Coco plumoso, exotismo y rusticidad en una sola palmera

El Syagrus romanzoffiana es una palmera de rápido crecimiento

El Coco plumoso es, probablemente, una de las palmeras que mayor toque de exotismo dan al jardín. Sus preciosas hojas plumosas ondean con el viento, tal y como hacen las de los cocoteros en las playas tropicales pero, a diferencia de éste, nuestro protagonista soporta varios grados bajo cero.

Así que ya sabes, si quieres tener un paraíso verde sin tener que irte a vivir al Caribe, planta algunos ejemplares y verás cómo cambia.

Origen y características del coco plumoso

El Syagrus romanzoffiana es una palmera de hojas pinnadas

Imagen – Flickr/mauro halpern

A nuestra protagonista los botánicos la conocen con el nombre científico de Syagrus romanzoffiana. Pertenece a la familia Arecaceae (antes Palmaceae), y es originaria de Brasil, norte de Argentina y de Paraguay. Popularmente se la conoce como coco plumoso, palmera pindó, o arecastrum. Sus hojas son pinnadas, con una longitud que puede llegar a ser de 4m. Posee un tronco liso, con un grosor que, generalmente, no supera los 30cm; aunque se han visto ejemplares cuyos troncos medían 50cm de diámetro en su base. Crece hasta los 10 metros de altura.

Es una especie dioica, lo cual quiere decir que hay pies que son machos y otros que son hembras. Las flores se agrupan en inflorescencias, debajo de la corona de hojas, y son amarillas o blancas. El fruto es una drupa de unos 2cm de diámetro, la cual contiene una semilla de color pardo.

¿Cómo se cuida?

El Syagrus romanzoffiana es una especie de palmera perfecta para tener en climas templados gracias a su rusticidad y belleza. De hecho, es frecuente encontrarla en calles, avenidas y parques. Los cuidados que necesita son los siguientes:

Ubicación

Esta palmera no es nada exigente en cuanto a cultivo se refiere. Lo único que debemos tener en cuenta es que se debe ubicar en una zona donde le llegue la luz solar directamente, ya que de lo contrario sus hojas tendrían que crecer más de lo normal para poder captar mayor luz.

Además, es muy recomendable que se plante en el jardín desde muy joven. Crece a buen ritmo, y debido al tamaño que llega a tener de adulta, es mejor que se tenga en el suelo desde temprana edad para que pueda desarrollarse correctamente.

Riego y abonado

El riego tiene que ser frecuente, de unas dos veces por semana durante la temporada estival, y de una vez semanal el resto del año. El agua a usar debe de ser la de lluvia, o en su defecto una con un pH entre 6 y 7, ya que si se riega con una muy rica en cal sus hojas amarillean por la falta de hierro.

Asimismo muy recomendable abonar utilizando un fertilizante específico para palmeras durante todo el periodo vegetativo (primavera y verano), o bien con guano o humus.

Época de plantación o trasplante

La primavera, en cuanto el riesgo de heladas se quede atrás, y poco antes o después de que la palmera reanude su crecimiento (algo que hará cuando haya 18ºC o más de temperatura mínima) podrás plantarla en el jardín o cambiarla de maceta.

Dicho recipiente ha de ser unos 7-10cm más ancho y profundo que el anterior, y ha de tener también agujeros en su base.

Multiplicación

El coco plumoso es una palmera muy decorativa

Imagen – Wikimedia/mauroguanandi

Si lo que quieres es verlo germinar y desarrollarse, hazte con unas cuantas semillas en primavera o verano, quítales la cáscara que las envuelve (la que puedes ver en la imagen superior), introdúcelas en un vaso con agua unas 24h, y siémbralas al día siguiente en un semillero con turba y perlita a partes iguales. En tan sólo 1 mes despertarán las primeras.

Artículo relacionado:
Reproducción de palmeras: semillas

Poda

No es aconsejable podarla, ya que perdería su encanto natural. En caso de querer hacerlo, solo se deben de cortar las hojas que ya estén completamente secas, a finales de invierno.

Plagas y enfermedades

Es una palmera muy resistente. Sin embargo, si vives en una zona o región donde haya picudo y/o Paysandisia, es muy recomendable realizarle tratamientos preventivos, por ejemplo con Clorpirifos e Imidacloprid, para mantenerla protegida de estas plagas durante la primavera, el verano e incluso el otoño si el clima es cálido.

Artículo relacionado:
Picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus)

Rusticidad

Por cierto, si vives en una zona donde el invierno es muy crudo (de hasta -7ºC), estás de suerte. El Coco plumoso los soportará sin problemas. En cuanto a calor, aguanta bien temperaturas de 40ºC, siempre que tenga agua a su disposición.

Problemas más frecuentes de la palmera pindó

El coco plumoso es una palmera

Imagen – Wikimedia/mauro halpern

Para acabar, decirte que hay una serie de problemas que suelen suceder con bastante frecuencia cuando se cultiva. Veamos cuáles son y cómo tratarlos:

Coco plumoso con hojas amarillas

Si tu palmera tiene las hojas amarillas, puede ser por cualquiera de estos motivos:

  • Falta de minerales: si el suelo es arcilloso y/o se riega con un agua cuyo pH es superior a 7, las hojas empezarán a amarillear desde el extremo hacia dentro. Para corregirlo, se debe de aportar hierro y manganeso, o bien abonar con un abono para plantas ácidas que tenga microelementos.
  • Falta de agua: las hojas se secarán, empezando por las puntas. En estos casos hay que regar más, y procurar que cuando se riegue, se humedezca bien toda la tierra.
  • Exceso de agua: cuando se ha regado en exceso, o si ha habido por ejemplo una inundación y a la tierra le cuesta absorber y drenar el agua, la palmera dejará de sacar hojas nuevas. Además, las hojas más viejas tenderán a amarillear, y podrían plegarse los folíolos o pinnas. Lo único que se puede hacer es suspender los riegos y tratar con un fungicida, ya que los hongos podrían no tardar en dañar las raíces.

Coco plumoso no crece

Cuando una palmera no crece, puede darse alguna de estas circunstancias:

  • Lleva mucho tiempo en la misma maceta: el trasplante se ha de realizar cada 2-3 años, y siempre a una maceta mayor; de lo contrario, no crecerá. Asimismo, el sustrato a utilizar debe ser rico en materia orgánica y con buen drenaje. Por ejemplo, una buena mezcla sería 60% de turba o mantillo + 30% perlita + 10% humus de lombriz.
  • Se ha plantado en el césped: el césped quiere mucha agua, bastante más que el coco plumoso. Si además se riega con agua alcalina, la palmera detendrá su crecimiento, y además, podría empezar a tener las hojas amarillas.
  • La tierra es arcillosa y/o muy compacta: los más bonitos cocos plumosos son los que crecen en suelos con un pH ligeramente ácido, ligeros, y con una excelente capacidad de absorción de agua. Por este motivo, en muchas partes de España, como en la región mediterránea, estas plantas necesitan que se las abone con abonos ricos en microelementos para poder conservar sus hojas verdes, ya que al crecer en suelos arcillosos, no pueden conseguir esos nutrientes que decíamos antes (hierro, manganeso) de otra forma.
Las hojas del coco plumoso son pinnadas

Imagen – Flickr/Salomé Bielsa

¿Te animas a cultivar tu propio Syagrus romanzoffiana?


10 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Toñi Blanco Trujillo dijo

    Hola, tengo un cocotero de unos cuatro metros, hoy me he dado cuenta que el tronco hacia la mitad se esta agrietando saben que puede ser? hay peligro de perder lo?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Toñi.
      ¿Lo habéis trasplantado hace poco? Este es un trastorno que suele ocurrir cuando se cambian de sitio. Pierden mucha agua, pero luego cuando ya están en su nuevo lugar »beben» tanta que su tronco se hincha hasta agrietarse.
      De ser así, no te preocupes. No hay problema.

      Y si no es eso, te recomendaría tratarlo con un insecticida sistémico, aplicando el producto en el interior del tronco.

      Un saludo.

  2.   Maricela dijo

    Hola tengo una palmera coco plumoso ya 5 años con ella…. He notado las hojas miy amarillas y se secan rapido? Alguna recomendacion.. No quiero que se seque

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Maricela.
      Si son las hojas inferiores, es decir, las más viejas, no te preocupes. Es normal que pasado un tiempo se marchiten y mueran.
      Ahora bien, si son las otras, entonces puede ser que le falte algún mineral, seguramente hierro o manganeso. Te recomiendo abonarlo con abonos para palmeras que encontrarás a la venta en los viveros y tiendas de jardinería.
      Un saludo.

  3.   Ricardo Rodriguez dijo

    Buenos dias,
    el coco plumoso tambien le afecta el morrudo de las palmeras?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Ricardo.
      Sí, lamentablemente sí. No es muy frecuente (todavía), pero si en tu zona no hay muchas palmeras canarias o datileras, irán a por los cocos plumosos.
      Un saludo.

  4.   Yeray dijo

    Hola. Hace 1 año en primavera plante 4 cocos plumosos pequeños de 2 metros de dolo hojas porque tronco todavía no tienen. Mi pregunta es.. No veo que todavía crezcan y las hojas que le sn salido nuevas son pequeñas.. sera porque donde las plante sólo le da sol 6 horas al día y también es en la zona sur de Tenerife y el viento sopla mucho en invierno. Deveria moverlas a un lugar más soleado ??

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Yeray.
      ¿Dónde estaban antes esas palmeras? Si las cultivaban en semisombra es normal que ahora, al estar en el sol, les cueste arrancar.
      Te recomiendo abonarlas con un abono para palmeras siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Así se adaptarán mejor.
      Un saludo.

  5.   Miguel Ángel dijo

    Hola, tengo 5 palmas coco plumoso hace 11 años y solo una se está quedando sin hojas o palapas porque apenas le salen nuevas y se marchitan hasta secarse.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Miguel Ángel.
      Puede ser porque tenga alguna plaga, o porque le falte algún mineral.
      Por lo pronto, te recomiendo tratarla con un insecticida de amplio espectro.
      Si no mejorase, vuelve a escribirnos.
      Un saludo.