Celindo (Philadelphus coronarius)

Hoy venimos a hablar de un arbusto caducifolio muy conocido por su belleza y atractivo para la decoración de jardines. Se trata del celindo. Entre sus nombres comunes se encuentra celinda, filodelfo, jeringuilla, falso jazmín o falso naranjo. Su nombre científico es Philadelphus coronarius. En este artículo podrás conocer a fondo todas sus características, cultivo, cuidados que necesita y algunas curiosidades. Espero que puedas aprender todo lo posible sobre este bello arbusto.

¿Quieres conocer más sobre el celindo? Sigue leyendo 🙂

Características principales

Estamos hablando de un arbusto de unos dos a tres metros de altura y muy ramificado. Su crecimiento depende de las condiciones en las que se encuentre y si los cuidados que se le están otorgando son los necesarios. Una de las características que hacen tener bastante belleza a este arbusto es la forma en la que están distribuidas las ramas. Al ser tan ramificado, las ramas se entrecruzan, dando lugar a un bonito contraste.

Las hojas del celindo son de color verde y de textura dentada. Las flores tienen un color blanco que nos recuerda la pureza gracias a su olor. Entre las distintas variedades que existen de celindos podemos ver flores con tonos púrpura y las hojas diferenciadas por el jaspeado de las hojas. Las hojas son del tipo caduca y tienen una forma ovalada y acabada en punta.

Como hemos dicho antes, el color general es el verde intenso, aunque algunas variedades puede tener un verde limón. La floración tiene lugar en primavera, en cuanto comienzan a elevarse un poco las temperaturas y llegan los vientos más agradables. El perfume tiene un olor que nos recuerda a los cítricos. Cuando florece por completo se convierte en uno de los arbustos más atractivos de toda la primavera.

Las flores tienen cuatro pétalos redondeados y nacen a partir de unos racimos terminales en la época de final de abril. Suelen durar hasta junio, dependiendo de las temperaturas y precipitaciones que ofrezca el clima donde habita.

Requisitos necesarios para su cultivo

Si queremos cultivar el celindo en nuestro jardín para otorgar gran belleza debemos tener en cuenta varios aspectos. Por lo general, al ser una planta de hoja caduca, es capaz de resistir temperaturas tan bajas que sobreviven a -29 grados. Al ser de hoja caduca, son capaces de optimizar la energía que tienen, al no tener hojas que alimentar.

Cuando la sembramos en nuestro jardín tiene que ser en un lugar donde de el sol de pleno. Pueden vivir en semisombra, pero sólo si el lugar es muy cálido. Si por lo general las temperaturas de la zona son altas, podrá vivir bien en zonas de más sombra. Aunque soporte heladas, no es algo que quieran tener continuamente. Es recomendable que no tenga temperaturas muy extremas.

Una vez la hemos plantado y ha conseguido sobrevivir el primer año, comenzará a estar arraigada. Es resistente a la sequía, por lo que si tu zona tiene las precipitaciones bajas, podrá aguantar bien. Si nos encontramos en periodos más secos donde las precipitaciones son menores, no podemos esperar que el celindo nos otorgue unas buenas flores. Estará más pobre, pero podrá resistir bien.

Cuidados

El riego es algo fundamental para mantener las flores bien fuertes, por lo que en la época de más calor hay que aumentar la frecuencia de riego. Para darle un buen apoyo, es necesario utilizar un abonado granulado. Si el ambiente es bueno, necesitará un riego moderado.

No es muy exigente con el tipo de suelo. Lo fundamental, tal y como ocurren en la mayoría de plantas, es que necesita un buen drenaje. Los suelos con tendencia a encharcarse suelen ser los peores enemigos para las plantas terrestres. Por ello, debemos asegurarnos que, a la hora e regar o que llueva fuerte no se nos inunde el suelo y ahogue las raíces del celindo.

Las flores son capaces de brotar en la madera del año anterior. Esto nos hace que, en caso de necesitar poda, habrá que hacerlo una vez sólo cuando acabe la floración.

En la época de verano se vuelve imperativo tener que regarlo 2 o incluso tres veces por semana. Los frutos tienen forma de cápsulas tetrámeras y tienen semillas numerosas y pequeñas. A día de hoy se cultivan muchas especies híbridas de celindo que se pueden diferenciar a simple vista por el jaspeado que tienen las hojas y las tonalidades más púrpuras de las flores. Si vas a comprar un arbusto en crecimiento y quieres uno original, fíjate en estas características para reconocer si es híbrido o no.

Usos, plagas y enfermedades

El celindo se puede ver frecuentemente decorando los parques y jardines de las ciudades. Si quieres tenerlo en tu casa, debes saber que puedes usarlo tanto en solitario como por grupos. Cuando se siembra un grupo de celindos y llega la época de floración, es todo un espectáculo digno de ver. El blanco intenso de las flores mezclados con el verde de las hojas proporciona una imagen más cálida y primaveral a quien lo mira.

Por lo general este arbusto tiene usos de ornamentación no solo visual, sino también fragantes. Sin embargo, no solo debemos tener en cuenta los aspectos más básicos de su cultivo y mantenimiento, sino que es propenso a ser infectado por plagas y enfermedades.

Entre las plagas más frecuentes que puede tener está las manchas moteados provocadas por un exceso de riego, el oidio y la roya. Las plagas también pueden atacar a nuestros celindos. Las más conocidas son los pulgones, cochinillas y nematodos.

Reproducción del celindo

Si queremos reproducir el celindo tendremos que esperar a la primavera. Es entonces cuando el árbol goza de mayor energía para poder crecer una vez le realicemos los esquejes. Si queremos realizar la multiplicación en otoño utilizaremos la madera blanda y en primavera la madera dura.

Se necesita realizar una poda de limpieza y mantenimiento que se hará después de la época de floración. Así se retiran las ramas secas en bisel.

Espero que con estos consejos puedas cuidar y disfrutar perfectamente de tu celindo en el jardín.

 

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.