¿Cuál es el clima del arce?

Acer palmatum ‘Osakazuki’ // Imagen – Wikimedia/TeunSpaans

Cuando se quiere adquirir una planta, la que sea, es necesario saber cuál es su rusticidad, ya que de lo contrario correríamos el riesgo de gastar un dinero en vano. Unos de los árboles más populares en cultivo son los del género Acer, el cual está formado por 160 especies.

Todas ellas son preciosas, con sus hojas opuestas que suelen cambiar de color en otoño antes de caer. Por este motivo, somos muchos los que tenemos o vamos a tener algun/os ejemplar/es en el jardín o patio. Pero antes de comprar nada, sepamos cuál es el clima del arce.

¿Cómo es el clima adecuado para el arce?

Los arces son árboles o arbustos caducifolios originarios de las regiones templadas y templadas-frías del Hemisferio Norte del planeta, concretamente de Estados Unidos, Canadá, desde Europa hasta el sur y sudeste de Asia, y también encontramos algunos en el extremo norte de África.

Estas plantas se han adaptado a vivir a unas condiciones que siempre han solido y suelen ser las mismas:

  • Temperaturas: unos 30ºC de máxima y hasta -18ºC de mínima. Los veranos son suaves, y las heladas empiezan en otoño. En climas tropicales no pueden vivir.
  • Lluvias: desde 800 hasta 3000mm anuales, repartidas a lo largo del año; es decir, no hay periodos de sequía como en el mediterráneo más cálido.
  • Exposición: generalmente soleada, pero hay muchas especies que son de semisombra, como el Acer palmatum.

¿Cuáles son los cuidados de los arces?

Acer saccharinum // Imagen – Bylands.com

Ahora que hemos visto cuál es el clima adecuado para los arces, toca saber cómo se cuidan:

  • Ubicación: siempre en el exterior. Colocar en semisombra si se duda de dónde ponerlo.
  • Tierra:
    • Jardín: fértil, ligeramente ácida (excepto si es el Acer opalus, que crecerá mejor en tierra más bien arcillosa).
    • Maceta: sustrato para plantas ácidas. Si se vive en el mediterráneo, mezclar 70& de akadama con 30% de kiryuzuna.
  • Riego: frecuente. Se han de regar unas 3-4 veces por semana en verano, y unas 2 veces por semana el resto.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos orgánicos. En caso de tenerlos en maceta, usar abonos líquidos como el guano que puedes comprar aquí siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas en invierno (necesitan pasar frío antes de germinar).
  • Época de plantación o trasplante: a finales de invierno.

Que disfrutes de tus arces 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar