Cissus quadrangularis

Imagen – Wikimedia/Vinayaraj

¿Te gustan las plantas colgantes? Hay algunas que se pueden utilizar también como rastreras, como es el caso del Cissus quadrangularis. Esta es una especie muy curiosa, con unos tallos que no son cilíndricos sino cuadrangulares, que es de donde le viene el apellido.

Aunque produce flores, son pequeñitas y no tienen gran valor ornamental. Pero si hablamos de sus usos… estos puede que te interesen.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Se trata de una especie perenne con tallos muy ramificados nativa de la India o de Sri Lanka (aún no está claro), pero también crece de manera silvestre en África, Arabia, Tailandia, Java y Filipinas. Puede alcanzar una altura (o longitud, dependiendo de dónde esté ubicada) de 1,5 metros, con tallos cuadrangulares muy ramificados de 12 a 15mm de ancho.

Las hojas aparecen en los nudos de los brotes, y son trilobuladas, acorazonadas, con un tamaño de 2-4cm de ancho. De ellas salen los zarcillos, que le sirve a la planta para trepar. Las flores, que se agrupan en racimos, son pequeñas, de color blanco, amarillento o verdoso. Y el fruto es una baya globosa, rojas al madurar.

Usos

  • Ornamental: es muy interesante para cultivar en macetas colgantes, así como para poner cerca de estructuras para trepadoras, como celosías, tutores, etc.
  • Medicinal: se usa para tratar el asma, la tos, la osteoporosis y, de forma externa, las hemorroides y el gonococo. Además, en medicina moderna se utiliza para mejorar la salud de los huesos y como adelgazante.

¿Cuáles son sus cuidados?

Imagen – Flickr/lalithamba

Si quieres tener un ejemplar de Cissus quadrangularis, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol, o en semisombra (siempre que le dé más luz que sombra).
  • Tierra:
    • Maceta: puedes usar sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
    • Jardín: el suelo ha de ser fértil, con buen drenaje.
  • Riego: regar unas 3 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año.
  • Multiplicación: la manera más sencilla es por esquejes de tallo en primavera. Corta algunos, deja secar la herida unos 3-4 días, y luego plántalos en macetas.
    También se puede por semillas, en primavera-verano.
  • Rusticidad: resiste heladas débiles, de hasta los -2ºC y solo si son puntuales y de corta duración. En caso de vivir en una zona donde la temperatura baja más, debes protegerlo en una habitación luminosa y lejos de las corrientes de aire.

¿Qué te ha parecido esta planta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.