¿Cómo cuidar un ciprés en maceta?

cipres en maceta

Un ciprés es uno de los árboles con un porte elegante y grande que embellece allá donde se pone. Pero aunque es más una planta de suelo, eso no quiere decir que no puedas tener un ciprés en maceta.

Ahora bien, ¿qué cuidados necesita en ese caso? A continuación te vamos a ayudar a que tengas en tu casa, en una maceta, un ciprés y le proporciones todos los cuidados que precisa para estar saludable y desarrollarse bien. ¿Te animas?

Cómo es el ciprés

hojas del cipres

Antes de nada, queremos hablarte de los cipreses, o mejor dicho, del género Cupressus, que es al que pertenece un ciprés. Se trata de árboles que pueden alcanzar fácilmente los 20 metros de altura. Es de hoja perenne y por eso es de los más queridos para jardines amplios.

Sin embargo, eso no quiere decir que no se pueda tener en una maceta. En realidad sí porque se puede adaptar a ella. Ahora mismo puedes encontrarte cipreses en Asia, África, Nueva Zelanda… lo que te hará pensar que está muy extendido, además de que es una especie que se adapta muy bien a cualquier clima y tierra.

Físicamente podemos decir de él que tiene una forma cilíndrica. Se compone de un tronco del que salen unas ramas cortas que van hacia arriba creando lo que sería su forma y copa. En cuanto a las hojas, además de ser perennes, son pequeñas y abundantes, de color verde.

Este árbol también florece. Y lo sabrás porque, cuando lo hace, da unas piñas que crecen en las ramas. Son tan pequeñas como una nuez y tiene un pequeño aguijón entre sus escamas. Al principio son verdes pero, cuando maduran, son marrón rojizo. Puede que no lo sepas, pero esos frutos tienen muchos usos, por ejemplo para tratar problemas de piel, mejorar la circulación sanguínea o como antivíricos.

Cómo cuidar un ciprés en maceta

frutos del ciprés

Ahora que sabes cómo es el ciprés, el siguiente paso para comprar uno y que te dure años, es conocer a fondo las necesidades que tiene esta planta. En general podemos decirte que no es difícil de hacer, todo lo contrario, pero sí conviene que sepas lo que más le conviene para poder dárselo y que no se te enferme o muera.

Ubicación e iluminación

La ubicación normal de un ciprés es en el exterior, y en el caso de un ciprés en maceta, debes colocarlo, siempre que sea posible, fuera de casa. Puede ser una terraza, un jardín, etc. No quiere decir que dentro no pueda estar. Si es pequeño podrías tenerlo pero has de tener cuidado con la calefacción, el aire acondicionado, las corrientes, etc.

En cuanto a la iluminación la planta necesita mucho sol. Es importante porque debe tener al menos 5 horas diarias de sol directo para que se desarrolle correctamente. Aun estando en maceta precisa la luz para crecer y para estar sano. Así que procura colocarlo en un lugar donde reciba sol directo y mucha luz todas las horas posibles.

Temperatura

Te lo hemos comentado antes, pero volvemos a decirte que un ciprés es muy resistente. Tanto que, en cuenta a la temperatura es capaz de aguantar hasta los 10 bajo cero o incluso más. Por el otro extremo, el calor también lo aguantan muy bien. No vas a tener problemas con este árbol en tu casa.

Tierra y maceta

Si vas a cuidar un ciprés en maceta, entonces estos dos elementos que te comentamos, la tierra o sustrato y la maceta, son muy importantes. Empecemos por la tierra. Debes asegurarte de que sea lo más nutritiva posible. Si puedes hacer una mezcla con compost, turba, arena, arcilla, perlita… sería lo mejor porque para maceta le estás dando todos los nutrientes que puede necesitar (a pesar de que se adapta a todo, cuando lo tienes en un espacio pequeño es mejor apostar por sustrato de calidad).

El tema de la maceta ya va a depender del tamaño del ciprés. En el mercado puedes comprarlos de muchos tamaños. Debes asegurarte de que tenga espacio suficiente para desarrollar las raíces y trasplantarlo cada vez que veas que asoman estas por los agujeros de manera abundante (si asoma solo una o dos raíces no es lo más adecuado). De hecho, conforme crezca, es posible que vayas necesitando cada vez macetas mas grandes, incluso de más de 100 litros de tierra. Cuando sea excesivo, quizá tengas que plantearte plantarlo, o bien recortar las raíces para mantenerle en el tamaño que tú quieras.

conjunto de cipreses en maceta

Riego

Los cipreses son árboles que prefieren poca agua a estar demasiado húmeda la tierra porque eso solo provoca la aparición de hongos y con ello problemas para que la planta siga adelante. Así que, en maceta, te recomendamos que la riegues solo una vez a la semana (en verano) y cada dos o tres semanas en invierno.

Dependiendo del clima en que estés, estos baremos deberás ajustarlos a tu día a día. Es posible que si el verano no es muy caluroso no tengas que regarlo tanto.

Poda

La poda cuando el ciprés es pequeño apenas va a necesitarla. De hecho, normalmente, como su crecimiento en maceta está más controlado, no tendrás problema de olvidarte de ello. Aun así, es posible que necesites podarlo cuando las ramas se salgan de la formación que quieras que tenga. En este caso, mientras que no sea una poda demasiado fuerte, podrás hacerla en cualquier momento del año.

Abonado

Te recomendamos que, al estar en maceta, le des algo de abono al menos una vez al mes para cubrir sus necesidades.

Plagas y enfermedades

El ciprés tiene problemas con los hongos que pueden provocar diferentes enfermedades. Algunas de las más conocidas es el cáncer del ciprés (también conocido como cancrosis), la phomopsis, pudrición de las raíces, seca del ciprés…

En el caso de plagas, hay que tener cuidado con los pulgones negros y el escarabajo de la corteza.

Multiplicación

El ciprés se puede reproducir por varios métodos. El habitual es por semillas, pero en realidad también se puede hacer por injertos o, en el caso de algunas especies, por esquejes.

Ahora bien, aunque es de rápido crecimiento (se dice que, en el clima mediterráneo, son capaces de crecer unos 45 centímetros al año), hay que tener paciencia para que salga adelante.

Ahora ya conoces lo suficiente para animarte a tener un ciprés en maceta. ¿Te quedan dudas? ¡Consúltanos!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.