¿Cómo ahorrar en un jardín?

Los jardines son lugares donde poder disfrutar de la naturaleza

¿Cómo ahorrar en un jardín? Tenerlo bien cuidado exige tiempo, y también conlleva ciertos gastos, pero lo cierto es que si nos organizamos bien, si elegimos correctamente las plantas y su ubicación, y si además le damos una segunda oportunidad a las cosas que hemos dejado de utilizar, podremos presumir de un lugar increíble por poco dinero.

Si no tienes ni idea de cómo conseguir ese objetivo, no te preocupes. A nosotros nos encanta la jardinería y, también, nos encanta ayudarte, así que a continuación te vamos a dar una serie de consejos que, esperamos, te sean muy útiles 🙂 .

Escoge plantas autóctonas

La lavanda es un arbusto muy resistente a la sequía

Resulta tremendamente tentador comprar plantas alóctonas (es decir, plantas que no son originarias de nuestra zona), por lo raras que a veces son, lo coloridas, y en definitiva, por su gran valor ornamental. Pero… ¿pueden vivir con el clima que tenemos? Algunas seguramente sí, pero para saber cuáles son tenemos que hacer un pequeño trabajo de investigación y buscar esa información, por ejemplo en este mismo blog.

Y aún así, lo ideal es comprar plantas autóctonas, pues estas serán especies que resistirán mucho mejor las plagas, las enfermedades, los períodos de sequía y/o de lluvias, las temperaturas, el viento, etcétera. Puede que no nos terminen de gustar demasiado, pero si queremos ahorrar dinero -y tiempo- son la opción más acertada. Piensa que si compras una que no es para tu clima, tendrás que estar mucho más pendiente de ella: de que no le falte agua, de que no pase demasiado frío o calor, de que no le afecten las plagas…

Artículo relacionado:
Las plantas autóctonas frente a las alóctonas para tu jardín

¿No te gustaría ir al jardín simplemente a pasar el rato? Leer, estar con amigos o familiares, disfrutar jugando con tu perro si tienes. Si cultivas plantas delicadas, tendrás menos tiempo para hacer todo eso, y tus gastos económicos serán mayores.

Mejor una alfombra de plantas varias que césped

La hiedra es una planta cubresuelos

El césped es una maravilla. Te permite tumbarte, hacer picnics, y en definitiva, pasártelo bien. Pero tenerlo perfecto, o casi perfecto, conlleva no solo tiempo si no también gasto de dinero: cortacésped, abonos, insecticidas para las plagas,… y agua. El agua es un bien muy preciado, y limitado, sobretodo en zonas donde llueve poco. Además, su biodiversidad es menor que la que encontramos entre un área donde coexisten distintas especies de plantas.

Por eso, si queremos un jardín de bajo mantenimiento y que esté realmente vivo, es mucho más aconsejable decantarse por hierbas que produzcan flores de colores vivos y que resistan las pisadas, o que cuanto menos tengan un porte y unas hojas bonitas, como el Ophiophogon, la Hedera helix (hiedra), o Ficus repens.

Artículo relacionado:
¿Qué son las plantas tapizantes?

Agrupa las plantas según sus necesidades

Los Galanthus son plantas de bulbo

Puede ser bonito poner cactus junto con coníferas, pero no es lo ideal, puesto que las necesidades de unos y otros son distintas: mientras los primeros necesitan que la tierra tenga un excelente drenaje, estar al sol y recibir riegos moderados en verano y escasos (casi nulos) en invierno, las segundas precisan suelos fértiles, y recibir agua de forma regular todo el año.

Sectorizar las plantas es una manera de ahorrar agua, de tener un sistema de riego mucho más eficiente, y también de controlar gastos. Por ello, si tienes dudas sobre cuáles son las necesidades de alguna planta en concreto, ya sabes que puedes consultarnos.

Haz tus propios abonos

Compost, un abono ideal para tu planta

Aparte de agua, las plantas necesitan comida, es decir, abono para estar sanas. Y es que nadie puede vivir únicamente teniendo la sed saciada, pues el cuerpo precisa nutrientes que el líquido no tiene o tiene en poca cantidad. Pero aunque en los viveros y tiendas de jardinería hay abonos listos para usar, la mayoría son químicos que, si se aplican mal, son perjudiciales tanto para las plantas como para el medio ambiente.

De modo, que si tenemos esto en mente, lo ideal es hacer nosotros mismos los abonos. No es difícil, pues en las cocinas ya tenemos varias cosas que nos pueden servir como tales (cáscaras de huevo y de plátano por ejemplo), pero si queremos algo más elaborado y nutritivo debemos de hacer compost aprovechando los deshechos del jardín, como los restos de poda, y también ciertos alimentos. Tienes mucha más información en este enlace:

Artículo relacionado:
Cómo hacer compost paso a paso

Cultiva tu propia comida (o parte de ella)

Tener un huerto es una buena manera de estar sanos

Los huertos y macetohuertos deberían formar parte de todas las familias. Son una excelente forma de tener una buena salud mientras se aprende cultivando plantas y, de paso, ahorrando dinero. Ir al supermercado a comprar está bien, es rápido, pero… no es didáctico, ni divertido. Debido a ello, independientemente del tamaño de tu jardín, es muy interesante reservar un área para las plantas comestibles: lechugas, berenjenas, tomateras… e incluso frutales.

Cuidándolas con abonos y remedios naturales contra plagas, estoy convencida de que vas a tener plantas muy sanas, y deliciosas 😉 .

¿Quieres luz? Pon lámparas solares de jardín

Lámparas de luces solares para el jardín

Para poder estar mucho más tiempo en el jardín, o para celebrar comidas o reuniones familiares en él, es muy interesante instalar lámparas solares. Hoy día hay de varios modelos: unas tienen un uso más decorativo que funcional, y hay otras que, por el contrario, se usan para que una determinada zona sea luminosa.

En cualquier caso, tienes que ponerlas en lugares donde estén expuestas a la luz del sol directamente, para que al llegar la noche veas tu jardín con otros ojos 🙂 .

Evita las hierbas silvestres con gravas y similares

Grava decorativa

Imagen – Kilsaran.ie

Lo ideal es poner una malla antihierbas, aunque si ya tienes el jardín hecho puedes evitar las hierbas silvestres (mal llamadas malas hierbas) colocando alrededor de las plantas gravas, greda volcánica o similares. Dará un aspecto muy bonito, y además lograrás que la tierra se mantenga algo más de tiempo húmeda.

En zonas como el mediterráneo, o de climas parecidos es algo que se hace mucho, no solo por las hierbas, sino también por el ahorro de agua, ya que ese es un tema muy importante al ser las precipitaciones escasas. Así que no dudes en poner gravas si en tu zona la sequía es un problema serio.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Sabes otros?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior