La cebolla de verdeo

Hoy vamos a hablar de la cebolla de verdeo. Su nombre científico es Allium fistulosum y se ke conoce comúnmente como cebolleta o cebolla larga. Pertenece a la familia de las Aliiáceas. En esta familia hay más de 600 especies. Cada una tiene su propio olor y sabor característico ya que poseen sustancias organoazufradas. Esta sustancia le otorga un picor a las hortalizas, tanto que somos capaces de llorar cuando la cortamos.

Si quieres aprender todo sobre la cebolla de verdeo y cómo cultivarla, este es tu post 🙂

Generalidades

El cultivo de la cebolla de verdeo es muy antiguo. Su origen es de Asia Central, Irán Pakistán y Afganistán, y posterior domesticación en India y Europa. Desde allí pasa a América. Dentro de esta familia nos encontramos al ajo y los puerros. La cebolleta es considerada una hortaliza medicinal y alimenticia por sus grandes efectos beneficiosos para la salud. Es muy usada para curar patologías. Se dice que con varias de ellas se pueden curar y prevenir en salud.

No solo la cebolla de verdeo, sino a muchas plantas de esta familia se les atribuye capacidades para reducir enfermedades cardiovasculares, disminución de lípidos en sangre y menos riesgo de contraer cáncer de color y esófago.

La cebolla se consume en su forma de bulbo  por lo general y en la forma de verdeo cuando se consumen también sus hojas verdes desde la base. Esta cebolla se consume antes de que llegue a desarrollar el bulbo característico. Se trata del órgano donde almacena los nutrientes para su formación en el posterior ciclo de cultivo.

La cebolla con bulbo suele sembrarse más frecuentemente y es un cultivo más extenso que la de verdeo. Este tipo de cebolla se siembra tanto al aire libre como en invernaderos y durante todo el año. Es una hortaliza perecedera, que no puede almacenarse mucho tiempo, y tiene los mismos requerimientos para su conservación que un producto de hoja: baja temperatura y muy alta humedad relativa.

Cultivo de la cebolla de verdeo

Estas plantas poseen hojas bastante finas, de forma cilíndrica, huecas y turgentes. Conforme van creciendo se engrosan y se doblan, teniendo forma aguzada. Cuando ha crecido al máximo, es capaz de alcanzar alturas de hasta 60 cm. Suele tener entre ocho y más hojas.

Normalmente, su cultivo comienza a través de la técnica de siempre directa. Se va colocando la semilla a lo largo de una línea. También se puede realizar pos trasplante, realizando un almácigo en el suelo o en bandejas con sustrato. Si estamos en la época de fin de verano u otoño, también se pueden plantar las cabezas de cebolla y darán verdeo. La germinación de esta semilla es bastante lenta y su desarrollo también. La plántula que se forma es bastante pequeña en tamaño, por lo que no tiene superficie suficiente para captar mucha luz. Si su tasa fotosintética es baja, su crecimiento será lento.

Durante esta etapa de su desarrollo, la planta compite bastante mal con las malezas. Es necesario eliminar cualquier tipo de malas hierbas para evitar el robo de nutrientes o luz solar. El almácigo puede hacerse en el suelo, ya que es capaz de tolerar los trasplantes con la raíz desnuda. También podemos realizarlo en bandejas que contengan contenedores de sustrato. Para ello, colocaremos entre 3 y 4 semillas por cada celda.

Todas las variedades de cebolla de verdeo se caracterizan por necesitan bastante horas de luz. Si queremos que no se forme el bulbo, no la tendremos mucho tiempo al sol. Preferentemente este cultivo se vende sin bulbo. El color que tienen las hojas externas de ese “falso tallo” son blancas, rojas o anaranjadas. Son famosas por ser bastante resistentes al calor. Por ello, también se siguen cultivando en las épocas más calurosas.

Ciclo de cultivo

Si esta planta se siembra por bulbos, el ciclo es mucho más corto que es si es por semillas. Son capaces de rebrotar emitiendo entre 3 y 5 varas. Mientras más grande sea el bulbo que hemos plantado, más cantidad de varas emitirá. Las condiciones óptimas de temperatura son de 20 grados, aunque son capaces de soportar más. Una vez sembrada por bulbos, se puede cosechar a los dos meses. Por el contrario, si se ha sembrado por almácigo o trasplante, podrá tardar otro par de meses más en poder ser cosechado.

La única labor que necesita es hacer cárpidas. La cárpida es aquella operación que se realiza a una profundidad variable(depende del cultivo y del suelo) entre 8 y 12 cm, para eliminar malezas y remover la tierra, mejorando de esta forma la granulosidad, aumentando el contenido de aire y la meteorización necesaria para activar las reacciones del suelo y, con ello, la descomposición de las sustancias orgánicas. Se utilizan máquinas que remueven el suelo por medio de elementos cortantes dispuestos más o menos verticalmente.

Su cosecha se puede realizar desde que las plantas adquieren un tamaño de 30 cm. No es necesario esperar a que crezcan al máximo de 60 cm, como mencionamos anteriormente. Su rendimiento en buenas condiciones puede llegar a ser de 700 gramos  a 1,6 kg de producción por metro cuadrado.

Propiedades medicinales

Como hemos dicho antes, la cebolla de verdeo se emplea con fines medicinales, tanto externa como internamente. Si queremos limpiar y desinfectar heridas con esta cebolla, podemos hacer una preparación que contenga dos o tres cebollas de verdeo, dos dientes de ajo y zumo de limón. Machacamos todo esto bien y lo ponemos sobre la herida. Nos ayudará bastante con el proceso de cicatrización.

Si esta preparación la hacemos diluida en agua, la podremos usar para evitar los parásitos internos. Es muy buena para favorecer el buen funcionamiento de los riñones y el aparato urinario. Además, tiene propiedades diuréticas. Si la tomamos a diario, podremos prevenir gripe y algunos resfriados. También nos ayuda a combatir la tos y nos facilita la expectoración.

Entre las propiedades nutritivas que posee, nos encontramos con gran aporte de calcio, potasio, hierro y vitamina A.

Como veis, la cebolla de verdeo es un cultivo fácil y con grandes propiedades para la salud. No esperes más para sembrarla.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.