Cómo tener hortensias azules

Las hortensias son unos arbustos de muy fácil cultivo que se puede tener, incluso, en climas templados-cálidos, como puede ser el mediterráneo. Son muy rústicas, y además tienen la peculiaridad de que mantienen sus flores durante muchos meses al año: desde primavera hasta comienzos del otoño. Y no sólo eso, sino que también se les puede cambiar el color.

¿Cómo? Haciendo algún que otro experimento con el agua. Descubre cómo conseguir hortensias azules.

Hortensias azules

Las hortensias de flor azul se pueden comprar ya así, o bien se puede regar con un agua cuyo pH sea de entre 4 y 5,5. Pero claro, no sólo tenemos que tener un agua con ese pH, sino que además el sustrato que utilicemos tiene que tener también un pH bajo. Así que, ¿qué necesitamos para conseguir nuestro objetivo? Básicamente, cuatro cosas:

  • Sustrato para plantas acidófilas.
  • Cal o limón para subir o bajar el pH.
  • Medidor de pH (de venta en farmacias).
  • Abono específico para plantas acidófilas.

Consiguiendo hortensias azules

Hortensia de flor azul

Cuando nos compramos una hortensia lo primero que tenemos que hacer es trasplantarla a una maceta unos 2-3 centímetros mayor utilizando un sustrato para plantas acidófilas, ya que de esta manera la planta tendrá un crecimiento adecuado ya desde el comienzo. Pero, como comentábamos, también es importante que se riegue con un agua ácida. Veamos cómo se modifica el pH:

  1. Para saber si tenemos que bajar o subir el pH, debemos de utilizar unas tiras que se venden en las farmacias que, al entrar en contacto con el agua, cambian de color. Ese color nos dirá si tiene un pH bajo o alto.
  2. Una vez que sepamos cuál tiene el agua, lo que haremos será modificarla si no es el que nosotros queremos, es decir, el pH de 4 a 5,5.
    Si lo necesitamos subir, lo que se debe de hacer es diluir cal poco a poco.
    Y si por el contrario necesitamos bajarlo, diluiremos el líquido de un limón, también poco a poco.

Es importante que vayamos utilizando el medidor de pH de tanto en cuando. Así lograremos el pH que queremos.

Una vez lo tengamos, regaremos nuestras hortensias con esta agua regularmente, y la abonaremos en primavera y verano con un abono específico para plantas acidófilas. De este modo, en menos de lo que pensamos tendremos unas preciosas hortensias azules.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *