Cistus

Los cistus son arbustos de flores simples

Imagen – Wikimedia/H. Zell

Los Cistus son arbustos ornamentales que tienen flores simples, pero no por ello menos bonitas que las de otras plantas. Sus colores son variados, aunque predominan el blanco y el rosa. Durante la primavera y el verano es cuando las producen, de manera que es en esas estaciones cuando más embellecerán nuestro jardín o patio.

Estas plantas se cultivan indistintamente tanto en suelo como en maceta, ya que aparte de que su altura no es exagerada, toleran las podas moderadas; pero, si te digo la verdad, no creo que necesites podarlos nunca. Tal y como vas a poder ver, su tamaño es más bien reducido, y más lo será si lo tienes en un recipiente.

Origen y características de los Cistus

Los Cistus, conocidos también como jaras, jaguarzos o estepas, son unos arbustos perennifolios que forman las garrigas mediterráneas. Si tienes dudas de qué es una garriga, debes saber que es una ecorregión donde viven plantas en un suelo degradado, ya sea por la acción del hombre o por el fuego. Suelen sustituir a los robledales, aunque en el caso de los Cistus, es más habitual que sea a los encinares pues a los robles no les gusta demasiado el clima mediterráneo.

Si pasamos a las características, hablamos de arbustos cuya altura no supera los 2’5 metros. Los tallos crecen más o menos rectos, y de ellos brotan hojas verdes y pequeñas. Las flores se componen de cinco pétalos grandes, y son además hermafroditas. Estas producen mucho polen, el cual sirve de alimento para gran cantidad de insectos polinizadores, como las abejas que producen miel de jara. El fruto es una cápsula que se abre en 5-10 partes enseguida que madura, liberando así a las semillas.

Principales especies

El género Cistus se compone de unas 20 especies, siendo las más recomendables para cultivo las que vas a poder ver a continuación:

Cistus corbariensis 

Vista del Cistus corbariensis

Imagen – Wikimedia/Leonora Enking

El Cistus corbariensis es un arbusto compacto que mide 1,5 metros de altura. Sus hojas son verde-oscuras, si bien pueden verse algo rojizas en invierno. Las flores son blancas y tienen el centro amarillo.

Cistus creticus

El Cistus creticus da flores rosas

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

El Cistus creticus es un arbusto de unos 30 a 140 centímetros de altura que produce hojas verdes vellosas. Sus flores son simples, rosadas, y brotan al final de cada tallo agrupándose en una inflorescencia terminal.

Cistus incanus

El Cistus incanus es un arbusto de flores rosadas

Imagen – Wikimedia/André Karwath

El Cistus incanus es un híbrido entre Cistus crispus y Cistus albidus, cuyo nombre científico verdadero es Cistus x incanus. Se trata de un arbusto de más o menos 1 metro de altura que tiene unas características hojas verde-grisáceas y flores de color rosa o púrpura.

Cistus labdanum (sinónimo de Cistus ladanifer)

El Cistus ladanifer es un arbusto que da flores blancas

Imagen – Wikimedia/SABENCIA Guillermo César Ruiz

El Cistus labdanum o Cistus ladanifer es una planta conocida como jara pringosa o ládano que alcanza una altura de 2,5 metros. Sus hojas son de color verde y de forma alargada, y son pegajosas debido a que las cubre un aceite llamado ládano, el cual tiene un olor intenso. Las flores son blancas y miden unos 10 centímetros de diámetro.

Cistus laurifolius

El Cistus laurifolius es una planta de flores blancas

Imagen – Wikimedia/SABENCIA Guillermo César Ruiz

El Cistus laurifolius es un arbusto de 2 metros de altura conocido como estepa de montaña o jara de montaña. Es muy similar a la especie anterior, pero tiene un porte más reducido y por sus hojas, las cuales son más anchas y un poco menos pegajosas. Sus flores son también blancas, y miden unos 5 centímetros de diámetro.

Cistus purpureus 

El Cistus purpureus es un arbusto perenne de flores rosas

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

El Cistus purpureus es un arbusto híbrido de Cistus creticus y Cistus ladanifer. Es un arbusto de 1,25 metros de altura, con hojas alargadas y verde-oscuras. Sus flores son bastante grandes, de unos 6-7 centímetros de diámetro, y rosas con manchas púrpuras alrededor del centro.

