Clemátide blanca (Clematis montana)

arbusto plantado en jardin de color rosa

La Clematis montana es una planta que pertenece a la familia Renonculaceae. Es una especie trepadora muy apreciada, en especial por su delicada y exuberante floración. Es genial para ornamentar jardines, patios y verandas, para ello debe situarse en una posición que le permita escalar, generalmente cerca de una pared o protección diseñada con ese objetivo, o usarla para decorar pérgolas sugerentes. Es una planta que no demanda cuidados específicos y que por sus floraciones originales, garantiza un resultado verdaderamente magnífico.

Características de la Clematis montana

flores blancas que trepan a través de un muro de madera

Esta planta trepadora presenta un crecimiento vertiginoso, sin embargo para obtener su máximo crecimiento puede demorar de 2 a 5 años aproximadamente. Sus tallos trepan con suma facilidad, si se le permite desarrollar en un ambiente libre de perturbaciones, puede lograr crecer de 10 a 12 metros de longitud y unos 3 o 4 de amplitud.

Como consecuencia de las diversas hibridaciones existentes, la especie ha sido dividida en plantas de flores grandes y las que poseen flores pequeñas. También sus variedades pueden ser deciduas y perennes. Sus hojas se muestran divididas, ovales y lanceoladas, tienen entre 3 y 5 folíolos, sus bordes dentados, color verde y una longitud de aproximadamente 10 cm.

Plantación y cuidados

Debes plantar en un suelo de textura suave, bien drenado y rico en nutrientes orgánicos. Con relación al PH necesario, este debe ser ligeramente alcalino o neutro. Procura plantar a inicios de la primavera o durante el otoño. Por su característica, es apropiado la coloques a pleno sol, cerca de una pared protegida del viento, pero con sus raíces levemente a la sombra.

Para facilitar su escalada, coloca algo que le sirva de soporte, puede ser un enrejado o una malla. Ahora, si piensas cultivarla en macetas, entonces coloca en la misma una capa de grava en la parte inferior para facilitar el drenaje.

Llegada la primavera y hasta inicios del verano, ocurre la floración del Clematis montana, época en que algunas especies muestran abundantes flores blancas; mientras que la floración de las especies de flores grandes, se produce en las estaciones de verano y otoño; otras presentan hasta dos floraciones, una en primavera y luego en otoño. Por lo general la planta tolera las temperaturas bajas, no así, algunos de sus híbridos que si requieren cuidados especiales, como cubrir sus raíces durante las heladas.

Con relación a los fertilizantes caseros, estos se deben aplicar de forma moderada para evitar el posible pudrimiento de las raíces.  Durante el crecimiento se recomienda la aplicación de fertilizantes nitrogenados; en el periodo de aparición de los botes, son mejores los fertilizantes a base de potasio y después de la floración, a base de fosfato.

En principio tal vez la poda es innecesaria, aunque la misma puedes hacerla para impedir el crecimiento desmedido de la planta. Las que florecen durante la época de verano puedes podarlas una vez culminada su floración, las especies de doble flor se podan inmediatamente después que sus flores se hayan marchitado. Mientras que aquellas que florecen únicamente en primavera, puedes esperar el invierno siguiente para su poda.

Propagación

planta llena de florecitas rosas

La propagación puede hacerse a través del procedimiento de corte semi leñoso que resulta bastante sencillo y seguro. También puedes recurrir directamente a la siembra. La siembra debes realizarla en otoño, para ello, debes colocar las semillas en recipientes con una mezcla de arena y tierra (recuerda que prefiere los suelos suaves), luego la pones en un ambiente suave y fresco, de lo contrario en un invernadero mientras se desarrollan los retoños.

El inicio del verano es el mejor momento para su siembra, debido a que durante esa etapa el riesgo de las heladas ya ha pasado y las plantas tienen tiempo suficiente para fortalecerse antes de la llegada del invierno. Una vez llegado el verano, procedes a cortar la rama del tallo de la Clematis, exactamente debajo de algún nudo y luego la entierras en una maceta con la misma mezcla de arena y tierra. Los cortes pueden plantarse en el invierno. Importante guíes la planta con un palo en el inicio.

Enfermedades y plagas

Esta planta es proclive a ser atacada por áfidos que afectan negativamente los brotes y flores, especialmente las jóvenes. Otro de los problemas que aquejan la planta son los llamados caracoles que se alimentan de su follaje y brotes. Para combatir este tipo de plaga, existen en el mercado una serie de productos específicos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior