Chumbera (Opuntia ficus indica)

La chumbera es uno de los pocos cactus que ha conseguido naturalizarse en las regiones templadas-cálidas de Europa. De hecho, en la región mediterránea es fácil encontrarla creciendo en los descampados así como en terrenos cultivados. El problema es que es invasora, y está prohibida su posesión, pero al ser también medicinal, es una planta que sigue siendo interesante.

Así que si quieres saberlo todo sobre ella, aquí tienes su especial. 🙂

Origen y características

La chumbera, conocida también como tuna, nopal, tuna de Castilla, penco, o tasajillo, cuyo nombre científico es Opuntia ficus indica, es una planta cactácea nativa de América, donde habita desde las praderas canadienses hasta el estrecho de Magallanes. Alcanza una altura de hasta 4 metros, con tallos muy ramificados. Los segmentos o cladodios son planos, ovales, y de color verde. Estos están armados con dos clases de espinas: unas que son largas y duras, y otras cortas y finas con aspecto velloso.

Florece una vez al año, normalmente en primavera. Las flores tienen forma de corona y brotan de las areolas en los bordes de los segmentos. Pueden ser desde amarillas a rojas.

Y el fruto es una baya ovalada con diámetros de entre 5,5 y 7cm y una longitud de entre los 5 y los 11cm. Tiene una cáscara gruesa, espinosa, y con una pulpa llena de semillas. Pesa entre los 43 y los 220g.

¿Se puede adquirir un ejemplar?

La chumbera es un cactus que, como decíamos antes, es invasor. Está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, aprobado por el Real Decreto 630/2013 del 2 de agosto, con el nombre de Opuntia maxima Miller. Crece muy rápido y aparte resiste muy bien la sequía y las enfermedades, lo cual supone un problema muy serio para aquellas plantas que son autóctonas. Y es que, aunque estas últimas hayan podido adaptarse sin problemas al entorno, lo cierto es que muy poco pueden hacer contra las espinas y el rápido desarrollo de nuestro protagonista.

Ahora bien, a pesar de ello, tanto el cultivo como la comercialización de sus frutos están permitidos en España, puesto que es un recurso alimenticio. Pero no se puede tener en lugares destinados a actividades humanas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Los siguientes:

  • Ubicación: debe de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
    • Jardín: es indiferente.
  • Riego: 1 o 2 veces por semana. En caso de estar en el jardín, bastará regarla el primer año.
  • Época de plantación: en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.
  • Multiplicación: la chumbera se multiplica por semillas y por esquejes en primavera o verano.
    • Semillas: siembra directa en semillero con sustrato de cultivo universal.
    • Esquejes: se corta un segmento, se deja secar una semana al sol y luego se planta en una maceta con sustrato.
  • Plagas y enfermedades: es muy resistente, sin embargo, en los últimos tiempos está siendo víctima de la cochinilla Dactylopius opuntiae. Para evitar problemas, se debe de tratar con anti-cochinillas desde primavera hasta finales de verano.
  • Poda: se puede ir podando cada vez que sea necesario, pero es mejor hacerlo a finales de invierno.
  • Rusticidad: soporta el frío y las heladas débiles de hasta los -4ºC, pero mientras sea joven necesitará protección contra el granizo.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

La chumbera es un cactus que, bien cuidado, es muy decorativo. Se puede tener como ejemplar aislado, aunque se usa más como seto de protección, especialmente si el solar es grande.

Culinario

  • Segmentos o paletas jóvenes: se consumen como verdura.
  • Fruto: una vez quitada la piel, se pueden consumir así tal cual o bien confitado, salado, dulce, en preparación de salsas para carnes o en ensaladas.

¿Cómo se quitan las espinas del fruto?

El fruto está cubierto por numerosas espinas que son muy traicioneras: con solo un roce puedes acabar teniendo la mano llena de ellas. Para evitarlo, te recomendamos seguir este paso a paso cuando vayas a recolectarlos:

  1. Ponte de espaldas al viento, ya que así parte de las espinas serán arrastradas por él.
  2. Con unas tenazas, coge el fruto, ponlo en la tierra y procede a barrerlo con un cepillo, escoba o planta resinosa que se tenga a mano.
  3. En casa, pásalo por debajo de un chorro de agua para eliminar las espinas que se le hayan quedado. Después bastará pelarlo y consumirlo.

Medicinal

Los segmentos frescos calentados al horno se usan como remedio de la diabetes, así como emolientes colocados en forma de cataplasma sobre la zona afectada. También es bueno contra la gastritis y los cólicos intestinales, para lo cual se aconseja cocer la raíz y mezclarla con guayaba.

Otro uso medicinal, aunque no muy extendido, es el de remedio para las enfermedades de los pulmones, y como auxiliar en el parto.

Y con esto terminamos. ¿Qué te ha parecido el cactus chumbera?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Cactus

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.