Cuidados del cerezo en maceta que debes llevar a cabo siempre

cerezo en maceta

Fuente imagen cerezo en maceta: Portal Fruticola

Casi siempre se piensa que un árbol frutal solo puede estar en el suelo. Y en realidad no es así. Se pueden tener manzanos en maceta, melocotoneros, perales, o incluso un cerezo en maceta. Centrándonos en este último, tener un cerezo en una maceta puede ser un bonito detalle para tu jardín.

Sin embargo, estos necesitan de una serie de cuidados importantes para lograr que estén sanos y crezcan bien. ¿Sabes cuáles son estos en concreto? Aquí te contamos los más importantes que no debes olvidarte.

Cuidados del cerezo en maceta

cerezas en arbol

Tener un cerezo en maceta es fácil. Mantenerlo puede no serlo tanto si no conoces cuáles son los cuidados más importantes que debes tener con esta planta. Para ayudarte, te dejamos aquí los que son.

Ubicación y temperatura

La ubicación ideal de un cerezo es el exterior y a pleno sol. En el caso de un cerezo en maceta lo mismo. Necesita muchas horas de sol para sentirse bien. Pero si el clima en el que vives es demasiado caluroso entonces a lo mejor es preferible tenerlo en una ubicación más de semisombra para evitar las horas de más calor que puedan quemar las hojas. Aun así, una vez se adapte, no tendrá problema alguno.

En cuanto a la temperatura, has de saber que el cerezo es un árbol que necesita un periodo de frío igual que uno de calor. Dicho de otro modo, necesita un ciclo de subida y bajada de temperatura.

En este caso, lo ideal es que bajara a 7 grados o un poquito menos sin que se resintiera la salud del frutal. Incluso puede resistir temperaturas bajo cero siempre y cuando el árbol no se haya activado (si lo hace y hay heladas puede perjudicarle).

Maceta y sustrato

Ya que vas a tener el cerezo en maceta, necesitas que tanto la maceta como el sustrato a utilizar sean los adecuados.

El sustrato ideal para un cerezo será uno que sea poroso, calizo y que tenga mucho drenaje (por ejemplo, con perlita). Conviene que la mezcla sea en torno a un 50% cada uno, aunque también se puede poner un 60-40. Intenta escoger una tierra que no sea demasiado pesada o que se humedezca y mantenga húmeda todo el tiempo porque solo perjudicará la salud de tu planta.

En cuanto a la maceta, como mínimo debe tener 20 centímetros de profundidad. Pero todo dependerá del tipo de cerezo que tengas. En general, las macetas deberás escogerlas lo más profundas que puedas y tener en cuenta que has de trasplantarlo cada poco tiempo.

Como cuidar un cerezo en maceta Viveros Perez

Fuente: Viveros Pérez

Trasplante

Hablando del trasplante, como te hemos dicho, hay que hacerlo cada poco tiempo. En concreto, cada año si son ejemplares jóvenes, y cada 2-3 años en los más viejos. Si no lo haces y la maceta se le queda pequeña, puede frenar su desarrollo. Hay que ir cambiando siempre a una maceta más grande para que siga desarrollándose.

Además, cada vez que lo hagas has de cambiarle todo el sustrato. Eso sí, ten cuidado a la hora de sacarla con romperle las raíces.

Riego

El riego de un cerezo en maceta es bastante más fácil que si lo tuviéramos en el suelo. Y es que, en general, una de las características de los cuidados del cerezo está en proporcionarle una humedad y riego constante. Es decir, regarlo siempre en la misma fecha, con la misma cantidad.

Ahora imagina que lo tienes en el suelo (o en el exterior donde puede lloverle, darle el sol, etc.). Lleva meses sin llover y de repente empieza a hacerlo con bastante abundancia. Esto hace que haya una fluctuación en la humedad del suelo y afecta negativamente porque las cerezas, cuando las dé, se van a abrir. Dicho de otro modo, estarán rajadas. El motivo es este precisamente.

Para evitarlo, y como lo tendrás en maceta, lo mejor que puedes hacer es regarlo al menos una vez a la semana. Ten en cuenta que en maceta es más sensible a esa humedad (tanto a la pérdida como al exceso) por lo que necesitas encontrar el equilibrio para que puedas regar más o menos.

También influirá el clima así como el tipo de tierra que escojas.

flores de cerezo

Abonado

El cerezo necesita algo de abono, pero no en demasía. Además, es más aconsejable utilizar compost que abono líquido en granos. Por eso, siempre que puedas, mejor echar estiércol o similar a cualquier otro abono químico.

En cuanto a la frecuencia, puedes abonar al principio del verano y ya está, ya que no necesita mucho más.

Poda

Si quieres tener un cerezo «natural» no deberías podarlo. Pero entendemos que, si está en maceta, y sobre todo si quieres que adquiera una determinada forma, necesitarás hacerlo.

La poda de formación se suele realizar durante casi todo el año porque consiste en mantenerle la forma que quieras al árbol. Sin embargo, también está la poda de fructificación, que es la que permite que los frutos sean de calidad. En este caso se suele hacer en primavera.

De forma general suelen hacerse dos podas anuales. La primera en el mes de marzo para activarlo y para fructificar el árbol, eliminando las ramas muertas, secas o aquellas que pueden entorpecerse entre sí. Ten en cuenta que, hasta que el árbol no tiene 4-5 años no te va a dar fruto.

Por otro lado, la segunda se haría en el mes de octubre o noviembre para prepararlo para el invierno.

Plagas y enfermedades

Hongos, pulgones, cochinillas, bacterias… En realidad hay muchas plagas y enfermedades que pueden afectar a un cerezo en maceta. Y por eso mismo es tan importante proporcionarle los cuidados necesarios. Con ellos estarás evitando en cierta forma la aparición de estos.

Cuidar el riego, la poda, no abonar demasiado o darle la luz que necesita son algunas de las cosas que puedes hacer para prevenir. Y por supuesto, vigilar para que, ante la primera sensación de que algo no va bien puedas actuar de manera inmediata.

Como ves, los cuidados de un cerezo en maceta no son complicados, pero sí muy importantes para un buen desarrollo del frutal. A cambio, te ofrecerá una decoración muy hermosa donde lo tengas, preferiblemente en el exterior, pero puede ser en un balcón, terraza, etc. ¿Te animarías a tener un cerezo en tu hogar?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.