Características del jardín árabe

El jardín árabe es de los más populares en España

Para los amantes de la jardinería seguramente no sea ningún secreto de que existen diferentes tipos de jardín, según su vegetación y diseño. Uno de los más populares aquí en España es el jardín árabe, del cual podemos disfrutar en muchas zonas del sur de la península. Entre los más conocidos de este país se encuentran los famosos jardines del Alhambra, por ejemplo.

Si os interesa el tema y queréis averiguar más sobre el jardín árabe, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaremos qué es, cuáles son sus características, cómo se diseña y cuáles son las plantas más habituales. ¡Espero que os resulte interesante e informativo!

¿Qué es el jardín árabe?

Los elementos predominantes en el jardín árabe son el agua, las camineras largas y las plantas aromáticas

Antes de mencionar las características del jardín árabe, es importante que comentemos qué es exactamente este tipo de jardín. Se trata de un espacio verde en el cual predominan sobre todo tres elementos que resultan fundamental para su diseño: El agua, camineras largas y las plantas aromáticas. Otro nombre por el cual se le conoce es jardín islámico.

Por lo general, los jardines originarios del Medio Oriente se basan fundamentalmente en la espiritualidad con el fin de conseguir una simbiosis entre el paisaje, el ser humano y los recursos naturales. Asique no es de extrañar que sean unos lugares inmensamente hermosos y calmantes. El objetivo principal del jardín árabe es ofrecer un espacio de meditación en el cual las personas puedan conectar con el entorno y también consigo mismas.

Características

Como ya hemos mencionado anteriormente, los elementos fundamentales en el jardín árabe son los pasillos o las camineras, las plantas aromáticas y el agua. No es ningún misterio que este último escasea en la región originaria, lo que hace que su valor aumente considerablemente. Por este motivo, cada jardín ofrece estrategias y métodos para tratar adecuadamente las aguas servidas y pluviales.

El objetivo final de las fuentes, los estanques, las rampas y las acequias no es sólo estético. En realidad son sistemas de riego y depósitos de agua que podemos encontrar tanto en jardines públicos como privados. En los jardines árabes, estos depósitos se conectan de forma directa con el sistema de tuberías. Así, estos espacios tan bonitos son a la vez un sistema de distribución, recolección y tratamiento de aguas. Básicamente se trata de una alternativa para poder hacer frente al calor extremo y a la sequía en las regiones árabes.

Artículo relacionado:
Jardines de la Alhambra

Al igual que los elementos acuáticos cumplen una función práctica, también lo hacen las camineras. En cada uno de los patios, estos pasillo facilitan la distribución de las plantas y del agua, dando lugar a un equilibrio especial presente en cada jardín. Mediante largos pasadizos, cada persona tiene múltiples opciones de encontrar un espacio donde poder relajarse por completo. También hay que destacar que el diseño y la distribución geométricas de árboles, galerías y camineras están pensadas para ofrecer el máximo confort posible tanto a los visitantes como a las plantas ahí residentes.

Por este motivo también son claves las plantas acuáticas. Gracias a su fragancias ayudan a purificar tanto fuentes como estanques. Además, atraen a aves y a mariposas. De esta manera se acaba completando este espacio lleno de religiosidad y también de misticismo, que son fundamentales en la cultura árabe.

Diseñar un jardín árabe

El jardín árabe suele tener tres niveles diferentes

A la hora de diseñar un jardín árabe, lo primero que debemos tener en cuenta es el espacio que tenemos y sus características. Resulta fundamental conseguir áreas en las cuales los protagonistas sean el agua y las especies acuáticas. Además, es imprescindible disponer de suficiente espacio para colocar árboles cuya altura sea considerable.

Otro aspecto a tener en cuenta es la iluminación. Cuando se trata de diseñar un jardín árabe, es imprescindible que durante el día los árboles otorguen sombra y fresco para proteger a los visitantes y a las demás especies vegetales del exceso de sol y de calor. Durante la noche, tanto las fuentes como los estanques deberían poder reflejar la luz de la luna y refrescar a la vez el clima nocturno. Recordad que un jardín árabe debe encontrarse en un clima cálido por el tipo de vegetación, en zonas más frías será muy difícil mantenerlo.

También hay que destacar que este tipo de jardín suele estar distribuido en un total de tres niveles. El objetivo de este diseño es representar los oasis que podemos encontrar en el Medio Oriente. ¿Pero cómo se distinguen estos niveles? Vamos a verlo:

  • Primer nivel: El nivel de la sombra. Aquí se siembran arbustos altos y árboles con el objetivo de refrescar el ambiente.
  • Segundo nivel: El nivel de las plantas con flores. Esta área debe estar repleta de arbustos florales, una auténtica maravilla tanto para la vista como para el olfato.
  • Tercer nivel: El nivel del agua. En este nivel es donde se encuentran mayoritariamente las plantas acuáticas, las fuentes y los estanques.

Y un pequeño consejito: Para que la estancia en el jardín árabe resulte más agradable y relajante, una buena opción es colocar bancos en los patios y en los pasillos. De esta manera, los visitantes tendrán la opción de descansar en el lugar que más les plazca de manera cómoda y agradable.

Plantas para el jardín árabe

Ya hemos mencionado anteriormente la importancia que tienen tanto los arbustos florales como las especies vegetales acuáticas. Ninguno de estos dos tipos puede faltar en un jardín árabe. No obstante, resulta fundamental seleccionar aquellas especies que se adapten mejor al clima caluroso y húmedo. Vamos a enlistar algunas de las especies más adecuadas para un jardín árabe:

A pesar de no ser un tipo de jardín que podamos tener en nuestro hogar (a no se que dispongamos de un terreno muy muy grande), sí que podemos visitar algunos de ellos en España y disfrutar de un ambiente precioso y relajante. Sin lugar a dudas es una excursión que merece mucho la pena.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.