Cómo tener hortensias azules

Es posible conseguir hortensias azules con unos cuidados especiales

Las hortensias son unos arbustos de muy fácil cultivo que se puede tener, incluso, en climas templados-cálidos, como puede ser el mediterráneo. Son muy rústicas, y además tienen la peculiaridad de que mantienen sus flores durante muchos meses al año: desde primavera hasta comienzos del otoño. Y no sólo eso, sino que también se les puede cambiar el color. ¿Cómo? Haciendo algún que otro experimento con el agua. Descubre cómo conseguir hortensias azules.

Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para conseguir hortensias azules.

Características principales

hortensias en maceta

Antes de saber cómo conseguir hortensias azules debemos conocer cuáles son sus características y cuidados para ir haciendo énfasis en este tipo de cambios. Sabemos que este tipo de flores puede cambiar su color dependiendo de algunas variables en sus cuidados. Por ello, vamos a centrarnos ahora en sus características y cuidados.

Las hortensias son arbustos caducifolios que se encuentran en regiones húmedas con inviernos suaves de forma natural. Las especies populares dentro de las hortensias se caracterizan por tener grandes floraciones redondeadas que florecen en verano. Se trata, quizá, de la planta de maceta más conocida en toda la geografía española y que se vende como arbusto de jardín. En otras partes del mundo que tiene la humedad y temperatura correcta, puede crecer sin ningún problema. Algunos de los lugares del mundo donde se encuentran es la parte más baja de América del sur como es Buenos Aires.

En la parte de la España más humedad o atlántica se encuentra como la planta común con una amplia área de distribución, sobre todo en los lugares que tienen influencia de la franja costera. Las mejores hortensias son aquellas que tienen las flores más grandes y coloridas. Hay personas que quieren cambiar el color de las hortensias y deben conocer algunos aspectos principales de sus cuidados para poder tener hortensias azules.

Cuidados de las hortensias

Este tipo de plantas sólo puede vivir a pleno sol en áreas litorales o templadas. En el resto de las zonas deberían contar con cierta protección de una sombra o al menos en las horas más centrales del día. Los rayos de sol de la zona central del día pueden acabar destruyendo sus hojas y flores. Son plantas que demandan gran cantidad de humedad en el terreno pero debe disponer de un buen drenaje para evitar encharcamientos. Y es que en la raíces de esta planta se pueden llegar a pudrir si se encharca de forma continua el suelo donde se encuentra.

Los suelos más adecuados para tener hortensias son aquellos ricos en materia orgánica y humus. Esto sustratos ayudan a mantener la humedad suficiente que necesita esta planta. Tanto en la fase previa la plantación de las hortensias como en los años sucesivos, se debe tener un buen aporte de mantillo de hojas, de estiércol descompuesto y sustancias afines. La materia orgánica que tenga terreno va a marcar en gran medida el grado de acidez del mismo. Según el pH del suelo el color de las hortensias va a ir variando. Si queremos hortensias azules, más tarde vamos a explicar qué debes tener en cuenta.

Tan sólo adelantamos que, cuanto más bajo es el pH del suelo es más intenso en tono azul de las hortensias. Lo mismo ocurre con aquellas flores moradas. Por el contrario, si el pH es muy elevado, el color de las flores va a tirar más a rojizas y rosadas. Dichas flores se desarrollan a partir de las yemas que se forman del año anterior. Esto hace que la poda se deba anticipar lo más posible realizándose justo cuando termina el periodo de floración para no entorpecer o interrumpir la siguiente floración.

Hay que reducir sus ramas hasta unos 30-40 centímetros del suelo para conservar toda la estructura básica sobre la que el arbusto se vaya desarrollando cada año. Esta planta se puede reproducir por semillas aunque cuesta demasiado encontrarlas y son algo caras. También se puede por acodo, aunque lo más frecuente es por esquejes. Es recomendable utilizar hormonas de enraizar, pero con una mezcla de humus y turba puede ser suficiente si no tenemos hormonas.

Si a principios de primavera ya comienza a brotar, a finales de verano seguramente esté florecida. Hay que tener en cuenta la presencia de algunas plagas puesto que tiene una necesidad alta de humedad. Tan sólo hay que controlarla visualmente para tener cuidado.

pH y hortensias azules

trucos para conseguir hortensias de diferentes colores

Las hortensias de flor azul se pueden comprar ya así, o bien se puede regar con un agua cuyo pH sea de entre 4 y 5,5. Pero claro, no sólo tenemos que tener un agua con ese pH, sino que además el sustrato que utilicemos tiene que tener también un pH bajo. Así que, ¿qué necesitamos para conseguir nuestro objetivo? Básicamente, cuatro cosas:

  • Sustrato para plantas acidófilas.
  • Cal o limón para subir o bajar el pH.
  • Medidor de pH (que puedes adquirir desde aquí).
  • Abono específico para plantas acidófilas (en venta aquí).

Consiguiendo hortensias azules

Cuando nos compramos una hortensia lo primero que tenemos que hacer es trasplantarla a una maceta unos 2-3 centímetros mayor utilizando un sustrato para plantas acidófilas, ya que de esta manera la planta tendrá un crecimiento adecuado ya desde el comienzo. Pero, como comentábamos, también es importante que se riegue con un agua ácida. Veamos cómo se modifica el pH:

  1. Para saber si tenemos que bajar o subir el pH, debemos de utilizar unas tiras que se venden en las farmacias que, al entrar en contacto con el agua, cambian de color. Ese color nos dirá si tiene un pH bajo o alto.
  2. Una vez que sepamos cuál tiene el agua, lo que haremos será modificarla si no es el que nosotros queremos, es decir, el pH de 4 a 5,5.
    Si lo necesitamos subir, lo que se debe de hacer es diluir cal poco a poco.
    Y si por el contrario necesitamos bajarlo, diluiremos el líquido de un limón, también poco a poco.

Es importante que vayamos utilizando el medidor de pH de tanto en cuando. Así lograremos el pH que queremos.

Una vez lo tengamos, regaremos nuestras hortensias con esta agua regularmente, y la abonaremos en primavera y verano con un abono específico para plantas acidófilas. De este modo, en menos de lo que pensamos tendremos unas preciosas hortensias azules.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.