¿Cómo afecta a las plantas el hongo Fusarium?

Planta enferma de Fusarium

Las plantas pueden verse afectadas por varios microorganismos a lo largo de su vida. Virus, bacterias y hongos que pondrán a prueba su resistencia y su capacidad para afrontarlas. De entre estos últimos, hay uno en particular que afecta con mucha frecuencia a los cultivos, y es el Fusarium.

Este es un ser vivo que habita en el suelo y que pasa a la acción cuando los vegetales están recibiendo agua en exceso. Sepamos cuáles son los síntomas y cómo eliminarlo.

¿Cómo saber si una planta tiene Fusarium?

Planta con Fusarium

El Fusarium es el género de un hongo que causa importantes daños en los cultivos. Hay más de mil especies, y todas ellas son potencialmente peligrosas para nuestras queridas plantas. Una vez que este microorganismo entra dentro del vegetal, se multiplica muy rápidamente, haciendo que se debilite en cuestión de pocos días.

De hecho, cuando nos damos cuenta de que ocurre algo suele ser demasiado tarde. Por eso, es conveniente saber qué síntomas mostrará para estar atentos:

  • Aparición de manchas blanquecinas, amarillas, amarronadas, rosas o rojizas en las hojas y/o en los tallos.
  • Marchitamiento y necrosis de las hojas.
  • Podredumbre de las raíces.
  • Detención del crecimiento.

¿Qué hacer para prevenirlo y/o eliminarlo?

Prevención

Fusarium es un hongo que, al igual que a todos, le gusta el ambiente húmedo. Para prevenirlo es sumamente importante que se planten las plantas en una tierra o sustrato que tengan buen drenaje, ya que de esta manera las raíces estarán correctamente aireadas. En este artículo tienes una guía completa de sustratos.

Pero, además de usar una tierra adecuada, también será necesario que se evite regar en exceso. Muchos de los problemas que tienen nuestros cultivos son causados por un riego excesivo, por lo que antes de darles agua debemos de comprobar la humedad de la tierra. Para ello podemos utilizar un medidor de humedad digital, o introducir un palo delgado de madera y ver cuánta tierra se ha adherido a él (si ha sido poca o muy poca, podremos regar). Asimismo es conveniente no mojar las plantas cuando se rieguen, ya que se podrían pudrir fácilmente.

Tratamiento

Si tenemos plantas enfermas, tenemos que hacer lo siguiente:

  • Cortar las partes afectadas.
  • Tratarlas con cobre o azufre en primavera y otoño, y con un fungicida sistémico en verano.
  • Si están muy mal, lo más recomendable es quemarlas para evitar que contagien a las demás.

Espero que hayas aprendido más sobre el hongo Fusarium. Recuerda que la prevención es la mejor curación 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *