Cedro del Líbano (Cedrus libani)

El Cedrus libani es una conífera

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

Son muchas las personas que no quieren plantar coníferas en sus jardines porque tienen raíces que pueden causar problemas, o porque su ritmo de crecimiento es demasiado lento. Y, no voy a engañar a nadie: razón no les falta. Pero si dispones de un solar mediano o grande, darle un hueco a un árbol como el cedro del Líbano es una gran decisión.

Los motivos son varios. Por ejemplo, debes saber que resiste heladas muy fuertes, que le encanta el clima de montaña y, sí, también tiene curiosidades que te contaré al final de este artículo. Conócelo 😉 .

Origen y características

Cedro del Líbano en su hábitat

Imagen – Flickr/Juan_Sanchez

Conocido como cedro de Salomón o cedro del Líbano, y cuyo nombre científico es Cedrus libani, este es un árbol perennifolio originario de las montañas mediterráneas entre los 1300 y los 1800 metros sobre el nivel del mar, en el Líbano, oeste de Siria y centro sur de Turquía.

Se caracteriza por alcanzar una altura de 40 metros o más, con un tronco grueso hacia la parte más baja, y con una copa formada por ramas extendidas en horizontal, si bien de joven puede adoptar un aspecto más piramidal, sobretodo si crece en un bosque denso o en un jardín boscoso (uno que intenta imitar a los susodichos). Las hojas son aciculares, verdes y rígidas. Estas permanecen en la conífera varios meses o años antes de caer; y aún así, la verás siempre verde porque no caen todas a la vez.

Los conos son esféricos, de unos 7 a 10 centímetros de longitud, y en su interior contienen diversas semillas que germinan fácilmente en primavera.

¿Cuáles son los cuidados del cedro del Líbano?

No es muy difícil, y si te animas a adquirir uno es más que probable que lo disfrutes mucho. Pero… si no quieres que surjan problemas, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Es una planta que ha de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra. En caso de que vivas en una zona con fuerte insolación, es mejor tenerlo protegido del astro rey.

Tierra

  • Jardín: es bastante adaptable, pero prefiere los suelos ligeros, frescos y no demasiado húmedos. Tolera la caliza.
  • Maceta: no es un árbol que pueda estar en maceta durante muchos años, pero si quieres cultivarlo en una durante su juventud, rellénala con sustrato universal (en venta aquí).

Riego

Durante el verano habrá que regar muy seguido, unas 3 veces por semana, pero el resto del año y sobretodo en invierno el riego será más bien escaso (1 o 2 veces semanales).

Usa siempre que puedas agua de lluvia. En caso de no poder conseguirla, usa la embotellada, o rellena un recipiente con agua del grifo y déjalo reposar una noche para al día siguiente poder usar el agua de la mitad superior, que es la que tendrá menos residuos pesados.

Artículo relacionado:
Tipos de aguas para regar las plantas

Abonado

El cedro del Líbano tiene hojas perennes

Imagen – Wikimedia/Crusier

Durante toda la primavera y el verano será muy recomendable abonar al cedro del Líbano. Para ello puedes usar abonos orgánicos como el guano (en venta aquí), la harina de huesos (en venta aquí), o el humus de lombriz (en venta aquí), entre otros; o abonos compuestos como el abono universal (en venta aquí).

Tan solo ten en cuenta que es necesario leer y seguir las indicaciones especificadas en el envase para evitar el riesgo de sobredosis (especialmente si optas por los abonos químicos).

Multiplicación

Es un árbol que se multiplica por semillas en invierno. Nada más recoger los conos maduros, has de abrirlos, extraer las semillas y sembrarlas en macetas de unos 13cm de diámetro o en bandejas de semillero con sustrato universal. Las entierras un poco para que no queden expuestas de manera directa al sol, riegas y colocas la maceta o la bandeja en el exterior, en semisombra.

Manteniendo el sustrato húmedo germinarán a lo largo de la primavera. No dudes en espolvorear cobre o azufre cuando se vaya acercando la estación de las flores y evitarás así la aparición de hongos, los cuales podrían echar a perder las semillas (y también el sustrato).

Poda

No la necesita. Córtale las ramas secas, enfermas o débiles a finales de invierno, pero nada más.

Enfermedades y plagas

No tiene 🙂 .

Época de plantación o trasplante

A comienzos de primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Rusticidad

Resiste heladas de hasta los -18ºC.

¿Qué usos se le da?

Cedrus libani en un jardín

Cedrus libani en el centro, con Magnolia kobus (izquierda) y Prunus x yedoensis f. perpendens // Imagen – Flickr/Tie Guy

  • Ornamental: es una conífera muy decorativa, que queda estupenda como ejemplar aislado, grupos o en alineaciones. También se puede trabajar como bonsái.
  • Madera: está considerada como una de las más pesadas, densas, fuertes, duraderas y aromáticas del mundo. Con ella se construyen muebles de todo tipo: mesas, escritorios, sillas, etc.

Curiosidades del cedro del Líbano

Es una especie muy importante para el Líbano, no en vano, es su emblema. Asimismo, la madera de esta planta fue utilizada por el rey Salomón para erigir su templo. Y por si fuera poco, también la carpintería del templo de Éfeso procede de esta conífera.

¿Qué te ha parecido esta conífera?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.