Cistus salviifolius

El Cistus salvifolius es un arbusto que produce flores blanquecinas

Imagen – Wikimedia/Hans Hillewaert

El Cistus salviifolius, conocido como jaguarzo morisco, jara negra o estepa negra, es un arbusto de hasta 1 metro de altura. Las hojas son pelosas por ambas caras, de color verde. Sus flores son blancas, con el centro amarillo.

Cistus skanbergi

El Cistus skanbergii es un híbrido de flores rosas

Imagen – Wikimedia/Lazaregagnidze

El Cistus skanbergi es un híbrido entre Cistus parviflorus y Cistus monspeliensis, por lo que su nombre científico verdadero es Cistus x skanbergi. Su altura aproximada es de 1,5 metros, aunque puede darse el caso de que crezca solo 60 centímetros. Las hojas son alargadas u oblongas, de color verde grisáceo a plateado. Produce gran cantidad de flores de color rosa pálido.

¿Cuáles son los cuidados que requieren?

Si deseas cultivar algún Cistus en tu jardín, te recomendamos que tengas en cuenta lo que vamos a explicar a continuación:

Ubicación

Son plantas que han de estar expuestas al sol de manera directa para que crezcan y se desarrollen con total normalidad. En el caso de que se cultiven en sombra, sus tallos se volverían débiles y no podrían florecer, con lo cual es importante evitar ponerlas en lugares donde no llega suficiente luz.

Tierra

El Cistus es un arbusto muy ornamental

Imagen – Wikimedia/H. Zell

Como decíamos al principio, crecen en suelos degradados. Esto puede ser muy interesante, ya que significa que se conforman con muy poco. Eso sí, prefieren tierras arcillosas, y con buen drenaje.

Si vas a optar por cultivarlas en maceta, usa sin problemas un sustrato universal que sea de calidad (como este que venden aquí). Fíjate en la etiqueta para ver si contiene perlita; si no tuviera, tendrás que mezclarlo (con un 30% de perlita será suficiente).

Riego

Como son plantas mediterráneas, podemos dar por hecho de que resisten la sequía. Así y todo, tenemos que tener claro que no es lo mismo cultivarlas en macetas, donde el espacio y por lo tanto la cantidad de tierra de la que disponen son limitados, que en el suelo.

En macetas habrá que regarlas al menos 2 veces a la semana durante el verano. En otoño-invierno se regarán aproximadamente una vez por semana.

Por el contrario, si está en el jardín, se regarán una o dos veces por semana durante los primeros doce meses, pero más adelante se podrán espaciar los riegos.

Abonado

El abonado será recomendable pero no obligatorio si se tiene en el jardín, y muy necesario si se cultiva en maceta. Como abonos se aconseja usar los líquidos en primavera y verano, pues como son meses en los que crece más rápido necesita con más urgencia »comida»; en otoño e invierno se puede echar una vez al mes abono de liberación lenta.

Sigue las indicaciones de uso para no »quemar» sus raíces, ya que por ejemplo los abonos o fertilizantes líquidos (como el que venden aquí), por lo general, se deben de diluir primero en agua para que sean absorbidos correctamente por el sistema radicular de la planta; si se aplican directamente, sufrirá daños importantes.

Los de liberación lenta en cambio se suelen echar directamente, pero así y todo hay que saber muy bien qué cantidad es la que recomienda el fabricante pues también puede haber riesgo de sobredosis. Y eso solo se sabrá si se lee la etiqueta del envase.

Poda

Se hará a finales del invierno. Hay que eliminar los tallos que estén dañados, rotos, o enfermos, así como reducir la longitud de los que hayan crecido en exceso.

Trasplante

El Cistus es una planta arbustiva

Siempre que hablemos de plantas que están sanas, se trasplantarán cuando las últimas heladas hayan pasado. Por ejemplo, en España esto sería en marzo si el clima es muy suave, o bien abril si es más fresco.

El cambio de maceta se hará también en esos meses, cada 3 o 4 años. Comprueba si se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o si la planta ya ha ocupado todo el recipiente.

Rusticidad

Los Cistus son plantas muy rústicas. Soportan heladas de hasta los -10ºC, así como las temperaturas de hasta los 40ºC.

¿Qué te han parecido los Cistus?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.