¿Cuántas clases de lirios hay?

Hay muchas clases de lirios

¿Sabes cuántas clases de lirios hay? Yo te lo diré: el género al que pertenecen (Lilium) está compuesto por unas 110 especies, ¡110! Con tanta variedad, es imposible no poder disfrutar de una estupenda colección, ya que su cultivo tanto en el jardín como en maceta es muy sencillo.

Pero claro, hablarte de todas ellas en un solo artículo es complicado, así que te voy a decir las características de las más populares.

Tipos de lirios

Los lirios son bulbosas que producen sus flores a finales de primavera y hasta comienzos del verano. Generalmente, no crecen mucho, pero así y todo es posible cultivarlos tanto en macetas como en el jardín. Así que veamos cuáles son los más bonitos y fáciles de encontrar a la venta:

Lilium auratum

El Lilium auratum tiene flores grandes

Es una especie que alcanza una altura de 2,5 metros, siendo la más grande de todas las del género Lilium. Además, produce flores blancas con líneas de color dorado y puntos naranjas que desprenden un aroma muy agradable.

Lilium bulbiferum

El Lilium bulbiferum es una planta perenne

Se trata de una herbácea que crece hasta alcanzar una altura de entre los 40 y los 80 centímetros de altura. Produce unas flores grandes, de hasta 7cm de diámetro, de un color naranja muy llamativo.

Lilium candidum

El Lilium candidum es una bulbosa de flor blanca

Imagen – Wikimedia/Habib M’henni.

Conocido como azucena o, simplemente, lirio, es una herbácea perenne que alcanza una altura máxima de 70 centímetros y que produce flores hermafroditas de color blanco. El fruto es una cápsula en cuyo interior se encuentran semillas de color pálido.

Lilium lancifolium

El Lilium lancifolium es una bulbosa de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/Amada44

Conocido en inglés como tiger lily (lirio de tigre), es una planta que alcanza hasta los 2 metros de altura. Produce flores colgantes de color naranja con manchitas superpuestas negras.

Lilium longiflorum

Lilium longiflorum, un tipo de lirio

Imagen – Wikimedia/Kabacchi

Conocido como azucena blanca, es una planta que alcanza una altura de hasta 1 metro, siendo la variedad L. longiflorum var eximium, nativa de las Islas Ryukyu (Japón) la más alta. Produce flores blancas, grandes y muy fragantes.

Lilium martagon

El Lilium martagon es un tipo de lirio de flor lila

Conocido como martagón, lirio llorón o bozo, es una especie bulbosa pequeña, que alcanza una altura máxima de 40-50cm. Sus flores se agrupan en ramilletes colgantes, de color rosa-violáceo y pequeñas manchas de color púrpura superpuestas.

Lilium pyrenaicum

El Lilium pyrenaicum es una clase de lirio amarillo

Imagen – Flickr/color line

Conocido como lirio de los Pirineos, es una herbácea que alcanza los 1,3 metros de altura. Produce gran cantidad de flores, hasta 12, de color amarillo, naranja o rojo que desprenden un aroma desagradable.

¿Cuánto dura la flor de Lilium?

Ahora que hemos visto las principales especies, es posible que quieras saber cuánto duran las flores, ¿verdad? Pues aunque depende de muchos factores, tales como la ubicación, el clima o la tierra, en general has de saber que si están bien cuidadas van a permanecer abiertas unas tres semanas más o menos. Es importante decir también que solo florecen una vez al año, coincidiendo con la primavera y el verano.

No es posible saber en qué momento exacto van a producir sus flores, porque dependerá de la clase de lirio que sea y de las temperaturas que haya en ese momento. Pero en cuanto broten sus hojas sabrás que no tendrás que esperar mucho a que florezcan.

¿Cómo se cuida el Lilium?

Los lirios son bulbosas

Los lirios son fáciles de cuidar, ya que no necesitan mucho para estar bien. Pero para que no surjan problemas, vamos a ver en detalle dónde se han de poner y cómo mantenerlos sanos:

Ubicación

Las distintas clases de lirios son plantas que tienen que estar en un lugar en el que reciban mucha luz natural. Por eso, si se tienen en casa hay que colocarlos en una habitación luminosa, en la que haya ventanas. Si por el contrario van a estar en el exterior, se tendrán a pleno sol o en semisombra.

Tierra

Los lirios no son demasiado exigentes con esto. Lo único que necesitan es una tierra que drene bien el agua (como esta) para que sus raíces no permanezcan encharcadas. Pero lo que sí es muy importante que, si se van a tener en maceta, esta tengan agujeros en su base ya que así el agua no quedará estancada en el interior del recipiente.

Riego

El riego de los Lilium será moderado. Hay que regarlos unas dos o tres veces por semana, excepto cuando la flor se marchite que bastará con regar cuando la tierra esté seca ya que las plantas habrán entrado en reposo. En caso de que estén en interior, se han de regar algo menos ya que la tierra tarda más en secarse. Para que no haya problemas, es conveniente comprobar la humedad antes de echarles agua. Esto se puede hacer por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera, pues al sacarlo verás si se le ha adherido mucha tierra, en cuyo caso no habría que regar, o no.

Abonado

Abona a tus lirios durante toda la temporada de floración con un fertilizante mineral para plantas bulbosas o con flor (en venta aquí), o con abonos naturales como el guano (líquido, como este) siguiendo las instrucciones de uso. Así lograrás que produzcan más flores.

Esperamos que te hayan gustados las distintas clases de lirios que te hemos mostrado, y que te animes a cultivarlos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.