¿Cómo crear un bosque en miniatura?

Crea tu propio bosque

¿Eres de los que disfruta paseando por el bosque, escuchando el cantar de los pájaros o viéndolos revolotear entre los árboles? Si te encanta sentarte apoyando tu espalda en un tronco, al abrigo de una copa amplia y densa, ver cómo reaccionan las plantas al paso de las estaciones, … en definitiva, estar en contacto directo con la naturaleza, debes saber que puedes tener un jardín con aspecto forestal.

Por supuesto, hay que tener en cuenta varias cosas, ya que el espacio disponible será determinante a la hora de diseñarlo. Pero si quieres crear un bosque en miniatura, seguro que vas a disfrutar trabajándolo, y aún más cuando esté terminado 😉 .

No hay nada más hermoso que estar rodeado de plantas. Los beneficios que tienen para nosotros son muchos, ya que nos ayudan a reducir el estrés, nos permiten respirar aire puro, y además, al estar expuestos al Sol el cuerpo puede producir una cantidad óptima de vitamina D, sin la cual no podríamos tener los huesos fuertes ni una buena salud.

Si tenemos esto en cuenta, tendremos motivos para querer crear un pequeño bosque. Pero la pregunta es: ¿cómo?

Analiza tu suelo

Analiza tu tierra para saber qué plantar

Es lo primero que se ha de hacer. Es muy importante saber qué textura tiene; si es ácido, alcalino o neutro; qué tal es su drenaje; si es compacto o ligero… Recabar esta información te ahorrará dolores de cabeza, además de dinero, pues podrás elegir las plantas que mejor crecerán en estas condiciones.

Piensa que si plantas, por ejemplo, un arce japonés en tierra arcillosa, sufrirá de clorosis férrica. Asimismo, los suelos muy compactos y/o pesados podrían estrangular las raíces. Así pues, no dudes en estudiar la tierra que tienes, y toma medidas si es necesario.

Calcula el espacio que tienes disponible

Es posible tener un bosque en miniatura en un solar pequeño, pero solo si se tiene en cuenta en todo momento la superficie que hay disponible. Y es que aunque no lo parezca en un principio, en este tipo de jardines debe de haber cierto orden: no hay que plantar plantas sin ton ni son, poniéndolas allá donde quepan, no; lo que hay que hacer es plantarlas en áreas donde vayan a poder desarrollarse con normalidad, sin causar problemas ni molestias a las demás.

Por este motivo, hay que calcular cuántos metros hay disponibles, pues en función de eso podrás elegir qué tipo de árboles y plantas vas a adquirir. Para eso, y para que te sea más fácil, debes saber que más o menos se deben de plantar 4 árboles por cada 9 metros. Si va bien, en pocos años la copa de las plantas será tan densa que la luz del sol no podrá atravesarla, lo cual será perfecto para tu bosque, pues el suelo permanecerá más tiempo húmedo.

Elige los árboles

Elige bien los árboles de tu bosque

Imagen – Flickr/Elliott Brown

El siguiente paso es elegir los árboles que van a formar el bosque. Dependiendo del clima de la zona y de tu suelo, así como del espacio del que dispongas, podrás cultivar unos u otros. Por lo general, son muy recomendables las especies que no crecen mucho y/o que no tienen raíces invasivas, como los cítricos, los Prunus, el árbol del amor, o el cornejo florido.

Siempre que tengas dudas, te recomiendo echar un vistazo a los árboles que crecen en tu zona, pues esas serán las especies que mejor se te darán en tu jardín forestado.

Combina especies caducas con perennes

Una de las cosas más bonitas que tiene un bosque es la diversidad de plantas: las hay de hoja caduca y de hoja perenne, con flores vistosas y con otras que no lo son tanto. No dudes por lo tanto en plantar árboles caducifolios con otros de hoja perenne.

Tendrás sombra todo el año, y además la tierra se mantendrá sana, pues las hojas que caigan al descomponerse liberarán los nutrientes que se han usado para producirlas

Atrae a la fauna

Atrae abejas a tu bosque

Una vez tengas tus plantas en su sitio, es momento de hacer tu futuro bosque un lugar atractivo para los insectos, los pájaros, etc. Consigue o haz un hotel para insectos y colócalo en un rincón, o pon varios nidos de distintos tamaños y formas con bebederos y comederos al lado para que los pájaros se acerquen a ellos y los empiecen a utilizar.

Cuida tus plantas con productos orgánicos con el fin de evitar hacer daño a la vida que poco a poco irás teniendo en tu bosque.

Deja que el bosque surja de forma natural

Este es el paso más difícil. Dejar que la naturaleza siga su curso puede ser complicado. Hay que tener mucha paciencia y respetar el ciclo de las plantas, pues si no se hace así será complicado tener un bosque en tu solar.

Ojo, esto no quiere decir que no haya que hacer nada más una vez estén plantadas las plantas. Toca cuidarlas, y ello implicará eliminar las hierbas que estén creciendo a su lado, porque si no se quitaran, podrían asfixiarlas. Pero una vez que los árboles hayan alcanzado su tamaño definitivo, no será tan necesario eliminar la maleza, incluso se podría dejar para que se viera más natural.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior