Cereus jamacaru

El Cereus jamacaru es un cactus columnar

Imagen – Wikimedia/Siam 07

Los cactus columnares como el Cereus jamacaru son ideales para plantar en macetas y tenerlos en un patio o terraza, pero también quedan muy bonitos en una rocalla. No crece tanto como otros, y además empieza a florecer a una edad más temprana, por lo que no solo ocupa menos espacio sino que, además, podrás contemplar sus bellas flores antes de lo que imaginas.

¿Cómo se cuida? Lo cierto es que su mantenimiento no es difícil, pero para que sea aún más sencillo hay que tener en cuenta que es una planta que no se ha de regar en exceso, y que requiere una tierra con buen drenaje para que sus raíces no se pudran. Pero además, es importante que se le abone de forma regular.

Origen y características del Cereus jamacaru

El Cereus jamacaru es un cactus columnar

Imagen – Wikimedia/Siam 07

Es un cactus de tipo columnar endémico de Brasil que llega a medir 9 metros de altura. Su cuerpo tiene entre 4 a 8 costillas muy marcadas, protegidas con hasta 4 espinas centrales de hasta 20 centímetros de largo, y por 5-7 radiales que miden 1-1.5 centímetros de largo.

La flor aparece en verano, y es de color blanquecino. Una vez es polinizada, el fruto maduro mide aproximadamente 10 centímetros de largo y tiene la piel rojiza.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

El Cereus jamacaru, o mandacaru como también se le llama, es una planta que solo necesita unos cuidados básicos para estar sano. Pero es importante que se sepan cuáles son sus necesidades, pues de lo contrario podríamos cometer algún error y, por consiguiente, perderlo. Por este motivo, vamos a explicarte todo lo que has de tener en cuenta para que tu cactus goce de una buena salud:

Ubicación

Se suele pensar que los cactus han de estar a pleno sol, y en la mayoría de los casos es así, pero ¿sabes qué ocurre si nada más comprarlo lo dejar en un lugar soleado? Si no le ha dado nunca, se quemará, pues no ha tenido oportunidad de aclimatarse. Algo parecido sucede con nosotros mismos, con nuestra piel: si nos tumbamos a tomar el sol un día de verano sin protección, nos quemaremos, pero si por el contrario nos aplicamos crema, será muy difícil que suframos daños.

Pues bien, para que no se queme, es importante que lo vayamos exponiendo al sol directo un ratito cada vez durante varias semanas, hasta que llegue un momento en el que podremos dejarlo en ese lugar sin tener que cambiarlo más de sitio.

Tierra

El cereus jamacaru es un cactus que produce frutos pequeños

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva

Con la tierra en la que vaya a crecer tenemos que ir un poco con cuidado, pues las raíces de este cactus no soportan suelos pesados ni compactos.

Por ello, recomendamos plantarlo en maceta con sustrato específico para este tipo de plantas (en venta aquí), o bien si se quiere tener en el jardín, que se haga un hoyo de plantación grande y se mezcle la tierra con algún sustrato como la greda volcánica o la perlita a partes iguales.

Riego

Como no soporta el exceso de agua, vamos a regar al Cereus jamacaru solo de vez en cuando. Lo más aconsejable es echarle agua cuando la tierra se haya secado del todo, pues la sequía no le causa ningún daño siempre que sea de corta duración.

Por eso, en caso de duda puedes introducir un palo hasta el fondo, y ver si al extraerlo sigue limpio o si por el contrario se le ha adherido tierra. En el primer caso, significará que ya está seca, y que por lo tanto hay que regar; en el segundo, aún habrá que esperar un poco.

Así y todo, y con el fin de que te hagas una idea, por lo general se debe regar un par de veces a la semana en verano, y una vez a la semana el resto del año.

Abonado

Para que el Cereus jamacaru pueda crecer bien, aconsejamos abonarlo durante la primavera y el verano con un abono o fertilizante, siendo especialmente recomendable aquellos que son específicos para cactus como este, ya que estos tienen los nutrientes que requiere para crecer con salud.

Pero eso sí: es necesario que se sigan las instrucciones de uso, para que las raíces no sufran daños, algo que sin duda pasaría si se abona con una dosis mayor de la indicada por el fabricante.

Multiplicación

El cereus jamacaru es un cactus alto

Imagen – Wikimedia/KENPEI

El mandacaru es un cactus que puede multiplicarse por semillas o bien por esquejes. La época más idónea es la primavera, una vez que las temperaturas superan los 18ºC y ya no hay heladas.

Se hace de la siguiente forma:

  • Semillas: se han de sembrar en macetas con sustrato para cactus, enterrándolas un poco para que no les dé el sol directamente. Luego, se riega y se dejan en el exterior, en un lugar en el que haya mucha claridad. Si va todo bien, germinarán al cabo de más o menos un mes.
  • Esquejes: para ello, has de cortar un trozo de tallo que mida al menos 15 centímetros, y dejarlo en un lugar seco, en sombra durante una semana para que la herida se seque. Pasado ese tiempo, plántalo en una maceta con sustrato para cactus, enterrándolo unos 3-4 centímetros, y riega. Pasadas unas pocas semanas empezará a producir sus propias raíces.

Rusticidad

Es un cactus que soporta bien el frío, incluso las heladas débiles de hasta los -2ºC si son puntuales.

¿Qué te ha parecido el Cereus jamacaru?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.