Cómo cuidar la flor capuchina

La flor capuchina posee muchas propiedades

¿Alguna vez habéis oído hablar de la flor capuchina? Esta no es sólo una preciosa planta para decorar el hogar, si no que posee muchos beneficios para nosotros. De hecho, en algunos países es un ingrediente bastante habitual para preparar platos culinarios. Puede que os resulte interesante averiguar cómo cuidar la flor capuchina, si es que tenéis pensamientos de cultivarla.

Antes de explicar los cuidados que requiere este vegetal, vamos a hablar un poco sobre qué es esta flor, cuáles son sus propiedades y cómo se utiliza en la cocina. Si os animáis podéis probarla algún día en ensalada o en sopa, quizá descubráis así vuestro nuevo ingrediente favorito.

¿Qué significa la flor capuchina?

La flor capuchina se utiliza en la gastronomía

La flor capuchina, también conocida como taco de reina o mastuerzo, tiene su origen en Sudamérica, concretamente en la región de los Andes. Fue introducida en Europa en el siglo XVII y su cultivo aquí se extendió muy rápidamente, sobre todo como planta ornamental. Sin embargo, en algunos países como Chile o México, es bastante habitual consumir este vegetal como alimento. Su nombre científico, Tropaeolum majus, proviene del griego y significa «pequeño trofeo». Este nombre le viene al pelo, ya que dispone de flores y de hojas cuando muchas otras plantas carecen de ellas.

El cultivo de la flor capuchina es muy sencillo. Se adapta a casi cualquier tipo de suelo y en maceta no requiere unos cuidados excesivos. Esta planta florece durante la primavera y durante todo el verano, siendo la mejor época de siembra a finales de primavera. En cuanto al riego, los mejor es hacerlo en pequeñas cantidades y evitar que se llegue a encharcar demasiado.

Hay que destacar que la flor capuchina se puede utilizar para tratamientos capilares y para la piel. Además, posee una serie de propiedades beneficiosas para nosotros. Vamos a enlistar algunas a continuación:

  • Antibióticas (es efectiva contra un número elevado de gérmenes, como los estafilococos, los estreptococos y la salmonella)
  • Antiescorbúticas
  • Aperitivas
  • Balsámicas
  • Desinfectantes (para infecciones agudas de los bronquios y de las vías urinarias)
  • Desinflamante bucal
  • Expectorantes

Gastronomía

Como ya hemos mencionado anteriormente, la flor capuchina se utiliza en algunos países como alimento. Este vegetal comenzó a usarse en la cocina desde la antigüedad debido a su sabor un poco picante, similar a la pimienta. Habitualmente se emplea la planta entera en algunos tipos de ensalada y suele combinarse exquisitamente con perejil, cebollín y estragón.

Flores de Capuchina
Artículo relacionado:
Plantas comestibles: Capuchina

En el caso de que queramos usar sólo los frutos, podemos crear un buen aperitivo con ellos macerados en vinagre y sal. Eso sí, es importante que estén sin madurar. Otra parte de este vegetal que se puede hacer servir a nivel culinario son las hojas, que normalmente se añadan a sopas para otorgarles un sabor agradable. También tenemos la opción de usar únicamente los pétalos de la flor capuchina. Es ahí donde se concentra el sabor algo picante que caracteriza tanto a este vegetal. Se pueden usar crudos en ensaladas y mousses. Si rellenamos las flores con queso, cebollín, sal y pimienta quedan realmente deliciosas.

Descripción de la flor capuchino

Ya sabemos qué propiedades tiene la flor capuchina y cómo se prepara en la concia. ¿Pero qué aspecto tiene? Se trata de una planta herbácea anual que puede llegar a ser perenne si las temperaturas se mantienen cálidas durante todo el año. Su crecimiento es rastrero, pero también puede trepar. Posee unas hojas redondeadas y carnosas que están divididas en segmentos.

Al igual que las hojas, los frutos también son carnosos y verdes. Una vez que maduran, adoptan un color marrón claro y pueden llegar a medir hasta doce milímetros de ancho. Cada flor puede llegar a dar hasta tres frutos provenientes de una única semilla. Hablando de las flores, estas suelen ser de color rojo o naranja y con forma de trompeta. Son realmente muy llamativas y embellecen cualquier entorno.

¿Cómo se cuida la capuchina?

La flor capuchina es fácil de cuidar y de mantener

Ahora vamos a comentar lo que realmente nos interesa: Cómo cuidar la flor capuchina. Es una tarea realmente sencilla. Puede encontrarse a pleno sol o a media sombre, pero cuidado, un exceso de sombra inhibe la floración mientras que un exceso de sol puede llegar a agostar la planta, especialmente en climas secos. Se trata de un vegetal muy resistente al frío. Sin embargo, no soporta bien las heladas.

Cabe destacar que se adapta bien a casi todos los tipos de suelo. Sí que es importante que el drenaje sea bueno y evitar encharcamientos para que no se pudran las raíces. En cuanto al abonado, este se debe realizar con productos con muchos fósforo pero pobres en nitrógeno.

Como podéis ver, cultivar y mantener esta planta no tiene mucho misterio. Ahora que ya sabéis cómo cuidar la flor capuchina, podéis probarlo vosotros mismo e incluso usarla en algún plato que preparéis en la cocina. Si queréis, contadnos vuestra experiencia en los comentarios.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.