tenemos grandes cantidades a lo largo y ancho del jardín, lo mejor es colocar un sistema de filtrado para que el cloro no provoque estragos en nuestras plantas tan preciosas.

La frecuencia de riego también hay que controlarla. En la época de más calor y menos precipitaciones hay que regar de forma más frecuente. Sin embargo, en invierno es importante aumentar el tiempo entre riego y riego. El mejor indicador para saber cuándo regar es que el sustrato se encuentre parcialmente seco sin llegar a estarlo completamente.

Como siempre digo, un suelo con un buen drenaje es el mejor aliado en los jardines. Hay que evitar a toda costa que al regar nuestra orquídea el suelo se encharque, ya que conseguiremos que se pudran completamente. Para aumentar el drenaje de un suelo con tendencia a compactarse es recomendable hacer algo de laboreo o algunos agujeros con frecuencia para que actúen mejorando el drenaje.

Clima

cuidados necesarios de las orquídeas

Dado que las orquídeas habitan en zonas tropicales, necesitan de una temperatura siempre más alta. No pueden descender menos de 5 o 4 grados, de lo contrario se marchitarán en poco tiempo. Si la zona en la que vives está frecuentada por olas de frío tienes varias opciones. La primera es tenerlas en el interior en los días de más frío. Para ello deberás sembrar tu orquídea en una maceta y poder moverla cuando sea necesario. Esto es algo impensable si tenemos el jardín completamente lleno de ellas.

Otra opción en caso de tener un gran número es colocar una especie de invernadero para los meses más frío. Así estaremos protegiéndolas no sólo de las bajas temperaturas, sino de las fuertes rachas de los vientos invernales.

Al proceder de ambientes tropicales son plantas que están acostumbradas a niveles altos de humedad. Por ello, es muy recomendable que tengan un nivel de humedad por encima del 40%.

Espero que con estos consejos puedas cuidar y conocer mejor a las orquídeas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior