Gibbaeum, una preciosa y pequeña planta suculenta

Gibbaeum dispar

De vez en cuando nos gusta presentarte una planta no común, que llame la atención por uno u otro motivo. En el caso de nuestra protagonista, es una de esas pequeñas plantitas que que se tienen que tener en maceta ya que de lo contrario lo más probable es que acabase perdida. Su nombre es Gibbaeum, y apenas supera los 5 centímetros de altura.

Originaria de Sudáfrica, crece en lugares donde la pluviometría es muy escasa, de modo que resiste bastante bien la sequía. ¿Te gustaría conocerla mejor? Vamos allá.

Características de la planta Gibbaeum

Gibbaeum petrense

El género al que pertenece, Gibbaeum, comprende un total de 21 especies que se caracterizan por tener dos hojas carnosas unidas de color verde o verde grisáceo-blanco. Suelen tener entre 4 y 15 hojas, las cuales se desarrollan sobretodo hacia el borde exterior.

Las flores, las cuales brotan en verano, recuerdan mucho a las margaritas, pero los pétalos son mucho más delgados y son de color amarillo, blanco o rosa-púrpura. A diferencia de otras plantas, como la Fenestraria, siempre permanece descubierta.

¿Cómo se cuida?

Gibbaeum heathii

Si te animas a tener uno o varios ejemplares, a continuación tienes su guía de cuidados:

  • Ubicación: colócalo en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa, a ser posible durante todo el día.
  • Sustrato: para evitar pudriciones, es muy recomendable usar sustratos arenosos, como akadama, pómice o arena de río.
  • Riego: moderado en verano, algo más escaso el resto del año. En caso de duda, coge la maceta una vez regado y de nuevo al cabo de unos días, así sabrás más o menos lo que pesa cada vez, lo que te servirá para saber cuándo regar.
  • Abonado: durante los meses de primavera y verano se debe abonar con abonos minerales, como el Nitrofoska, echando una cucharada pequeña cada 15 días.
  • Trasplante: al ser una planta pequeña será suficiente con trasplantarla nada más comprarla, en primavera o verano. Luego, con el abonado regular podrá mantenerse sana y fuerte.
  • Multiplicación: por semillas y esquejes en primavera-verano.
  • Rusticidad: es muy sensible al frío. Proteger en caso de que la temperatura baje de los 5ºC.

¿Habías oído hablar de esta suculenta?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *