¿Cómo conseguir una hiedra con flores?

Las flores de la hiedra son verdes

Imagen – Flickr/hedera.baltica

Aunque la hiedra es una planta que se cultiva, más que nada, por sus hojas, lo cierto es que las flores que produce son muy curiosas. Pero entre que son verdes y además pequeñas, a menudo pueden pasar desapercibidas hasta el punto de pensar que nuestra querida trepadora no florece. Pero sí, hay que saber que en ciertos casos puede ocurrir que haya algo que le impida producir sus flores.

Entonces, ¿cómo conseguir que la hiedra acabe teniendo flores? Para ello, te recomiendo tener en cuenta algunas cosas que voy a explicarte aquí.

Consejos para que la hiedra tenga flores

La hiedra es una planta que crece rápido

¿Te gustaría saber qué hacer para que tu hiedra florezca? Entonces no dudes en seguir los consejos que voy a darte a continuación. Ya verás como no es muy difícil conseguirlo:

Ponla en un lugar con mucha luz pero sin sol directo

La hiedra no puede florecer en condiciones si está expuesta al sol directo, ya que se quema. De hecho, en sus lugares de origen siempre podremos encontrarla creciendo a la sombra de árboles grandes. Asimismo, es importante que en la zona haya mucha claridad, pues tampoco podría estar sana si no fuese así.

Otra cosa relacionada con la ubicación y que es necesario añadir es que se debe tener en el exterior. Es una planta capaz de soportar las heladas (hasta los -18ºC), de modo que el frío no debe de preocuparte. Si tiene la oportunidad de sentir el paso de las estaciones, seguro que florecerá en algún momento.

Asegúrate de que tiene suficiente espacio para crecer

Es una planta que, de tener soporte suficiente, puede alcanzar una altura aproximada de 30 metros. Pero claro, para eso es imprescindible que sus raíces puedan crecer y desarrollarse. Aunque no precisan de mucho espacio, sería un error pensar que la hiedra puede mantenerse en una mini maceta o en un espacio del jardín muy reducido.

Por este motivo, si la tienes en maceta y quieres que florezca, tendrás que trasplantarla a un recipiente algo más grande cada 3 años más o menos. Y si deseas tenerla en el jardín, deberás de plantarla a una distancia de al menos un metro de otras plantas de gran tamaño, y evitar poner muchas plantas pequeñas cerca.

Abónala para que florezca

Si bien la hiedra es una planta que tiene hojas bonitas y flores que, aunque curiosas, suelen pasar como decía al principio, bastante desapercibidas, no está de más abonarla para que las produzca. ¿Por qué? Porque no solo aprovechará ese abono para florecer, sino también para crecer y estar sana.

Por ello, se debe abonar con un abono para plantar con flor, teniendo presente que si está en maceta dicho abono será líquido para que la eficacia sea más rápida.

Cuidado con el exceso de riego

Si hay algo que teme la hiedra es tener las raíces encharcadas, es por eso por lo que no hay que regarla con frecuencia, y menos si está en un lugar donde suele llover con cierta regularidad. Por ello, habrá que regar solo cuando la tierra esté seca. Y en caso de duda, se puede comprobar la humedad de dicha tierra introduciendo un palito de madera: si ves que al sacarlo sale seco, entonces es que debes regar.

¿Cuándo florece la hiedra?

Las flores de la hiedra aparecen en verano

Puede pasar que por muchos cuidados que se le dé, la planta no florezca. El motivo de que este ocurra a veces es que, simplemente, no ha llegado la época de floración. Y es que para que produzca sus flores, no solo ha de estar bien (es decir, sana), sino que además es necesario que el verano esté por terminar, por la sencilla razón de que nuestra protagonista florece desde finales de dicha estación hasta el otoño.

Después, fructifica, y son esos frutos los que sirven de alimento a muchas aves durante la estación más fría del año. Por cierto, aprovecho para decir que es tóxica para los humanos si se come cruda (en los laboratorios en cambio se le extraen sustancias que pueden usarse para elaborar medicamentos para la tos o los espasmos, o que ayuden a expulsar secreciones de los bronquios).

¿Cómo son las flores de la hiedra?

Para terminar, debes saber que las flores de esta planta son pequeñas y aparecen en una inflorescencia de tipo corimbo. Cada una de ellas es de color verde, globular, y mide aproximadamente 0,5 centímetros de diámetro. La inflorescencia tiende a colgar un poco debido a la fuerza de la gravedad. Cuando se marchitan las flores y los frutos maduran todo el tallo floral se seca.

Y a ti, ¿qué te parecen las flores de la hiedra?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.