¿Qué usos y propiedades tiene la fruta del cassis?

cassis fruta

Es posible que no hayas oído hablar nunca de la fruta del cassis, pero no porque sea exótica, sino porque no es un nombre habitual por el que nos refiramos a la grosella negra.

Así es, el cassis es en realidad la grosella negra, la fruta que se obtiene del cassissier, o lo que es lo mismo, del arbusto de grosellero negro (o zarzaparrilla negra).¿Quieres saber más sobre ella? Pues sigue leyéndonos.

Cómo es y cuál es el origen del arbusto de grosellero negro

La fruta del cassis proviene, como te hemos dicho, del cassissier, el grosellero negro. Pero lo que quizá no sepas sobre él es que es originario de Europa y de Asia. Es parecido a la grosella roja y blanca y esta se presenta en pequeños racimos, como si fueran uvas, de piel oscura y lisa (su sabor no tiene nada que ver con las uvas negras, ojo).

Y es que tiene un sabor astringente y ácido, bastante ácido. Solo cuando se madura mucho se puede decir que adquiere un pequeño dulzor (pero muchas veces es tan mínimo que ni se nota). Esto hace que sea menos utilizado que otras grosellas y que solo los que de verdad sienten predilección por los sabores fuertes se animen a comerlo.

¿Sabes por qué se le llama cassis? Es debido a su denominación francesa. Muchos, en lugar de llamarla grosella negra, o zarzaparrilla negra, usan el nombre francés, cassis, o casis.

La historia de la fruta del cassis

Por lo que se sabe, la fruta del casis se conoce desde hace mucho tiempo, aunque no así los usos terapeúticos, que empezaron a registrarse en el siglo XIII, cuando la naturópata Hildegarda de Binge uso la fruta para preparar ungüentos con los que aliviaba la gota. Fue a raíz de esto que empezó a verse como un ingrediente muy útil para tratamientos medicinales.

Sin embargo, no en todos los países ha sido bien recibida. Por ejemplo, en Estados Unidos, en el siglo XX, prohibieron su cultivo. El motivo que alegaron es que podían transmitir una enfermedad a los bosques de pinos que tienen allí.

Cabe decir que tras unos años levantaron esa prohibición, si bien en algunos estados aún la mantienen por miedo a que sea verdad.

Propiedades de la fruta del cassis

Propiedades de la fruta del cassis

Por lo que hemos comentado antes, la fruta del cassis tiene propiedades medicinales. Pero, ¿qué más podemos encontrarnos en la grosella negra? Concretamente:

  • Es una fuente de vitamina C. De hecho, es de las que más vitamina de este tipo tiene (más incluso que la naranja), y se recomienda consumir (aunque sabemos que, en su forma original, puede ser demasiado ácida).
  • Dispone de ácidos grasos, como taninos, flavonoides y omega-3. Para que no solo tengas la opción de consumir pescado; también puedes disfrutar de la grosella negra en ese aspecto. Eso sí, donde se concentra este omega 3 es en realidad en las semillas.
  • Una gran cantidad de calcio, lo que ayudará a tus huesos.
  • Una fuente de potasio, fósforo, hierro, magnesio y zinc.
  • Ácido cítrico.
  • Vitaminas A y E.
  • Una fuente de antioxidantes.
  • Fibra, para regular el tránsito intestinal.

Usos del cassis

Usos del cassis

Debido a todas las propiedades que hemos visto antes, la grosella negra tiene múltiples usos, casi todos ellos relacionados con la medicina. Así, se usa:

Para efectos diuréticos

Esta fruta ayuda a drenar el cuerpo, o lo que es lo mismo, elimina los líquidos -y con ello tóxicos acumulados-.

Esto permite que se evite la retención de líquidos y, al mismo tiempo, supone un alivio para las articulaciones de la persona.

Para efectos antioxidantes

Antes te hemos comentado que debido a sus propiedades, y a lo que lleva en su composición, es una fruta con grandes antioxidantes en su interior. Y esto puede servir para mejorar la piel, el oído, la vista o la digestión.

Incluso puede actuar contra el cortisol, la hormona del estrés, para rebajar su concentración.

Para frenar las alergias

Y es que su acción antialérgica permite que puedas prevenir la alergia, pero también tratarla, en lugar de usar cortisona (que es lo habitual entre los alérgicos).

Para cuidar tu salud renal

Debido a la combinación de antiinflamatorios y antioxidantes que hay en esa pequeña fruta, es idónea para prevenir enfermedades renales.

Por ejemplo, pueden prevenir que se formen cálculos renales, o que haya problemas de infecciones o inflamaciones.

Para tratar y prevenir enfermedades antiinflamatorias

Por ejemplo, problemas hepáticos, renales (como los anteriores), neurodegenerativas (Alzheimer, demencia, parkinson…).

Esto lo consigue gracias a las antocianinas de las que está compuesto así como de los ácidos grasos o el ácido gamma-linolénico (GLA).

Para ayudar con la diabetes

Según una investigación llevada a cabo por Dorothy Klimis-Zacas, las antocianinas también pueden influir en los tratamientos de diabetes de tipo 2, los que usan insulina, favoreciendo que el cuerpo reaccione mejor a esta.

Para tu corazón

Y es que al usar la grosella negra en tu alimentación estarás disminuyendo los valores del colesterol, lo que mejora la circulación de la sangre y, con ello, el corazón.

Como freno de la pérdida de visión

Así es, el consumo habitual de la fruta del cassis puede frenar la degeneración visual en problemas como los glaucomas, retinopatía diabética u oclusiones de venas o arterias retinianas.

De esta manera, se incide en un problema que muchas veces no tiene solución y, sin embargo, con el consumo de este fruto sí podría, quizá no solucionarse, pero sí frenar el deterioro.

Como alimento idóneo para el aparato digestivo

En concreto, el consumo de grosella negra permite disfrutar de todos los beneficios anteriores, pero también actúa en el sistema digestivo por su efecto antiespasmódico y astringente (ideal para cuadros de diarreas).

Cómo se consume la fruta del cassis

comer grosella negra

Después de ver las propiedades y usos de la fruta del cassis es normal que te interese consumirla. Pero te eche para atrás el sabor tan fuerte que tiene.

Por eso, normalmente no se consume de manera natural, aunque puede hacerse, sino que se elaboran aceites, batidos, licores, mermeladas, cápsulas, vinagretas, yogures, etc. Una de las formas de presentación más conocida en Francia (y de la que disfrutan) es la llamada crema de cassis, un postre que está muy bueno.

¿Te animas a probar la fruta del cassis?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)