¿Cómo cuidar la dahlia blanca?

cuidados de la dahlia blanca

La dahlia blanca es una planta que pertenece a la familia de las asteráceas y tiene unas flores tremendamente apreciadas y valoradas por su belleza. Se utiliza tanto para decorar en exteriores como en interiores y tiene una historia ligada a la tradición, historia y cultura en México. Muchas personas se preguntan cuáles son los cuidados de esta planta.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son los cuidados de la dahlia blanca, sus características y aspectos a tener en cuenta para hacerla crecer correctamente.

Características y cultivo

flor dalia

Las dahlias son plantas bulbosas originarias de México que se pueden cultivar tanto en interior como en exterior. Pueden alcanzar una altura de un metro, pero las especies más pequeñas miden unos 30 cm de altura.

Sin embargo, es innegable que lo más llamativo de estas plantas son siempre sus flores, que florecen con la llegada del verano y perduran hasta los últimos meses del otoño. La dahlia blanca tiene flores muy grandes y de un color blanco intenso. Si el clima es muy caluroso, la dahlia puede florecer después del verano, cuando la temperatura es más suave y agradable para ella, es decir, ya en otoño.

Aunque toleran el frío, protégelas de las heladas nocturnas. Lo ideal es plantarlos primero en macetas y en un lugar protegido antes de trasplantarlos al jardín. El suelo debe ser fértil, rico en humus y bien drenado. Cavar un hoyo de unos 50 cm, con el punto de crecimiento del bulbo hacia arriba, cubrir con tierra y compost, agua, no encharcar. Una vez cada tres semanas es suficiente.

Se recomienda plantar bulbos de dalia en etapas desde febrero hasta finales de mayo. Así tendrás flores tanto en invierno como en verano. A finales de otoño, limpia y almacena los tubérculos en un lugar fresco y seco. Se conservarán hasta la primavera. Asegúrate de que los ojos de los tubérculos estén hacia arriba, no los riegues hasta que veas que comienzan a brotar, luego riega 3 veces por semana.

Cuidados de la dahlia blanca

flor de la dahlia

Iluminación y posicionamiento

Estas plantas necesitan lugares muy luminosos para crecer correctamente, sobre todo cuando queremos disfrutar de sus bonitas flores. Coloca la dalia en un lugar bien iluminado en el jardín, o si mantiene la dalia en el interior, junto a una ventana o punto de luz.

Debes colocar estas flores en semisombra, o al menos, donde estén protegidas de las influencias más fuertes y peligrosas, solo cuando el sol en tu zona sea muy intenso, que suele ser el mediodía.

Además, el viento puede hacer mucho daño a tus dahlias, por lo que es necesario encontrar un lugar para ellas lo más resguardado posible en este sentido. Si no puedes protegerlos de él, enseñarles es una muy buena idea.

Clima y suelo

Si bien son de clima templado y toleran bien el calor siempre que no estén expuestas a la luz solar directa durante unas horas, las flores de dahlia pueden tolerar temperaturas bastante bajas y heladas ligeras de hasta -5ºC. Sin embargo, situ zona se suele helar cada poco tiempo, es recomendable meterlas en el interior durante las noches más frías.

Cubre la base y los bulbos con un mantillo espeso, o quita los bulbos de dahlia si las temperaturas son muy frías. Siempre puedes guardarlas en un lugar protegido y seco para volver a plantarlas cuando haya pasado la helada.

A la dahlia blanca le gusta crecer en suelos ricos en materia orgánica. Como siempre, recomendamos utilizar fertilizantes orgánicos y ecológicos como el humus de lombriz, el compost y el bokashi. Ambos son fertilizantes muy ricos que mantendrán tus plantas libres de químicos sintéticos.

Para preparar el suelo, quita la tierra o el sustrato antes de plantar para aflojarlo y permitir el mejor drenaje posible. Dale fuerza con los fertilizantes que hemos mencionado. El abono se renueva cada invierno, con una pequeña dosis mensual durante los meses más cálidos. Después de plantar dalias, asegure la tierra sobre los bulbos y riegue.

Riego de la dahlia blanca

Esta planta es muy tolerante al calor, pero le gusta mucho si la regamos con frecuencia y abundantemente durante los días y estaciones más calurosas. Riega siempre la planta en el suelo y trata de no mojar sus hojas o flores para evitar problemas de exceso de humedad.

Riega las dalias con frecuencia durante los meses cálidos, pero ten en cuenta que los bulbos no toleran el encharcamiento o la humedad excesiva, por lo que es mejor regar con más frecuencia, pero con moderación, para evitar el encharcamiento.

Plagas, enfermedades y propagación de la dahlia blanca

dahlia blanca

Estas plantas no son particularmente susceptibles a ninguna plaga o enfermedad. En el mejor de los casos, los caracoles y las babosas pueden alimentarse de ellos, y tienes muchos remedios caseros y ecológicos a mano para eso, como servir cerveza en un plato o en un tazón.

En este punto, sabremos cómo reproducir nuestra dahlia. Sabemos que la mejor época del año para plantar dalias es la primavera. Ahora, para propagarla, lo haremos por el método de división de tubérculos. Para esto necesitamos el bulbo de la dahlia, pero lo más importante, la intersección del tallo con el bulbo relacionado. A partir de aquí todo lo que tenemos que hacer es plantarlo.

Cabe señalar que las dahlias se marchitarán antes del otoño, por lo que si quieres que resistan nuestra prueba, lo mejor es recolectar los tubérculos y almacenarlos en un lugar fresco, ligeramente húmedo y protegido de la luz.

Para prolongar la floración se debe realizar una técnica llamada tiara de flores. Esta técnica no se puede hacer en todas las plantas, pero podemos conseguir alargar el periodo de floración de plantas como las dahlias.

Las flores no tienen cabeza y, como sugiere su nombre, consisten en un tallo que corta el capullo para producir la semilla. De esta forma, la planta no gasta tanta energía produciendo estas semillas y ayuda a crear nuevos botones florales para que la floración dure más. Eso sí, en el momento en que empiece a bajar la temperatura, hagamos lo que hagamos con la inflorescencia, la planta no volverá a florecer.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo cuidar la dahlia blanca y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.