Castaño de Guinea (Pachira aquatica)

El castaño de Guinea es uno de los árboles ornamentales que más podemos encontrar en los viveros. Suele considerarse como una planta de interior, ya que al ser tropical no soporta las heladas, y ni siquiera tolera un poquito el frío.

Pero su cultivo dentro de los hogares a menudo resulta ser muy complicado. La falta de luz, el tenerlo siempre en una misma maceta, o el regarlo en exceso son solo algunos de los errores que se cometen habitualmente. Para evitarlo, te diré cómo debes de cuidarlo.

Ubicación – Luz, pero nunca directa

El castaño de Guinea, cuyo nombre científico es Pachira aquatica, es un árbol perennifolio que puede superar fácilmente los 7 metros de altura si el clima acompaña y si está plantado en tierra. En maceta no crecerá tanto, pero para que esté sano es muy importante que lo pongamos en una habitación en la que entre mucha luz natural, mejor si es un patio interior, y lejos de las corrientes de aire tanto frías como cálidas.

Riego – Ni mucho ni poco

El riego es fundamental, pero también lo es hacerlo bien; es decir, regar la tierra (no las hojas) y solo cuando sea necesario. ¿Cómo saber cuándo toca regar? Pues muy sencillo. Para ello podemos hacer cualquiera de estas cosas:

  • Introducir un palo delgado de madera hasta el fondo. Si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no regaremos.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días. Como la tierra húmeda pesa más que la seca, podemos guiarnos por esta diferencia de peso para saber cuándo toca regar.

Con respecto a las pulverizaciones, no lo recomiendo hacer excepto en verano y si la planta está sana. Si es cualquier otra estación del año y/o si está enferma, pulverizar solo la perjudicaría. De todos modos, es preferible aumentar la humedad ambiental alrededor suyo colocando vasos con agua alrededor o un humidificador, así se previenen hongos.

Abonado – Durante toda la temporada cálida

El castaño de Guinea necesita ”comida” para estar bien. Si tenemos esto en cuenta, lo abonaremos desde comienzos de primavera hasta finales del verano con guano líquido siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. Así estará precioso no, lo siguiente 😉 .

Trasplante – Cada dos o tres años

Cuando adquirimos una planta solemos caer en el error de pensar que puede estar en una misma maceta siempre, pero esto no es así. El sustrato tiene nutrientes, pero estos se van agotando a medida que las raíces los van absorbiendo. Si tenemos intención de disfrutar de nuestro árbol por muchos años, debemos de cambiarlo de maceta cada 2-3 años, en primavera. Escogeremos un recipiente con agujeros para que las raíces no se pudran.

¿Necesitas más información? Haz clic aquí.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.