¿Cómo cuidar cactus y otras suculentas en otoño e invierno?

Los cactus y crasas necesitan cuidados especiales en otoño e invierno

Con la llegada del frío las plantas suculentas empiezan a crecer cada vez menos. Las más delicadas, como los Adenium o los Pachypodium, se detienen casi por completo, y dedican su energía únicamente a mantenerse con vida. Por este motivo, los cuidados que le demos a partir de ahora han de ser diferentes a los que les dábamos en verano.

Y es que si no lo hiciéramos, el riesgo de que se pudriesen sería muy, muy alto. De hecho, es habitual que sea precisamente en esta época cuando son más vulnerables al exceso de agua y humedad, ya que suele ser cuando más llueve. Así pues, veamos cómo cuidar cactus y otras suculentas durante el otoño y el invierno.

Riega solo cuando la tierra esté seca

Los cactus se riegan poco en invierno

El exceso de agua es muy peligroso durante todo el año, pero más en otoño y en invierno ya que se juntan varios factores que hacen que las suculentas se vuelvan muy vulnerables a la pudrición, los cuales son:

  • Temperaturas bajas
  • Crecimiento más lento, o nulo
  • Lluvias
  • Y si vives en una isla o no muy lejos del mar, la humedad ambiental es más alta

A ello hay que sumarle que, si el sustrato o la tierra no drena bien el agua, las raíces pueden morir con facilidad, más si las tenemos en maceta con un plato debajo de la misma.

Por este motivo, es importante que se riegue únicamente cuando la tierra esté seca. Para saberlo con seguridad podremos usar un medidor de humedad el cual, al introducirlo en la misma, nos indicará si está aún húmeda o si por el contrario está seca. Además, solo se ha de hacer si no hay riesgo de heladas.

De todas formas, podremos reducir al mínimo el riesgo de pudrición si, además, las plantamos en tierra para suculentas de alta calidad, como esta, o si mezclamos turba con perlita a partes iguales.

Deja de abonar

Dado que los cactus y crasas no suelen crecer casi nada en otoño e invierno, no necesitan un aporte extra de nutrientes. Incluso me atrevería a decir que es contraproducente abonarlas en esas estaciones, puesto que para crecer es inevitable gastar energía, y eso puede debilitarlas en caso de que la temperatura bajara bruscamente.

Lo que sí que podría ser interesante, si están en el exterior, es echarles bioestimulante (como este) desde finales del verano hasta la llegada de los primeros fríos. Con esto se conseguiría aumentar -un poco- su resistencia a las bajas temperaturas. Eso sí, hay que echar la dosis que indique el envase, ni más ni menos, puesto que de lo contrario las raíces sufrirían daños.

Haz los trasplantes de urgencia en sitios protegidos

Las suculentas se pueden trasplantar de urgencia en otoño

Un trasplante de urgencia es aquel que se hace en un intento de salvar la planta. Suele ser porque ha recibido mucha más agua de la que necesita, aunque también podría ser porque tiene alguna plaga que podría haber llegado a las raíces. Este, a diferencia del trasplante por cambio de maceta, se hace en cualquier época del año; si bien se aconseja hacerlo también cuando las temperaturas son suaves, en primavera.

Y es que cuando se hace en otoño o en invierno es muy importante que se lleve la suculenta y todo lo que vayamos a necesitar para trasplantarla en un lugar protegido del frío y del viento. Después, hay que sacarla de la maceta para ver cómo están sus raíces. Si la tierra está muy húmeda, se envolverá con papel absorbente, y se dejará así hasta el día siguiente; y si sospechamos que tiene plagas, procederemos a limpiárselas con agua templada.

Lleva tus plantas suculentas a casa si hay heladas

No es buen momento para tener suculentas en agua ni tampoco expuestas al hielo ni la nieve. Si bien hay muchos cactus y crasas que soportan el frío y, también, las heladas, la mayoría de las variedades que se cultivan son sensibles a las bajas temperaturas. Por eso, en caso de duda lo más recomendable es llevar las plantas al interior del hogar o de un invernadero.

Y es que tanto el granizo como la nieve pueden hacerles mucho daño a las especies más delicadas, de modo que no está de más tomar medidas para que puedan sobrevivir al frío. Pero ojo, en casa hay que tenerlas en una habitación en la que entre mucha luz, y donde estén lejos del aire acondicionado.

No les quites las hojas secas a las crasas de tu jardín

Lo sé, pueden hacer que las plantas se vean feas, pero les sirven un poco de cortavientos y protegen los tallos y las hojas que queden sanas de las heladas. De ahí que no aconseje quitarlas hasta que no mejore el tiempo. Créeme, más vale tener paciencia y esperar, a quitarlas y dejarlas más expuestas a las bajas temperaturas.

Yo misma tengo una Euphorbia grantii ‘Rubra’, y cada invierno las hojas que están menos protegidas se secan y mueren tal y como puedes ver en estas imágenes:

Es una lástima, porque es una planta que crece mucho y muy bien en primavera y verano, pero si le quitase esas hojas secas seguro que perdería muchas ramas.

Cuidado con los caracoles y los hongos

Los caracoles se comen a los cactus y crasas que tenemos en el patio o jardín, especialmente si son pequeños. Por eso, tenemos que estar con ojo avizor durante la temporada de lluvias, pues es cuando están más activos. Usar repelentes será de mucha ayuda, puesto que evitará que les hagan daño.

Y con el exceso de agua también hay que tener cuidado, ya que favorece la aparición de hongos, independientemente de si las plantas están fuera o dentro de casa. Hay que controlar los riegos, y proteger de la lluvia a los cactus y crasas si se prevé que llueva durante varios días seguidos. En caso de que empiecen a ponerse blandas, o de que se cubran de moho gris o blanquecino, se deben tratar con fungicidas que lleven cobre.

Con estos consejos esperamos que tus plantas suculentas puedan superar mejor el otoño y el invierno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.