Descubre las maravillas del comino

Comino en flor

El comino es una planta herbácea que no sólo es de muy fácil cultivo, sino que además tiene interesantes propiedades medicinales que no podemos ignorar. Se utiliza mucho en la cocina, pero también te recomiendo que le reserves un hueco en tu jardín ya que atraerá a los insectos polinizadores como las abejas, las cuales te serán muy útiles especialmente si tienes intención de crear tu propio huerto.

Pero, ¿cómo es la planta de comino? ¿Qué necesidades tiene? Si quieres saberlo todo acerca de él, no dejes de leer este especial 🙂 .

Características del comino

Cuminum cyminum

Nuestro protagonista es una planta herbácea o hierba cuyo nombre científico es Cuminum cyminum. Perteneciente a la familia botánica Apiaceae, es originaria de la cuenca del Mediterráneo. Su ciclo de vida es anual; esto significa que germina, crece, florece, fructifica y finalmente muere en tan sólo una temporada. Como consecuencia de ello, su ritmo de crecimiento es muy rápido hasta alcanzar una altura de 60 a 90cm.

Las hojas son largas y muy delgadas, de menos de 0,5cm de ancho. Sus flores se agrupan en inflorescencias en forma de umbela, y pueden ser de color blanco o rosa. Una vez que es polinizada, se forma la semilla que tiene forma fusiforme (alargada, elipsoide y con los extremos muy estrechos).

¿Cómo se cultiva?

Si te animas a cultivar comino, puedes hacerlo tanto en maceta como en el jardín. Veamos cómo proceder en cada caso:

En maceta

  • Ubicación: tiene que estar en un sitio donde le dé la luz del sol de manera directa.
  • Siembra: las semillas las puedes sembrar directamente en la maceta que quieras tener comino, en primavera. Es importante que sepas que si el recipiente es estrecho, de unos 20cm de diámetro, no debes de poner más de 3 semillas ya que de lo contrario no crecerán bien.
  • Sustrato: no es exigente con la tierra. Aún así, cuando se cultiva en maceta es recomendable usar sustratos que tengan buen drenaje (aquí tienes más información sobre este tema). Así pues, es aconsejable mezclar turba negra, o incluso sustrato universal, con perlita o cualquier otro material similar a partes iguales.
  • Riego: tiene que ser frecuente, pero evitando el encharcamiento. En caso de duda, debes de comprobar la humedad de la tierra antes de regar. Para ello, puedes hacer varias cosas: introducir un palo delgado de madera y ver luego cuánta tierra se ha adherido a él (si sale prácticamente limpio, significará que necesita agua); utilizar un medidor de humedad digital, simplemente introduciéndolo en diferentes puntos de la maceta; o coger la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.
  • Abonado: durante toda la temporada se aconseja abonarlo con abonos orgánicos líquidos, como el guano. Eso sí, hay que seguir las indicaciones especificadas en el envase para evitar el riesgo de sobredosis.
  • Recolección: en verano-otoño.

En el huerto o jardín

  • Ubicación: puede estar tanto a pleno sol como en semisombra (pero ha de tener mucha luz).
  • Siembra: siembra las semillas en un terreno al que previamente le hayas quitado las piedras y la hierba silvestre, en hileras, dejando una distancia de 15-20cm entre ellas. Cúbrelas con un poco de tierra para evitar que el viento se las lleve.
  • Riego: el riego tiene que ser frecuente, evitando en lo posible de que la tierra se seque.
  • Abonado: lo puedes abonar con abonos orgánicos en polvo, como humus de lombriz o estiércol. Échale una capa fina, de 2-3cm, una vez al mes y conseguirás que crezca sano y fuerte.
  • Recolección: en verano-otoño.

Usos

Comino molido

Culinarios

El comino es una hierba que se utiliza sobretodo en la cocina. Las semillas se muelen y se utilizan como especia, o bien se tuestan para que los aceites esenciales desprendan el característico aroma. En España es uno de los ingredientes del mojo canario, del cocido madrileño y del gazpacho andaluz, entre otros platos.

El valor nutricional por cada 5 gramos es el siguiente:

  • Calorías: 18,75 kcal.
  • Carbohidratos: 2,21 g.
  • Proteínas: 0,89 g.
  • Grasas: 1,11 g.
  • Fibra: 0,53 g.
  • Niacina: 0,23 mg.
  • Hierro: 3,31 mg.
  • Calcio: 46,55 mg.
  • Potasio: 89,40 mg.
  • Sodio: 8,4 mg.

Medicinales

Como comentábamos al principio, tiene propiedades medicinales muy interesantes. De hecho, es carminativo, estomacal y sedante. Resulta muy útil en casos de diarreas, diabetes, nerviosismo, parásitos intestinales, cólicos, excesivas flatulencias, o espasmos gastrointestinales.

Contraindicaciones

No debe usarse bajo ningún concepto si:

  • Estás embarazada o crees que puedes estarlo.
  • Tienes gastritis, síndrome del intestino irritable o colitis ulcerosa.
  • En casos de Parkison, epilepsia u otras enfermedades neurológicas.

Además, los niños menores de seis años tampoco pueden tomarlo.

En caso de duda, siempre es mejor consultar con un médico, sobretodo si tienes intención de tomarlo con el fin de mejorar tu salud.

Frutos del comino

El comino es una hierba muy común en la región mediterránea, y muy interesante como hemos visto. De muy fácil cultivo, en apenas unos meses podremos cosecharla para preparar deliciosos platos.

¿Conocías todos los secretos de esta maravillosa planta?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *